Eduardo Galeano: Biografía, frases, libros, muerte y mucho mas

América Latina tiene una deuda con este escritor y periodista uruguayo, Eduardo Galeano, quien desnudó esta parte del mundo con su libro “Las Venas abiertas de América Latina”.

eduardo-galeano-01

Abrió los ojos y las mentes de muchas generaciones, para bien o para mal, lo importante fue develar su origen y desarrollo, desde su punto de vista. Fue un destacado y valioso escritor de la literatura latinoamericana.

Biografía

Registrado bajo el nombre de Eduardo Germán María Hughes Galeano, el 3 de septiembre de  1940, en Montevideo, Uruguay, país de América del Sur. Proviene de una familia de clase alta, con raíces profundamente católicas. Sus padres fueron Eduardo Hughes Roosen y Licia Esther Galeano Muñoz.

Aunque no tenía apuros económicos, Eduardo siempre trabajó desde temprana edad. Desempeñó oficios como mensajero, obrero, pintor de carteles, dibujante, mecanógrafo y cajero, entre otros. Pero su inclinación ya se despejaba en forma clara, le gustaba la comunicación con la gente, expresar sus pensamientos y emociones.

A comienzos de 1985, Galeano regresó a Montevideo cuando se produjo la democratización. Tras la victoria de Tabaré Vázquez y la alianza Broad Front, en las elecciones uruguayas de 2004 que marcaron el primer gobierno de izquierda en la historia uruguaya, Galeano escribió una pieza para The Progressive titulada “Donde la gente votó contra el miedo”, en la que Galeano mostró su apoyo al nuevo gobierno.

Y concluyó que la población uruguaya usaba el “sentido común” y que estaban “cansados ​​de ser engañados”, por los partidos tradicionales de Colorado y Blanco.  Tras la creación de TeleSUR, una estación de televisión pan-latinoamericana con sede en Caracas, Venezuela, en 2005, Galeano,  junto con otros intelectuales de izquierda como Tariq Ali y Adolfo Pérez Esquivel se unieron al comité asesor de 36 miembros de la red.

El 10 de febrero de 2007, Galeano se sometió a una operación exitosa para tratar el cáncer de pulmón. Durante una entrevista con la periodista Amy Goodman, después de la elección de Barack Obama como presidente de los Estados Unidos en noviembre de 2008, Galeano dijo:

“La Casa Blanca será la casa de Barack Obama en el futuro, pero esta casa blanca fue construida por esclavos negros. Me gustaría, espero, que él nunca, nunca olvide esto “.  En la sesión inaugural del 17 de abril de 2009, de la V Cumbre de las Américas celebrada en Puerto España, Trinidad y Tobago, el presidente venezolano Hugo Chávez entregó una copia en español de las Venas Abiertas de América de Galeano, al presidente de los E.E. UU., Barack Obama. su primera visita diplomática a la región

Vida amorosa y matrimonial

Casado tres veces. Eduardo Galeano contrajo por primera vez matrimonio con Silvia Brando, con la que tuvo una hija, llamada Verónica Hughes Brando. El segundo fue con Graciela Berro Rovira, de esta unión nacieron dos hijos, Florencia y Claudio Hughes Berro.

Helena Villagra fue la tercera y última esposa de Eduardo, quien lo acompañó desde 1976, por 40 años y cuya hija, Mariana, la asumió como propia Eduardo Galeano, a quien llamó la “pulga” en algunos de sus libros.

Vida profesional

Elaboró una caricatura de tinte político y la vendió a “El Sol”, semanario del Partido Socialista. Quedó fijo en la sección y siguió publicando, con apenas 14 años de edad, caricaturas y dibujos políticos, bajo el pseudónimo de Gius.

Avanzó a pasos agigantados hasta llegar a ser Jefe de redacción del Semanario “Marcha”, fundado por el que consideró su padre periodístico, Carlos Quijano, en 1960. Luego fue director del Diario “Época”, en el año de 1964, diario de tendencia izquierdista independiente.

Exilio y regreso

Eduardo Galeano inició su carrera periodística en Montevideo, hasta que tuvo que exiliarse a Argentina en el año 1973. Durante el golpe de estado ese mismo año, Eduardo Galeano fue encarcelado y se vio obligado a emigrar hacia ese país.

En Argentina fundó su propia revista llamada “Crisis”, para más adelante mudarse a España, también en condición de exilio, por estar en la lista de condenados de la dictadura militar, de Jorge Rafael Videla, en el año de 1976. (Ver artículo: Salvador Allende)

Al ganar Julio María Sanguinetti la presidencia de Uruguay, por vía democrática, en 1985, Eduardo Galeano regresó fundando y dirigiendo su propia editorial, a la que llamó “El Chanchito”, igualmente publicaba semanalmente una columna en el diario “La Jornada”, de origen mexicano.

eduardo-galeano-02
Juventud

Conjuntamente con Mario Benedetti, Hugo Alfaro y otros periodistas y escritores que habían trabajado con él, fundaron “La Brecha”, semanario político que sustituyó a “La Marcha”, luego del fallecimiento de Carlos Quijano.

Galeano se opuso férreamente a la Ley de caducidad de la pretensión punitiva del Estado, promulgada en 1986, que exoneraba de culpas a los responsables de los crímenes cometidos por militares y policías, hasta el 1° de Marzo de 1985, durante la dictadura de los años comprendidos entre 1973 y 1985.

Integró entonces la Comisión Nacional Pro Referéndum, entre los años 1987 y 1989, con el fin de revocarla.

Sus actividades políticas no fueron impedimento para seguir escribiendo novelas, al contrario, el desarrollo y curso de la realidad social, política y económica de su país, así como los demás de América Latina, lo motivaban a seguirlo haciendo.

Se unió a figuras de gran renombre internacional, como Gabriel García Márquez, Ernesto Sábato, Mario Benedetti, Thiago de Mello y Carlos Monsiváis,  para abogar por la soberanía de Puerto Rico. Además sus firmas fueron estampadas en la declaración de la independencia de ese país.

eduardo-galeano-03

Libros de Eduardo Galeano

Eduardo Galeano fue un escritor prolífico.  Empezó a escribir y producir obras de alto contenido literario, desde el año de 1963 hasta su muerte en 2015. Luego de fallecer se publicaron otras obras inéditas, años 2016 y 2017.

Los días siguientes (1962); China: Crónica de un desafío (1964); Los fantasmas del día del león y otros relatos (1967); Guatemala: clave de Latinoamérica (1967); Reportajes: Tierras de Latinoamérica, otros puntos cardinales y algo más (1967); Siete imágenes de Bolivia (1971); Crónicas latinoamericanas (1972); Vagabundo (1973); Conversaciones con Raimon (1977); Días y noches de amor y de guerra (1978).

Años 80, 90 y más

La piedra que arde (1980); Voces de nuestro tiempo (1981); Contraseña (1985); Aventuras de los jóvenes dioses (1986); Entrevistas y artículos (1962-1987); Nosotros decimos no: Crónicas 1963-1988 (1989); Amares: Antología de relatos (1993); Las palabras andantes (1993); Úselo y tírelo (1994); Las aventuras de los dioses (1995); El tigre azul y otros relatos (1995);  Carta al ciudadano 6000 (1999); Bocas del tiempo (2004); El viaje (2006); Carta al señor futuro (2007).

eduardo-galeano-04

Veamos pequeños resúmenes de algunos de sus libros más leídos y famosos:

La canción de nosotros

Ya en 1975 estaba cosechando triunfos con sus novelas escritas, igualmente de contenido político y social. “La canción de nosotros”, novela que obtuvo el premio Casa de las Américas, trataba sobre la lucha armada y la relación entre los sectores culturales más populares, con la pequeña burguesía de tendencia izquierdista.

Este premio también lo recibió en 1978, por su crónica novelada  “Días y noches de amor y de guerra”, referida a las dictaduras de Argentina y Uruguay, pero sin desligarse del resto de la realidad latinoamericana.

Basa su testimonio en el viacrucis de un periodista, que le tocó vivir bajo un régimen militar y paramilitar, violento y atroz, que se ensañaba contra los detractores u opositores al mismo.

Advierte Galeano, en su primera página de estas crónicas, que todo lo que está escrito ocurrió en realidad, grabado en su memoria, con cambios en algunos nombres y suavizando algunos relatos crueles, para no caer en amarillismos y auto compasión.

El Libro de los abrazos

Consta de breves relatos con ilustraciones, tocando temas de religión, política, cultura, sociedad, varios tópicos, sin una trama específica, ni conexión entre todos los temas. Escrito y publicado en 1989.

Fundamentalmente se trata de vivencias del autor, basadas en sus memorias, dejando diversas reflexiones, testimonios y anécdotas que sirvieron para darle sentido a su presente, recreando el pasado.

Citando alguno de los textos que se incluyen en este libro, está el de “Celebración de la Amistad/1”, en el que hace referencia a las distintas maneras de saludar en Caracas y en La Habana, cómo llamaban a un “amigo”. Expone el relato contando una anécdota de Mario Benedetti, cuando fue ayudado por una “llave”, para que no lo arrestaran en tiempos de dictadura en Argentina, donde cinco amigos le prestaron ayuda y lo refugiaron.

Es un libro de fácil lectura, de bolsillo o de cartera, que bien vale la pena leer a diario, son cuentos cortos pero que dejan una enseñanza para siempre.

eduardo-galeano-24

Patas Arriba

Este libro tiene dos versiones, una “Patas arriba: escuela del mundo al revés”  publicada en 1998 y muestra el lado sarcástico y satírico de Eduardo Galeano y otra, “Patas arriba: la historia del mundo al revés” de 1999. En él se cruzan la poesía, el ensayo, la narrativa y hace una cronología de la sociedad, para mostrarnos la miseria contemporánea.

Nos quiere demostrar que el mundo está al revés, que los humanos actúan de forma ilógica, hasta siguiendo la lógica animal, lo hacen incorrectamente. Usa el personaje de Alicia, del cuento de “Alicia en el país de las maravillas”, hace una comparación de cuando para ver y conocer el mundo al revés, Alicia cruzó un espejo, hace más de 130 años.

Ahora, dice, si reviviera, no necesitaría el espejo, sólo bastaría con asomarse a la ventana y lo conocería igual, con la izquierda a la derecha, lo de arriba hacia abajo, el ombligo en la espalda, es decir, todo fuera de orden y control.

Podría decirse que es una guía de las cosas que no deben ser, ni se deben hacer, las barbaridades que cometemos y somos capaces de cometer los seres humanos. Hace una conclusión bárbara, al decir que los criminales nunca pisarán una cárcel ya que ellos tienen las llaves.

eduardo-galeano-05

Cito algo más grave aún, “…nunca nadie en la historia de América Latina ha sido obligado a devolver el dinero que robó”, aludiendo a que los políticos corruptos, sin escrúpulos, son premiados por seguir los juegos de un sistema, igual de corrupto, que aplaude el “éxito” justificando los medios, por muy sucios que sean.

Las sociedades grandes han ido devorándose a las más pequeñas, aplica igual para los países grandes, empresas grandes. Critica la hipocresía, la impunidad, el narcotráfico, injusticia social, corrupción, racismo, en fin, todo lo que está mal y se está haciendo. (Ver artículo: Martin Luther King)

Interesantes paradojas las que Galeano nos relata en este libro, expone que los países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Rusia, son los más grandes vendedores de armas y a la vez están encargados de la paz mundial ¿?. ¿Cómo se explica eso?. Los pobres gracias a su pobreza van presos, pero los responsables de que sean pobres, nunca serán encarcelados.

Sólo los pobres van presos, si se cae un edificio sin cimientos seguros, un puente recién inaugurado o un banco recién vaciado, nunca los dueños y encargados de construirlos. La violencia genera más violencia, pero la industria está encargada de venderla como espectáculo y objeto de consumo, que por cierto, genera muchas ganancias.

Aparece una cita de Al Capone, en la que se refiere a la pérdida de valores, de la sustitución de la ley por la corrupción, en fin, esto hace ver que definitivamente la sociedad está toda al revés.

https://youtu.be/5lzl1wGLmJw?t=20

Mujeres

Eduardo Galeano nos presenta una interesante colección de obras literarias, referidas principal y especialmente a la mujer. Cada una de ellas con un fin u objetivo definido en la vida, narra el comportamiento y acciones cometidas para lograrlo. Mujeres famosas o no, lo importante es resaltar su valor e intensidad en la manera de vivir y festejar.

Estaba bastante delicado de salud cuando empezó a escribir esta antología, pero no desmayó hasta terminarla, con el deseo de que la publicaran después de su muerte y no le molestaran ni preguntaran nada.

Rinde honor a Rosa Luxemburgo,  Rigoberta Menchú, Marilyn Monroe, Rita Hayworth, a las prostitutas mexicanas anónimas, que como castigo a los soldados que reprimieron a su pueblo, durante la revolución, se negaron a complacerlos en un prostíbulo de la Patagonia argentina.

eduardo-galeano-06
Galeano y Rigoberta Menchu

Espejos: una historia casi universal

Este libro es un inventario de la humanidad. Se pasea desde el origen hasta nuestros días, con vivencias de personas anónimas, bien sea en el deporte, la música, los hambrientos y desamparados, que nunca tuvieron ni tendrán protagonismo en portadas de revistas, ni noticieros de televisión.

Por tal razón, hay títulos como “La Resurrección de Jesús”, “Las edades de Juana La Loca”, “Los derechos civiles en el fútbol” y otros por el estilo. Entremezcla situaciones de poder en forma irónica, con humor y a la vez con denuncia, de una manera sencilla. Fue escrito en el 2008.

Ejemplos de esta variedad de temas, universales, completos, está el hecho de que habla sobre la pintura de las cavernas, haciéndose, muy particular en él, preguntas de su orígen, los motivos, cómo las hicieron, podrán imaginar el mundo de interrogantes que pudieron salir de su cerebro.

Escribe sobre Tesla, Marie Curie, Alva Edison y más. Otro ejemplo, con sátira y humor, pregunta, refiriéndose a la teoría de Charles Darwin: ¿usted desciende del mono por su abuelo o por su abuela?. Este tipo de cosas que causan risa, extrañeza, pero sobre todo abre la imaginación, nos lleva a la reflexión.

Y así, por este estilo, se van desarrollando infinidad de temas que no aburren, cada vez quieres leer más y saber más.

eduardo-galeano-07

Los hijos de los días

Es como un calendario, muy original, de los días del año, uno a uno. Hace una compilación de 366 historias, una por día del año, en la que se suceden historias de personajes famosos o anónimos, hechos relevantes y otros no tanto en diferentes partes y épocas de la humanidad. Algunos de los títulos por día son:

¿Sabía usted que…

…Aristóteles escribió sobre la mujer que es “un hombre incompleto” y Santo Tomás de Aquino, que es “un error de la naturaleza”?

…hasta 1990 la homosexualidad fue una enfermedad mental, según la Organización Mundial de la Salud?

…al entierro de Karl Marx acudieron sólo once personas, contando al enterrador?
…hasta el año
2008 Nelson Mandela integró la lista de terroristas peligrosos para la seguridad de los Estados Unidos?

Y así por el resto de los días del año, siendo una lectura fácil, divertida y educativa al mismo tiempo. Escrita y publicada en el año 2011.

eduardo-galeano-08
Nelson Mandela

Memoria del Fuego

Trilogía escrita por Eduardo Galeano entre los años 1982 y 1986. Resume una importante cronología del nacimiento, desarrollo y la actualidad en que vive la América Latina. Destaca hechos históricos, leyendas, escritos en forma de relatos, fáciles de comprender, que representan un ejemplo del vivir del latinoamericano común, su verbo, sus culturas y tradiciones.

Contienen referencias y citas de textos de historia académicos, casi todos en prosa, e incluso algunos en prosa poética. El escritor se separa de la imparcialidad, quiere que se logre la empatía del lector latinoamericano con el drama de América, que lo sienta, lo viva y lo critique.

Enfocado a que no sea un lector sumiso, al contrario, se identifique con el dolor y la opresión a la que está sometido el pobre, el negro, indio o cualquier otra raza, que los opresores quieran minimizar.

División del libro

Los tres tomos o títulos son, en orden cronológico: “Los nacimientos: desde la creación del mundo hasta el siglo XVII” (1982); “Las caras y las máscaras: siglos XVIII y XIX” (1984); “El siglo del viento: Siglo XX” (1986).

Presentan estos tomos la misma estructura, con datos históricos medianamente comprobados y otros derivados de mitos y leyendas, que vienen de generación en generación.

Los nacimientos

Por ejemplo, en el primer tomo, narra los mitos que se conocen en cuanto al nacimiento de los pueblos precolombinos, incluidas ilustraciones con leyendas mitológicas. Nos repasa desde el orígen del sol, la luna, los ríos, animales, todo desde la perspectiva del indígena americano.

Muestra otra visión del descubrimiento de América y termina en el año 1700. Relata la opresión y el exterminio de nuestros indígenas desde la óptica de los dos protagonistas, el oprimido y el opresor, utilizando las creencias, las justificaciones, los objetivos de ambos bandos, para llegar a concluir que América Latina no merecía ser explotada ni antes, ni ahora ni después.

eduardo-galeano-09

Las caras y las máscaras

El segundo tomo, “Las caras y las máscaras”, revela cuando América Latina se da cuenta de todos los recursos que posee, pero aún así tiene que seguir bajo el control de los españoles y portugueses.

De cuando el oro y la plata dejaron de ser importantes, ahora querían la azúcar, el tabaco, caucho, cobre, no había manera de poner fin al saqueo, con los daños que eso generaba.

El siglo del viento

Tercer y último tomo de la trilogía, en el que nos asoma al siglo XX, donde las compañías extranjeras mantienen dominadas a las nativas, valiéndose de acusaciones y componendas, contra los gobernantes que no se adapten a su sistema, llegando a derrocar gobiernos y comprar milicias enteras.

Esta trilogía fue premiada por el Ministerio de Cultura de Uruguay y por la Universidad de Washington, con la distinción “American Book Award”.

eduardo-galeano-10
La pluma de la crítica

Ser como ellos y otros artículos

Recoge una selección de artículos del autor, publicados entre 1989 y 1992. En este ensayo habla sobre política, fútbol, culturas latinas, revolución cubana, el “socialismo real”, impunidad, derecho a la alegría, la imposibilidad que nos han impuesto para crear, sólo nos dejan imitar, a través de un patrón o modo de vida idealizado. Nos “vendieron” la idea de que el desarrollo se basa en lo material, las cosas y no en lo espiritual, lo humano.

Según esta teoría, la historia americana debía ser borrada. No tener memoria de lo que fuimos, tenemos que ser “como ellos”, lo que dictan que es bueno para lograr serlo y así el Tercer Mundo cambiará a Primer Mundo, todos ricos, cultos y felices. Es la injusticia la protagonista en la búsqueda de esta realización.

Se hace la interrogante ¿Queremos ser como ellos?. Comparaba a la sociedad con un hormiguero, habían más hormigas reinas que hormigas obreras. Estaba “bien organizado”, con las diferencias bien marcadas. Las reinas volaban y podían hacer el amor, las obreras no vuelan, tampoco aman, sólo trabajan para las reinas. Había otro grupo, las hormigas policías, vigilaban a ambas, las reinas y las obreras.

Los pobres más pobres o eliminados, militares con más y mejor poder, con armas cada vez más numerosas y poderosas, para limitar las conductas o reacciones “inapropiadas”.

Cita a John Lennon en este libro, con la frase “La vida es algo que ocurre mientras uno está ocupado haciendo otras cosas”. Muy acertado, ya no se trabaja para vivir, ahora es lo contrario, se vive para trabajar. Unos más y otros menos, pero con el mismo fin, aumentar el consumo, según el grado de necesidad.

El cazador de historias

Obra escrita por Eduardo Galeano un año antes de morir. Publicada por Editorial Siglo XXI en el año 2016. Eduardo Galeano se convierte en un cazador que sale a la nueva sociedad, catalogada como una jungla. “El siglo XXI no está resultando ser un gran siglo…” extraordinaria frase colocada en la contratapa del libro.

Está llena de protagonistas como la intolerancia, la degradación humana, la barbarie, que se cruzan con aquellas otras como la esperanza, la honestidad, el amor propio, haciendo desempolvar esa especie de heroísmo que espera renacer lo bueno, revivir las esperanzas.

Como pocas veces lo había hecho, Galeano cuenta sobre su infancia, juventud, viajes por América Latina, sus ídolos, guías y los pensamientos muy personales sobre la muerte. Se pregunta qué vendrá ahora, qué necesidades e inquietudes se presentarán a la hora de la muerte.

Dividido en cuatro secciones, “Molinos de tiempo”, “Los cuentos cuentan”, “Prontuario” y “Quise, quiero, quisiera”, desarrollando en cada una de ellas los temas conocidos, en prosa, algunas, las vivencias, anécdotas referidas a sus obras anteriores y otros no tan conocidos. No deja de tocar el tema del fútbol, su pasión, la guerra y la paz, el placer y el amor.

Está traducido al inglés, portugués y chino. Hay colegas que lo consideran como un testamento, sin saber a ciencia cierta si hay algunos otros textos inéditos del escritor.

eduardo-galeano-11

Las Venas abiertas de América Latina

Atención importante merece este libro, conocido por casi toda América, leída por estudiantes, políticos, estadistas, en fin, valiosa lectura que no podemos obviar ni dejar de leer y analizar.

Fue el libro más vendido por la Editorial Siglo XXI. Sólo hasta el año 2006 se había editado 77 veces. Para ser de corte histórico, es un récord de ventas y lectura. Por internet se puede leer en forma gratuita, lo que imposibilita conocer el número exacto de lectores.

Este ensayo del año 1971, con crónicas, narraciones e ilustraciones, tiene vigencia en generaciones actuales, el modo que describió a América y la visión futurista y realista que le atribuyó, lo hacen merecedor de halagos y respetos por parte de todos los americanos.

Comienza la lectura sin ambages ni rodeos. Narra las atrocidades cometidas por los españoles, cuando se vivió el proceso de descubrimiento y colonización de América.

Siente Galeano que América Latina está condenada a sufrir, pero se pregunta ¿por qué o por culpa de quiénes?. Primero llegaron los colonialistas, después los imperialistas, desde el siglo XX hasta nuestros días. ¿Hay posibilidad de que lo que ha hecho el hombre para destruirla, pueda deshacerlo y rescatarla?

Estas y otras interrogantes forman parte de este libro, con el fin de despertar en cada uno de nosotros el amor,  el sentido de identidad con nuestras tierras, nuestras culturas y riquezas.

eduardo-galeano-25

¿Quién dice la verdad?

Quiere con este libro, desenmascarar las historias contadas, desde un solo lado del cuento, los vencedores y colonizadores, para que conozcan quiénes estaban aquí, en nuestras tierras, quiénes éramos en realidad y lo que pudimos o podemos aún, llegar a ser. ¿Por qué asesinaron a nuestros antepasados?, ¿qué hemos hecho para resarcir tan dolorosos daños?

Consta de dos partes: una llamada “La pobreza del hombre como resultado de la riqueza de la tierra” y la otra “El desarrollo es un viaje con más náufragos que navegantes”. La primera parte se subdivide en:

“Fiebre del oro, fiebre de la plata” donde explica la obsesiva atracción de Cristóbal Colón y acompañantes, desatando una lucha feroz entre los habitantes y los visitantes, hasta que agotaron estos metales o hicieron perder el valor de los mismos.

“El Rey Azúcar y otros monarcas agrícolas”, habla sobre la intervención extranjera en nuestros países, usurpando las propiedades y recursos de numerosas regiones, a través de muchos años, como Cuba (azúcar), Brasil (caucho), Ecuador y Colombia (bananas), entre otros.

“Las fuentes subterráneas del poder”. Toca el tema de las riquezas de nuestro subsuelo y las atrocidades que se cometieron y siguen cometiendo, para apoderarse de ellas.

eduardo-galeano-12
Conquista de América

En la segunda parte están:

“Historia de la muerte temprana”, datos históricos de América Latina, sus conquistas y derrotas, los avatares de todos los tiempos.

“La estructura contemporánea del despojo”. Describe la continuación del saqueo, esta vez menos directo pero con iguales o peores consecuencias.

Contexto histórico

Este libro fue publicado en 1971, a doce años de la instauración de la revolución cubana, justo cuando en el continente se vivían fuertes movimientos para conquistar la libertad. Cinco años después, en Argentina, la dictadura toma su papel protagónico, con el Proceso de Reorganización Nacional, que derrocó a María Martínez de Perón.

En Chile, los militares toman el poder, bombardeando el Palacio Presidencial; Ecuador para 1972 sufría un golpe de Estado; Guatemala vivía el terror de la dictadura.

Nicaragua con “Tachito” Somoza; Stroessner en Panamá; Joaquín Balaguer en República Dominicana y a dos años de la publicación, Uruguay, país natal de Galeano, también sucumbe en dictadura.

eduardo-galeano-13
Lingotes de oro

Detractores del libro

La obra de eduardo galeano despues que fue publicada y llevada al fue mercado a  fue censurada en varios países de América Latina, Chile, Argentina y Uruguay, durante varios años, alegando que era una “biblia” de la izquierda activa en ese momento. Siete años después de su publicación, Eduardo llama la atención sobre las críticas recibidas, haciendo ver que a pesar de ellas y las censuras recibidas, Latinoamérica no había mejorado, no había progresado.

Para él América Latina y el mundo entero estaba pidiendo a gritos un cambio. Criticaba al sistema vigente que estaba organizado en contra de la gente.

Le reclaman los detractores del libro, que el escritor sólo se enfocó en resaltar y condenar las injusticias cometidas por los españoles, pero no criticó la pasividad con la que nuestros indígenas, junto a sus líderes, las recibieron.

Estilo de Galeano

La pluma y estilo de Eduardo Galeano era principalmente coloquial. Parecía que hablara o leyera en voz alta cuando escribía, con la característica del tono cálido y pausado, reflejaba una intimidad con el lector y el oyente.

Su narrativa inclinada siempre hacia la reflexión, hacia el rechazo a la pobreza, a la humillación y la miseria, combinan géneros ortodoxos, documentales, de análisis políticos e históricos, ficción y periodismo.

Se dice que cuando leía en público, era cuando más se apreciaba este maravilloso estilo de lectura y exposición por parte del escritor. Sumado a esta cualidad estaba la sensibilidad, que imprimía en sus temas, sus libros, la facilidad de intervenir en la realidad, retrataba con mucha agudeza la sociedad latinoamericana contemporánea, hurgando en sus lacras, sus miedos, sus fantasmas.

Galeano se considera figura clave y parte importante de la cultura latinoamericana del final del último siglo.

eduardo-galeano-14
Honoris Causa. México

Premios y Reconocimientos

Reconocido y admirado por muchos, Galeano recibió distinciones y premios importantes a lo largo de su carrera como escritor, la cual comenzó de muy joven, con apenas 23 años de edad.

Curiosamente, tal cualidad y calidad de su pluma, empezó a conocer los laureles del éxito a partir del año 2001, es decir, casi 40 años desde que se inició, a excepción de unos premios recibidos en los años 80 y 90.

Recibió varios premios dedicados a su exquisita literatura y al aporte a la investigación. El premio Stig Dagerman (2010), galardón literario otorgado en Suecia, se pudiera decir que es uno de los más valiosos que recibió Galeano.

El Jurado en esa ocasión determinó que Eduardo Galeano merecía el galardón por estar “…siempre y de forma inquebrantable del lado de los condenados”, “…por escuchar y transmitir su testimonio mediante la poesía, el periodismo, la prosa y el activismo…”.

eduardo-galeano-15

Premios y galardones recibidos:

Premio “Casa de las Américas”. (1975 y 1978).

American Book Award (1989). Washington. Estados Unidos.

Premio para la Libertad Cultural (1999). Fundación Lanna. Estados Unidos.

Doctorado Honoris Causa de la Universidad de El Salvador (2005).

Doctorado Honoris Causa de la Universidad Veracruzana, México (2007).

Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina  (2008).

Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes en Madrid (2009).

Profesorado Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires (2009).
Premio Stig Dagerman.  Suecia (2010).
Doctorado Honoris Causa de la Universidad de La Habana. (2011).
Medalla Bi-100 (2011)
Medalla Bi-200 (2011)
Premio Casa de las Américas. (2011)
Distinción Deodoro Roca de la Federación Universitaria de Buenos Aires,  “Por ser un ejemplo para la juventud latinoamericana”. (2011).
Premio Alba de las letras. (2013)
Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Guadalajara, México. 2013. (Redacción El Intransigente).
eduardo-galeano-16

Eduardo Galeano y el fútbol

Aparte de ser un extraordinario escritor, literario y periodista, Eduardo Galeano fue un apasionado del fútbol. Tanto como para escribir sobre este deporte, que tanto hace vibrar a los ciudadanos del mundo, deportistas o no, aficionados o no, tiene un poder que ejerce y mueve masas, a gran escala.

Todos sabemos algo de fútbol, no hay quien no haya visto un partido de fútbol, completo o no, quien no conozca el nombre o vida de algún jugador. En fin, así como conoció el alma de América Latina, conoció también la pasión por el fútbol del hombre latinoamericano y del mundo.

Libros sobre fútbol

Podía hablar con precisión sobre este deporte, como un técnico, jugador, aficionado y hasta sociólogo y psicólogo. En América del Sur también lo hicieron Ernesto Sábato, Mario Benedetti, Osvaldo Soriano, entre otros no menos importantes. Era hincha del Nacional de Montevideo, más no enemigo del Peñarol, como acostumbraba a decir.

Sus reflexiones sobre el fútbol fueron y serán siendo respetadas por conocedores del mismo. Su libro “El fútbol a sol y sombra” dejó importantes huellas y se asemeja a una biblia del fútbol. Publicado en 1995, narra la historia del fútbol y las pasiones que llega a despertar en los fanáticos, los hinchas, que se asocian al nacionalismo de cada quien.

Opina sobre el deporte rey como un aficionado, no como periodista. Ama el estilo, la forma del juego como deporte y entretenimiento, lo odia como negocio. Elogia y critica. Usa pocos detalles técnicos para escudriñar en los mundiales realizados, desde 1930 en Uruguay hasta 1986, en México.

Asoma un pequeño análisis sobre el Mundial de Fútbol en Sudáfrica, que tendría lugar en 2010. Resalta la habilidad y pericia de grandes futbolistas de la época, como Pelé, Maradona, Romario, paralelamente con anécdotas y curiosidades del balompié.

Cerrado por fútbol”, libro que reúne todos los textos escritos sobre fútbol de Eduardo Galeano, después de su famoso “El fútbol a sol y sombra”.  Le rinde homenaje al juego, a la música del cuerpo y alegría de los ojos, que se funden en una sola fiesta cuando se disfruta del fútbol.

Inventó cuentos sobre las canchas de fútbol, anécdotas y muchos otros divertidos textos inéditos, destinados a divertir al lector mientras aprende de fútbol.

Maradona y Eduardo Galeano

Diego Maradona, extraordinario jugador de fútbol, argentino, no le fue invisible a Eduardo Galeano. El escritor se sintió atraído por la rebeldía, la espontaneidad y coraje de este deportista, adorado por muchos y odiado por otros, pero que se ganó un nombre y una fama con su estilo incomparable de juego, sus récords y también, por qué no decirlo, por sus desatinadas conductas dentro y fuera de la cancha.

Dijo de él: “Ningún futbolista consagrado había denunciado sin pelos en la lengua a los amos del negocio del fútbol…”. De todos es sabido que Galeano no aceptaba que a este deporte del balompié, lo utilizaran como negocio.

Cada vez que se colaba o filtraba alguna información, sobre las irregularidades que se cometían a costa del fútbol, era motivo de rechazo y crítica por parte del escritor.

Parte del texto dedicado a Maradona en su libro “El fútbol a sol y sombra”, bastante extenso y emotivo, lo exalta y defiende, haciendo ver que ser un ídolo no es nada fácil. Cuando se suscitó el escándalo del dopping de Maradona, Galeano fue una de las voces que lo apoyó y justificó.

eduardo-galeano-17

Decía, entre otras cosas, que lo juzgaban por el error cometido, garrafal, obviamente, pero que no veían todos los años que dio alegrías, buen fútbol a los aficionados, el jugar con la “zurda”,  así como decir lo que otros callaban sobre las irregularidades vistas en el campo de fútbol y fuera de él.

Lo defendió por considerar que ser “Maradona” era una carga pesada en la espalda del jugador. Su grandeza en el campo, en el mundo futbolístico, hizo de él una imagen, un “Dios” que era difícil abandonar o reemplazar. No quería desligarse de sus fanáticos, aún cuando ya su cuerpo no podía más.

Debía usar cortisona, analgésicos, no dormía bien, pero una vez confesó: “necesito que me necesiten”, por lo que se la jugó con su cuerpo y su vida, para no abandonar a sus fieles seguidores y no dar gusto a sus detractores.

Maradona sentía y vivía su fama. En Nápoles se creó un culto a su figura. Era una verdadera locura y exagerado fanatismo. Se llegaron a vender imágenes del jugador envuelto con manto y corona de la virgen; pelucas, ataúdes de los clubes del norte de Italia; en la estatua del Dante colocaron una pelota bajo su pie y le colocaron una camiseta azul, del club Nápoles.

Todo esto y más escribió Galeano en el libro referido, demostrando que Maradona fue un ídolo para él y para todo el mundo, sin importar lo malo que haya hecho o que hayan dicho de él.

Diego Maradona, al enterarse de la muerte de Eduardo Galeano, manifestó al Diario La Nación, dirigiéndose a Eduardo: “Gracias por enseñarme a leer el fútbol”. Se notó una clara admiración, tanto de parte de Galeano como de Maradona, que hizo que entablaran una relación de respeto de uno por el otro.

eduardo-galeano-18

Galeano y Leo Messi

Como gran fanático del fútbol que fue, Eduardo Galeano llegó a conocer y a opinar sobre los jugadores, que tantas alegrías y decepciones le hicieron vivir con ese deporte. Aparte de Maradona, a quien admiraba, hubo otro jugador que captó su atención, ese fue Leonardo Messi.

Llegó a decir que Messi era el único jugador que lo hacía “soñar y amar”, que era “alguien capaz de tener una pelota dentro del pie”.

Esta afirmación hizo que Messi, al enterarse de ella, le hiciera llegar una franela con su número y nombre del equipo. Explicaba Galeano, que a Messi lo podían perseguir hasta 22 rivales en la cancha y ninguno logra sacarle la pelota.

Declaró en una oportunidad que Messi y Neymar, jugador brasileño, también de gran talla futbolística, eran unos “verdaderos milagros”, por sobrevivir en el fútbol cuando, lamentablemente, se había convertido en un negocio. Criticó igualmente a la FIFA, comparándola a una monarquía con secretos muy bien guardados en cuanto a sus finanzas.

Habló bien sobre los deportistas que juegan por placer, rogando a Dios que así continuaran. No apoya el jugar sólo para producir dinero que hace perder el brillo y encanto de los juegos.

Mario Vargas Llosa vs. Eduardo Galeano

Cuando Galeano inició su carrera en el periodismo, en el año 1960, como Jefe de Redacción en “La Marcha”, tuvo como colaboradores a Mario Benedetti, Manuel Maldonado, los hermanos Denis y Roberto Fernández y a Jorge Mario Vargas Llosa, mejor conocido como Vargas Llosa,  para nombrar algunos.

Vargas Llosa, peruano, considerado entre los más importantes novelistas y ensayistas latinoamericanos, ganador de un Premio Nobel de Literatura (2010) y Premio Cervantes (1994), ya en 1960 se destacaba con novelas de gran prestigio que le dieron fama e inmortalidad en el mundo literario.

Consiguieron Vargas Llosa y Eduardo Galeano un punto de discordancia gracias al Presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, quien con su verbo desatado y ofensivo, logró que estos dos escritores discreparan de sus obras y legados.

“Lo peor del caudillismo…” “Lo peor de la herencia del imperio español en América…” “el gran desestabilizador de la democracia en América Latina…”, con estas palabras se expresó Vargas Llosa de Chávez, de quien dijo también que sin dólares recibidos por el petróleo, no sería quien era en ese momento.

“Hugo Chávez es un demonio…”, “…alfabetizó a dos millones de venezolanos que no sabían leer ni escribir, aunque vivían en un país que tiene la riqueza natural más importante del mundo…”, en forma irónica, muy característico de Galeano, respondió a las palabras de Vargas Llosa.

eduardo-galeano-19
Galeano con Hugo Chávez

Carlos Rangel vs Eduardo Galeano

Rangel, periodista, académico y diplomático venezolano, liberalista, autor del libro “Del buen salvaje al buen revolucionario”, su obra cumbre, publicada en 1976, cinco años después de la publicación de “Las venas abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano.

Sin tener la misma vena poética de Galeano, Rangel logró imprimir solvencia y capacidad de interpretación a su obra, desnudando la realidad de América.

Galeano contó con el apoyo de una infraestructura izquierdista , que facilitaba la divulgación y propagación de sus obras. Rangel no tuvo la misma suerte con la derecha, por no tener fuerza en los ideales, sólo intereses económicos y de posición.

A pesar de ello, Rangel, a diferencia de Galeano, con menos posibilidad de darse a conocer y penetrar en el mercado literario, logró convencer a un público con argumentos e ideas y no con poemas, imágenes y frases reconfortantes para entender el drama latinoamericano.

Con la caída del Muro de Berlín, se vinieron abajo también las bases de casi toda la izquierda latinoamericana, mientras que Rangel pudo bordear el precipicio en un momento en que todo cambió.

Antes de morir, veinticinco años después de la caída del Muro, Galeano aceptó su equivocación e hizo una autocrítica que lo reinvindicó con la historia. Rangel, por su lado, murió convencido de estar del lado correcto, de la verdad, pero no pudo ganar la batalla contra el tiempo.

eduardo-galeano-26

Eduardo Galeano y los niños

“Historia de la resurrección del papagayo” (2008), “Mitos de memoria del fuego” y “Los sueños de Helena” (2011), son extractos tomados de las obras de Eduardo Galeano, con el fin de transformar la literatura infantil. No son libros para niños, pero sí pueden ser leídos por ellos, desde los 5 o a los 50 años.

Galeano no escribía para débiles mentales, como piensa y decía que quieren hacer ver a los niños. Las editoriales infantiles, dedican su tiempo y esfuerzo en escribir historias, que aterrorizan o idiotizan a los niños.

Esa es la razón por la que Galeano siente que los niños se identificaron con él, se sienten como personas respetadas. La literatura infantil, decía, se ha encargado de exaltar la desobediencia y el castigo, si no obedeces serás castigado. Es la imposición de una dictadura desde que naces. Puede ser que la reconozcan como arte, pero no como pensamiento y sentimiento de libertad.

eduardo-galeano-20

Último libro de Eduardo Galeano

Escribió este libro entre 2012 y 2014, pero fue publicado en el año 2015, por la Editorial Siglo XXI, debido a la enfermedad que estaba padeciendo el escritor, Eduardo Galeano, fallecido el 13 de abril del 2015. Se llama “El cazador de historias”.

Según su editor en Argentina, Carlos Díaz, este libro reflejaba el estado de  ánimo y disconformidad de Galeano ante el mundo actual. Antes de morir, tenía otras treinta historias más, de otro proyecto que pensaba concluir, que se llamaría “Garabatos”. La editorial decidió sumarlas a este libro por la concordancia que tenían en su contenido.

Consta de cuatro secciones: “Molinos de tiempo”, “Los cuentos cuentan”, “Prontuario” y “Quise, quiero, quisiera”. En la primera, siguiendo su estilo inconfundible, escribe sobre fútbol, el amor, la guerra, oficios, eran pensamientos y reflexiones cortas sobre cada uno de esos temas.

En “Los cuentos cuentan” escribe sobre su tiempo en el exilio y los libros escritos anteriormente, para no olvidar sus pasos, como hacer un balance de su propia vida sin quererlo. “Prontuario” hace un auto análisis de él como escritor, ¿por qué escribe? y citando a Sartre cuando deduce que es una pasión inútil por la que se dejó llevar.

La última sección toma el nombre de un poema navajo (nación indígena), “Quise, quiero, quisiera”, en la que se agregaron los “garabatos” que no estaban inicialmente en el trabajo del libro.

Da la impresión de que Galeano se despide y nos da la oportunidad, con este libro, de reflexionar, de dejar a un lado la pasividad y resignación, que tanto daño nos ha causado a través de los años.

¿Cómo murió Eduardo Galeano?

Galeano venía padeciendo de cáncer de pulmón desde el año 2007, situación que repercutió en sus presentaciones personales, las que fueron mermando paulatinamente. Fue intervenido ese mismo año, con resultados satisfactorios, pero que no detuvo, lamentablemente, la fatal enfermedad.

Años después, tras varias recaídas derivadas del cáncer, lo hospitalizaron en el Centro de Asistencia del Sindicato Médico del Uruguay (CASMU), en Montevideo. Luego de una semana recluido en ese lugar, falleció a la edad de 74 años, el día 13 de abril del 2015.

Frases de Eduardo Galeano

“Desde chico quise ser jugador de fútbol. Y fui el mejor de los mejores, pero sólo en sueños, mientras dormía…”. En una ocasión dijo que se sintió muy frustrado por no llegar a ser jugador de fútbol.

“Se convirtió en una especie de Dios sucio, el más humano de los dioses, eso explica la veneración universal que él conquistó más que ningún otro jugador…”. Palabras sobre Diego Armando Maradona.

“Y a la hora del adiós a las canchas, Maradona no pudo volver a la anónima multitud de la que venía, la exitoína, es una droga mucho más devastadora que la cocaína aunque no la delatan los análisis de sangre y de orina”. En clara alusión al triste final de Maradona, manchado por su incursión en las drogas.

“Para la derecha, el fútbol era la prueba de que los pobres piensan con los pies; y para la izquierda, el fútbol tenía la culpa de que el pueblo no pensara. Esa carga de prejuicio hizo que se descalificara una pasión popular”. Nunca gustó del fútbol como negocio, ni tampoco como factor de fuerza política.

eduardo-galeano-21

Tinte social y político

“La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado…”

“Cada día, leyendo los diarios, asisto a una clase de historia. Los diarios me enseñan por lo que dicen y por lo que callan. La historia es una paradoja andante…”

Cita extraída del libro “Espejos”. Siempre reacio a las formas de opresión contra el pueblo, acostumbraba hacer este tipo de comentarios y reflexiones en sus libros.

“Si en Estados Unidos no se hubiera reformado, Obama no sería hoy Presidente, porque en la primera del país, decía que un negro era las tres quintas partes de un blanco y un país, obviamente, no puede ser gobernado por las tres quintas partes de una persona”.

Comentario irónico, refiriéndose a la Constitución de los Estados Unidos y la elección de Obama, como primer Presidente de color.

“Me fui de Uruguay porque no me gusta estar preso y de Argentina porque no me gusta estar muerto”

“Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.”  Reflexión filosófica de Galeano, digna de analizar y recordar.

eduardo-galeano-22
Galeano y Joan Manuel Serrat

Curiosidades

  • “Las venas abiertas de América Latina” y “Memoria del Fuego” han sido traducidas a veinte idiomas y han sido récords de ventas.
  • Conoció a Juan Domingo Perón en Francia. Gran satisfacción sintió Galeano al saber que Perón quiso conocerlo a él, algo increíble que se convirtió en realidad. Mantuvo una charla larga y agradable con el expresidente argentino, en exilio en ese momento en París.
  • El libro “Las venas abiertas de América Latina” fue censurado por regímenes militares de la región latinoamericana.
  • Gracias a Galeano se instauró el Premio Memoria del Fuego, en el año 2010, sería entregado por él anualmente, a aquellos que “…a sus valores artísticos sume el compromiso social y con los derechos humanos…”. El primero que lo recibió de sus manos fue Joan Manuel Serrat, cantautor español reconocido, el 16 de diciembre del 2010.
  • El Club Nacional de Fútbol, uno de los más importantes de Uruguay, del que Galeano fue hincha, dedicó unas sentidas palabras de despedida cuando éste falleció en 2015.
  • Apoyó a los zapatistas en México y no disimuló su admiración por el Comandante Marcos. También elogió las revueltas en el Medio Oriente y en el norte de África, así como a los “indignados” de España.
  • En el año 2009, luego de que el Presidente Chávez le regalara el libro “Las venas abiertas de América Latina” a su par, Barack Obama, en acto público, se dispararon las ventas, pasando del puesto 60273 en la librería electrónica Amazon, al No. 7.

eduardo-galeano-23

(Visited 1.293 times, 2 visits today)

Deja un comentario