Alexander Fleming: biografía, penicilina, aportes y más

Sir Alexander Fleming fue un médico, microbiólogo y farmacólogo escocés. Sus descubrimientos más conocidos son la enzima lisozima en 1923 y la primera sustancia antibiótica del mundo, la bencilpenicilina (Penicilina G) del molde Penicillium notatum en 1928. Si quieres saber más de este gran científico te invitamos a que continúes leyendo este artículo (Ver: Louis Pasteur)

alexander-fleming-16

Biografía de Alexander Fleming

Nacido a los seis días del mes de agosto de 1881 en la granja de Lochfield, en Ayrshire, Escocia, Alexander Fleming fue el tercero de los cuatro hijos del granjero Hugh Fleming con Grace Stirling Morton, su segundo matrimonio, la hija de un agricultor vecino. Hugh Fleming tenía 59 años en el momento de su segundo matrimonio y murió cuando Alexander tenía siete años.

La educación de su ciudad en el sudoeste de Escocia agudizó sus capacidades de observación y apreciación del mundo natural a una edad temprana. Alexander Fleming comenzó su educación primaria en Loudoun Moor y luego se trasladó a una escuela más grande en Darvel antes de inscribirse en la Academia Kilmarnock en 1894, donde obtuvo una beca de dos años. En 1895 se mudó a Londres para vivir con su hermano mayor Thomas (médico) y completó su educación básica en la Royal Polytechnic Institution.(Ver: Charles Dickens) 

Después de trabajar en una oficina de envíos durante cuatro años, Alexander Fleming , de veinte años, heredó algo de dinero de un tío, John Fleming. Su hermano mayor, Tom, le sugirió que debería seguir la misma carrera que él y así, en 1903, el joven Alexander se inscribió en la Escuela de Medicina del Hospital St Mary’s en Paddington; en donde se graduó con una distinción en 1906.(Ver: Alexander Graham Bell)

Al principio, Alexander Fleming planeó convertirse en cirujano, pero un puesto temporal en los laboratorios del Departamento de Inoculación del St. Mary’s Hospital lo convenció de que su futuro estaba en el nuevo campo de la bacteriología. Allí estuvo bajo la influencia del bacteriólogo e inmunólogo Sir Almroth Edward Wright, cuyas ideas sobre la terapia con vacunas parecían ofrecer una dirección revolucionaria en el tratamiento médico.

Entre 1909 y 1914, Alexander Fleming estableció una exitosa práctica privada como venereólogo, y en 1915 se casó con Sarah Marion McElroy, una enfermera irlandesa. El hijo de Fleming, Robert, nacido en 1924, siguió a su padre a la medicina.

alexander-fleming-3

Alexander Fleming fue uno de los primeros médicos en Gran Bretaña en administrar arsfenamina (Salvarsan), un medicamento efectivo contra la sífilis que descubrió el científico alemán Paul Ehrlich en 1910. Durante la Primera Guerra Mundial, Fleming tenía una comisión en el Cuerpo Médico del Ejército Real y trabajaba como un bacteriólogo que estudiaba las infecciones de heridas en un laboratorio que Wright había instalado en un hospital militar ubicado en un casino en Boulogne, Francia.

En Francia demostró que el uso de fuertes antisépticos en las heridas hacía más daño que bien y recomendaba que estas simplemente se mantuvieran limpias con una solución salina suave. Alexander Fleming regresó a St. Mary’s después de la guerra y fue ascendido a director asistente del Departamento de Inoculación. Años después, en 1946, sucedió a Wright como director del departamento, que pasó a llamarse Instituto Wright-Fleming.

Después de la muerte de su primera esposa en 1949, Fleming se casó con la Dra. Amalia Koutsouri-Vourekas, una colega griega en St. Mary’s, el 9 de abril de 1953; ella murió en 1986.

alexander-fleming-15

Sir Alexander Fleming escribió numerosos artículos sobre bacteriología, inmunología y quimioterapia, incluidas descripciones originales de la lisozima y penicilina. Han sido publicados en revistas médicas y científicas.

Fleming fue miembro del Royal College of Surgeons (Inglaterra, 1909) y miembro del Royal College of Physicians (Londres, 1944) y ganó muchos premios: Hunterian Professor (1919), Honoris causa de oro (1946) del Royal College of Surgeons; Williams Julius Mickle Fellowship, Universidad de Londres (1942); Beca Charles Mickle, Universidad de Toronto (1944); John Scott Medal, City Guild of Philadelphia (1944); Premio Cameron, Universidad de Edimburgo (1945); Medalla Moxon, Royal College of Physicians (1945); Cutter Lecturer, Harvard University (1945) y la Gran Cruz de Alphonse X the Wise, España (1948).

alexander-fleming-12

Además de esto, Alexander Fleming se desempeñó como presidente de la Sociedad de Microbiología General, fue miembro de la Academia Pontificia de la Ciencia y miembro honorario de casi todas las sociedades médicas y científicas del mundo. Fue Rector de la Universidad de Edimburgo durante 1951-1954, Freeman de muchos distritos y ciudades y el Jefe Honorario Doy-gei-tau de la tribu Kiowa. También obtuvo el doctorado, honoris causa, títulos de casi treinta universidades europeas y americanas.

Finalmente, luego de muchos descubrimientos y una larga vida dedicada a la investigación , Alexander Fleming muere el 11 de marzo de 1955 de un ataque al corazón ocurrido en su casa en Londres. Fue enterrado en la Catedral de San Pablo en Londres, Inglaterra

alexander-fleming-13

Alexander Fleming fue nombrado caballero por sus logros científicos en 1944. En 1999, fue nombrado en la lista de la revista Time de las 100 personas más importantes del siglo XX. En 2002, fue elegido en la encuesta televisiva de la BBC para determinar a los 100 mejores británicos, y en 2009, también fue votado como el “tercer mejor escocés” en una encuesta de opinión realizada por STV, detrás de Robert Burns y William Wallace.

Si quieres saber más de la vida y obra de Alexander Fleming, te invitamos a que veas este vídeo:

Alexander Fleming y Winston Churchill

En los últimos años, Alexander Fleming y Winston Churchill han sido vinculados en algunas versiones diferentes de dos mitos urbanos. Evidentemente, estos rumores provienen de una historia de 1950 llamada “El poder de la bondad” en uno de los programas de adoración para jóvenes escrito por Alice A. Bays y Elizabeth Jones Oakbery. El único problema es que las historias son pura ficción

alexander-fleming-8

El primer mito incluye la afirmación de que para Winston Churchill, Alexander Fleming era una especie de héroe. En este mito, un Winston muy joven fue supuestamente salvado de ahogarse en un lago por un granjero llamado Alex, mientras estaba en Escocia. Según cuenta la historia, años más tarde, un Winston Churchill llama a su heroico salvador y le dice que, por gratitud, sus padres pagarán sus caras facturas de la facultad de medicina.

El mayor problema con este mito es la edad de los actores principales. Debido a que Alexander Fleming era siete años menor que Churchill, sería imposible que un niño de 10 años salvara a un adolescente de 17 años. Segundo, no hay ningún registro de que Churchill casi se ahogara en Escocia en algún momento de su vida. De hecho, sus años más jóvenes los pasó viviendo en Irlanda , y sus años de adolescente los pasó viviendo en Londres (Ver: George Bernard Shaw)

El segundo mito está relacionado con el primer mito. Según cuenta la historia, después de que Alexander Fleming completó su educación médica (supuestamente financiada por los padres de Churchill), descubre la penicilina en 1928. Aproximadamente 15 años después, en 1943, Churchill enferma en el Cercano Oriente. Para curarlo, la invención milagrosa de Fleming, la penicilina, se envía a Churchill, lo que una vez más resulta en que Fleming salvó la vida de Churchill.

Aunque hay algunos hechos verdaderos, hay problemas con este mito. Primero, Churchill sí tuvo una enfermedad en 1943, pero era una forma bastante grave de neumonía. Segundo, su infección fue tratada con algo llamado ‘M & B’ (no penicilina), un apodo para sulfadiazina que había sido creado por May y Baker Pharmaceuticals. Debido a que la infección se trató con éxito con este medicamento, es probable que la infección sea bacteriana, no viral. En tercer lugar, con la disponibilidad de los medicamentos, no habría habido ninguna razón para que el medicamento de Alexander Fleming fuese enviado con urgencia a Winston.

Días después de que Winston fuese tratado con M&B, los periódicos The Daily Telegraph y The Morning Post el 21 de diciembre de 1943 escribieron que había sido salvado por la penicilina.

Al contrario, en una transmisión de radio posterior, Churchill se refirió a la nueva droga como “Este admirable M & B”. Es muy probable que la información correcta sobre la sulfonamida no llegara a los periódicos porque, como el sulfamida antibacteriano original, Prontosil, había sido descubierto por el laboratorio alemán Bayer, y como Gran Bretaña estaba en guerra con Alemania en ese momento, se pensó que era mejor elevar la moral británica asociando la cura de Churchill con un descubrimiento británico, la penicilina creada por Alexander Fleming.

Si quieres saber más sobre estos mitos, te invitamos a que veas el siguiente vídeo:

Descubrimientos de Alexander Fleming

A lo largo de su vida, Alexander Fleming se dedicó al estudio de diversas bacterias y enzimas los cuales resultaron en diversos descubrimientos que generaron grandes aportes a la ciencia de aquel entonces  Entre estos aportes encontramos:

Aportaciones de Alexander Fleming

Como explicamos anteriormente, Alexander Fleming aceptó un puesto como bacteriólogo en St. Mary’s después de completar sus estudios, y en 1906 se unió al personal del Departamento de Inoculación bajo la dirección de Sir Almroth Wright.(Ver: Sigmund Freud)

Wright creía firmemente en fortalecer el propio sistema inmune del cuerpo a través de la terapia con vacunas, no mediante la quimioterapia, sin embargo, entregó a Alexander Fleming muestras de una nueva droga, Salvarsan, sintetizada por Paul Ehrlich y sus colegas para tratar la sífilis. La experiencia de Fleming en administrar el medicamento a los pacientes fue positiva y, a partir de entonces, mantuvo una práctica pequeña pero lucrativa administrando Salvarsan a pacientes ricos que sufren de sífilis.

Durante la Primera Guerra Mundial, Fleming trabajó en un laboratorio especial de investigación de heridas en Boulogne, Francia, dirigido por Wright. Allí comenzó una investigación que produjo resultados más acordes con el pensamiento de Wright. Pudo demostrar que los antisépticos químicos de uso común, como el ácido carbólico, no esterilizan las heridas irregulares; más bien, el pus tiene sus propios poderes antibacterianos. Usando células en un portaobjetos, pudo demostrar que los antisépticos químicos en diluciones inofensivas para las bacterias en realidad dañan los corpúsculos de la sangre blanca (leucocitos), la primera línea de defensa del cuerpo.

Por otra parte, otro de los grandes descubrimientos de Alexander Fleming ocurrió en noviembre de 1921, cuando encontró la lisozima, una enzima presente en fluidos corporales como la saliva y las lágrimas, que tiene un leve efecto antiséptico. Ese fue el primero de sus principales descubrimientos, el cual sucedió cuando tuvo un resfriado y una gota de su moco nasal cayó sobre una placa de cultivo de bacterias. Al darse cuenta de que su moco podría tener un efecto sobre el crecimiento bacteriano, mezcló el moco en el cultivo y unas semanas más tarde vio señales de que la bacteria se había disuelto (Ver: Charles Darwin)

alexander-fleming-1

El estudio de Alexander Fleming de la lisozima, que consideró su mejor trabajo como científico, fue una contribución significativa para comprender cómo el cuerpo combate las infecciones. Desafortunadamente, la lisozima no tuvo efecto sobre la bacteria más patógena.

Finalmente, el descubrimiento más recordado de Alexander Fleming fue la penicilina:

Alexander Fleming y la penicilina

El 3 de septiembre de 1928, poco después de su nombramiento como profesor de bacteriología, Alexander Fleming notó que una placa de cultivo de Staphylococcus aureus en la que había estado trabajando había sido contaminada por un hongo. El cual fue identificado más tarde como Penicillium notatum (ahora clasificado como P. chrysogenum), el cual había inhibido el crecimiento de las bacterias. Primero llamó a la sustancia “jugo de moho” y luego “penicilina”, como consecuencia del hongo que lo produjo. Alexander Fleming decidió investigar más a fondo, porque pensó que había encontrado una enzima más potente que la lisozima. De hecho, no era una enzima sino un antibiótico, uno de los primeros en ser descubierto.

alexander-fleming-6

Alexander Fleming era un investigador solitario con un ojo para lo inusual, por lo que tenía la libertad de perseguir cualquier cosa que le interesara. Aunque ese enfoque fue ideal para aprovechar una observación casual, el desarrollo terapéutico de la penicilina requirió trabajo de equipos multidisciplinarios. Fleming, trabajando con dos jóvenes investigadores, no logró estabilizar y purificar la penicilina. Sin embargo, sí señaló que la penicilina tenía potencial clínico, tanto como antiséptico tópico como antibiótico inyectable, si podía aislarse y purificarse.

Fleming publicó su descubrimiento en 1929, en el British Journal of Experimental Pathology, pero se prestó poca atención a su artículo. Alexander Fleming continuó sus investigaciones, pero descubrió que cultivar penicillium era bastante difícil y que, después de haber crecido el hongo, era aún más difícil aislar el agente antibiótico. La impresión del científico fue que, debido al problema de producirlo en cantidad, y debido a que su acción parecía ser bastante lenta, la penicilina no sería importante en el tratamiento de una infección.

Durante sus investigaciones, Alexander Fleming descubrió el efecto antibacteriano positivo de la penicilina en muchos organismos, y notó que afectaba a bacterias como los estafilococos y muchos otros patógenos Gram-positivos que causan fiebre escarlata, neumonía, meningitis y difteria, pero no fiebre tifoidea o fiebre paratifoidea, que son causadas por bacterias Gram-negativas, para lo cual estaba buscando una cura en ese momento. También afectó a Neisseria gonorrhoeae, que causa gonorrea aunque esta bacteria es Gram-negativa

alexander-fleming-14

Por otra parte, Alexander Fleming se convenció de que la penicilina no duraría lo suficiente en el cuerpo humano (in vivo) para matar bacterias de manera efectiva. Muchas pruebas clínicas no fueron concluyentes, probablemente porque se había usado como antiséptico de superficie.

En la década de 1930, los ensayos de Alexander Fleming fueron más prometedores y continuó, hasta 1940, para tratar de interesar a un químico lo suficientemente hábil como para refinar aún más la penicilina utilizable.

Finalmente, Alexander Fleming abandonó la penicilina y, no mucho tiempo después Howard Florey y Ernst Boris Chain (parte de un equipo formado en Oxford) resolvieron cómo aislar y concentrar la penicilina. El equipo publicaron sus primeros resultados en 1940

A continuación, Norman Heatley sugirió transferir el ingrediente activo de la penicilina al agua cambiando su acidez. Esto produjo suficiente del medicamento para comenzar a probar en animales. Hubo muchas más personas involucradas en el equipo de Oxford, y en un momento toda la Dunn School estuvo involucrada en su producción.

Después de que el equipo había desarrollado un método para purificar la penicilina a una primera forma estable efectiva en 1940, se produjeron varios ensayos clínicos, y su increíble éxito inspiró al equipo a desarrollar métodos para la producción en masa y la distribución masiva en 1945.

Alexander Fleming fue modesto acerca de su papel en el desarrollo de la penicilina, describiendo su fama como el “Mito Fleming” y alabó a Florey y Chain por transformar la curiosidad de su laboratorio en una droga práctica. Fleming fue el primero en descubrir las propiedades de la sustancia activa, dándole el privilegio de nombrarla: penicilina. También mantuvo, cultivó y distribuyó el molde original durante doce años, y continuó hasta 1940 para tratar de obtener ayuda de cualquier químico que tuviera suficiente habilidad para fabricar penicilina.

El descubrimiento accidental de Fleming  y el aislamiento de la penicilina iniciado en septiembre de 1928 marca el comienzo de los antibióticos modernos. Fleming también descubrió muy temprano que las bacterias desarrollaban resistencia a los antibióticos cada vez que se usaba muy poca penicilina o cuando se usaba por un período demasiado corto. Almroth Wright había predicho la resistencia a los antibióticos incluso antes de que se notara durante los experimentos.(Ver: Albert Einstein)

Mucho antes que cualquier otro científico, Alexander Fleming había tenido la idea de que el uso incorrecto de antibióticos tiene efectos contraproducentes en el organismo, lo que hace que las bacterias se vuelvan cada vez más resistentes a los medicamentos.

Luego de la comercialización de la penicilina, el microbiólogo se dedicó a destacar en múltiples discursos y conferencias que el antibiótico no debe consumirse a menos que sea realmente necesario, y que si se hace, la dosis no debe ser muy leve, ni debe tomarse. en un período demasiado corto.

Este uso incorrecto del medicamento solo permite que las bacterias que causan la enfermedad se vuelvan más fuertes, lo que empeora la condición de los pacientes y dificulta la recuperación.

Fleming no podría tener más razón, y de hecho, hoy en día esta sigue siendo una de las lecciones que los médicos tienden a enfatizar más.

Si quieres saber más sobre este gran descubrimiento de Alexander Fleming, te invitamos a que veas el siguiente vídeo.

Alexander Fleming y la microbiología

alexander-fleming-7

Todos los descubrimientos de Alexander Fleming influenciaron a la rama de la microbiología ya que todos ellos se originaron debido al estudio de aquellos microorganismos que no son visibles para el hombre sin la ayuda de un microscopio. En esta parte del artículo resumiremos cuáles fueron esos grandes hallazgos, los cuales mencionamos anteriormente

  • La Gran Guerra dejó terribles consecuencias entre las tropas aliadas , y Alexander Fleming buscó formas de obtener la recuperación de la mayor cantidad de hombres en un momento en que una simple herida podía llevarlos a la muerte.(Ver: Dwight Eisenhower)

Se centró en el funcionamiento de los antisépticos utilizados en ese momento. Su investigación mostró que estos productos empeoraron las condiciones de las heridas más profundas, dañando las células responsables de defender el cuerpo contra las bacterias que causan la gangrena y el tétanos.

Aunque el estudio fue controvertido y ampliamente cuestionado, fue una contribución crucial al tratamiento de los pacientes en las guerras posteriores.

  • Alexander Fleming publicó una investigación formal, donde descubre los usos de la lisozima para combatir ciertos tipos de bacterias, sin dañar las células humanas.

Hoy, la lisozima se usa en el tratamiento de infecciones orofaríngeas y ciertas enfermedades virales, así como para estimular algunas reacciones del organismo y para contribuir a la acción de antibióticos o quimioterapia.

A pesar de que esta presente en varios de los fluidos que se secretan como lágrimas, moco, cabello y uñas, actualmente se extrae artificialmente de claras de huevo. (ver: Cleopatra)

Alexander Fleming Nobel

alexander-fleming-5

Después de su descubrimiento inicial, Alexander Fleming en realidad no realizó mucho trabajo de seguimiento con la penicilina, por lo que la mayor parte del trabajo de desarrollo fue hecho por Florey y Chain. Los medios, sin embargo, inicialmente acreditaron a Fleming e ignoraron en gran medida al grupo de Oxford.

En 1945, los tres hombres compartieron un Premio Nobel en Psicología y Medicina por su trabajo. De acuerdo con las reglas del comité Nobel, un máximo de tres personas pueden compartir el premio. La medalla del Premio Nobel de Fleming fue adquirida por los Museos Nacionales de Escocia en 1989 y está en exhibición después de que el museo se reabrió en 2011.

alexander-fleming-4

Durante el discurso de aceptación de Fleming, advirtió que el uso excesivo de penicilina podría conducir a la evolución de la resistencia. Su predicción más tarde demostró ser demasiado profética, y muchas cepas de bacterias son resistentes a la penicilina en la actualidad.

Si quieres saber más sobre el Premio Nobel que se le fue otorgado a Alexander Fleming en 1945 como consecuencia de su descubrimiento de la penicilina, te invitamos a que veas el siguiente vídeo:

 

Frases de Alexander Fleming

“El investigador sufre las decepciones, los largos meses pasados en una dirección equivocada, los fracasos. Pero los fracasos son también útiles, porque, bien analizados, pueden conducir al éxito.” Alexander Fleming

“A veces uno realiza un hallazgo cuando no lo está buscando”. Alexander Fleming

“Para el investigador no existe alegría comparable a la de un descubrimiento, por pequeño que sea”. Alexander Fleming

alexander-fleming-9

“Hay reglas sencillas para el uso de la penicilina: usarla sólo para los microbios que sean vulnerables a ella, aplicar la dosis indicada y que el tratamiento dure lo suficiente para eliminar la infección”Alexander Fleming

“Mi mayor suerte consistió en ser educado como miembro de una familia numerosa en una granja de las landas. No teníamos dinero para gastar, pero tampoco teníamos gastos. Teníamos que inventar nuestras diversiones, pero era fácil. ¿No poseíamos los animales de la granja, los peces y los pájaros?. Sobre todo, aprendíamos inconscientemente mil cosas que los habitantes de la ciudad ignorarán toda su vida.” Alexander Fleming

“No son los vestíbulos de mármol los que proporcionan la grandeza intelectual, sino el alma y el cerebro del investigador.” Alexander Fleming

“Si la penicilina puede curar a los enfermos, el vino puede resucitar a los muertos.” Alexander Fleming

alexander-fleming-10

“Hay reglas sencillas para el uso de la Penicilina: usarla sólo para los microbios que sean vulnerables a ella, aplicar la dosis indicada y que el tratamiento dure lo suficiente para eliminar la infección; siguiendo estas reglas, todos quedarán satisfechos; de lo contrario, el resultado será decepcionante.” Alexander Fleming

“Yo siempre fui humilde en el regimiento; jamás discutí una orden de un sargento o de un cabo; respecto a los oficiales, no recuerdo haber recibido nunca una orden directa de ellos.” Alexander Fleming

“Un jardinero no debe ser impaciente. Las flores necesitan tiempo para desarrollarse; si se intenta apresurar su crecimiento, se les hace más mal que bien. Se las puede proteger contra los elementos, se las puede dar de comer y de beber, pero no resulta difícil matarlas si se las proporciona demasiada comida o bebidas demasiado fuertes. Ellas responden a la simpatía; son capaces de soportar tratamientos extremadamente duros. En resumen, se parecen mucho a los seres humanos.” Alexander Fleming

Si quieres conocer más frases del gran científico Alexander Fleming, te invitamos a que veas el siguiente vídeo:

Finalmente, podemos concluir diciendo que Alexander Fleming fue uno de los científicos más influyentes del siglo XX ya que dedicó su vida a la investigación de grandes ramas de la ciencia como la microbiología y la bacteriología. Además, todos sus trabajos e investigaciones influenciaron y siguen influenciando a los científicos de la actualidad (Ver: Linus Pauling)

alexander-fleming-11

(Visited 3.244 times, 1 visits today)

Deja un comentario