Almudena Grandes: Biografía, libros, hijos, poemas y mucho más

Escritora, columnista, guionista, mujer luchadora, así es Almudena Grandes. De origen español, se mantiene activa en el Diario El País, de España. Autora de “Las edades de Lulú”, “Atlas de Geografía Humana” y otras obras importantes. Ha conseguido controversias en la opinión de los lectores y colegas en algunas de sus novelas y artículos.

Almudena-Grandes-01

¿Quién es Almudena Grandes?

Almudena Grandes Hernández, nació en Madrid, España, el 7 de mayo de 1960. Es hija y nieta de grandes escritores aficionados de poesía. Ingresó a la Facultad de Geografía e Historia en la Universidad Complutense de Madrid, donde obtuvo su diploma e inmediatamente comenzó a trabajar escribiendo para enciclopedias, para luego inclinarse hacia la literatura.

Logró reconocimiento público con su novela de genero erótico “Las edades de Lulú” en 1989, con la que ganó el XI Premio La Sonrisa Vertical y el año siguiente fue adaptada a formato de cine por Josep Bigas Luna, director y guionista español. Se tradujo a más de 20 idiomas, todo un éxito que “le regaló la vida que ella quería vivir y jamás podrá saldar esa deuda”, según sus propias palabras.

Sus lecturas preferidas y que se encargaron de marcar una gran influencia en su posterior carrera literaria, eran las de autores como Benito Pérez Galdós, Daniel Defoe (Robinson Crusoe), Homero (Odisea) y como muchos otros escritores españoles, se dejó seducir por el gran Cervantes. Entre los cineastas, Almudena admira especialmente a Luis Buñuel, director español. (Ver artículo: Federico García Lorca)

Esposo e hijos

Su esposo, desde 1996, Luis García Montero, poeta granadino, crítico literario y profesor de literatura española, es de gran apoyo en su carrera. Tienen una hija en común de nombre Elisa. Cada uno tiene un hijo de relaciones pasadas, Almueda tiene un varón de nombre Mauro mientras que Luis tiene una hija llamada Irene.  García Montero da clases en la Universidad de Granada, lo que hace que siempre estén trasladándose desde Madrid hacia esa ciudad andaluza. (Ver artículo: Carlos Fuentes)

Acostumbran pasar el verano con amigos en Rota, Cádiz, entre los que se encuentran Benjamín Prado, Javier Ruibal, Joaquín Sabina y Javier Rioyo.

Libros de Almudena Grandes

Las obras de Almudena Grandes se han caracterizado por incluir en la trama la historia de España, en cada una de ellas. Tiene una serie dedicada a la guerra civil española y la postguerra, “Episodios de una guerra interminable”, en la que se pueden conseguir  “Inés y la alegría” (Premio Elena Poniatowska y Sor Juana Inés de la Cruz, 2010), “El lector de Julio Verne” (2012) y “Las tres bodas de Manolita”. (2014). Los libros de relatos “Modelos de Mujer”, con siete historias de mujeres de distintas clases y edades, que les toca vivir hechos extraordinarios y “Estaciones de paso”, narra las historias de adolescentes que viven situaciones y experiencias apremiantes, que los harán madurar y formar al adulto en que se convertirán más adelante.

Sus novelas, “Te llamaré Viernes” (1991), “Malena es un nombre de tango” (1994), “Los aires difíciles” (2002), “Castillos de Cartón” (2004), “El corazón helado” (2007), “Los besos en el pan” (2015), “Los pacientes del Doctor García” (2017), “Atlas de Geografía humana” y los volúmenes de cuentos Modelos de mujer y Estaciones de paso, la convirtieron en un suceso literario a nivel internacional.

Muchas de ellas fueron llevadas al cine, siendo merecedoras de importantes premios.

Intervino igualmente en varios libros colectivos: Libro negro de Madrid (1994), Madres e hijas (1996) y Érase una vez la paz (1996). Desde 1998 es miembro del Comité Asesor del Legado Andalusí y ha manifestado su apoyo a Izquierda Unida, en diversas ocasiones.

“Te llamaré Viernes”

Esta novela fue publicada en el año 1991 pero lamentablemente no tuvo gran repercusión si se compara con otras de la autora. Recrea una difícil historia de amor entre Benito y Manuela. El, con una vida gris, llena de desamores, ella no muy agraciada, pero con gran capacidad de fabular.

Entretejen sus historias para consolarse mutuamente, con el entorno de un bar cutre y un jodido mundo tras sus espaldas, que espera por un viernes para contar un cuento. Hay lectores que la vieron muy compleja en su lenguaje y muy vulnerable con la historia de los personajes.

Almudena-Grandes-02

“Las edades de Lulú”

Pertenece al género de la literatura erótica. Escrita en 1989 y publicada con tal éxito que fue considerada como una de las 100 mejores novelas en español del siglo XX, por el periódico español “El Mundo”.

Empieza con la protagonista Lulú, a sus 15 años de edad, quien tiene un encuentro sexual con un hombre mayor, Pablo, un profesor, amigo de su hermano, con quien mantiene la relación por muchos años.

Viven un mundo de fantasías, experiencias novedosas, secretos, acuerdos, hasta que, ya con 30 años de edad, le da un vuelco a su vida amorosa y sexual, experimentando con tríos, transexuales y orgías.

“Malena es un nombre de tango”

Novela dividida en cuatro partes. Publicada en 1994 por Tusquets Editores. Fue de gran éxito, con positivas críticas de varios países. Traducida al inglés y el alemán, entre otros idiomas. Al 2002 ya tenía veinticinco ediciones. Fue adaptada al cine en 1996.

Narra la historia de Malena, quien recibió de su abuelo en herencia, una esmeralda antigua, sin tallar, de la que no puede hablar, ya que algún día le salvará la vida. Pertenece a una familia burguesa y tiene una hermana melliza, Reina, quien es el prototipo de mujer perfecta.

Desorientada y temerosa, se empieza a dar cuenta que no sólo ella tiene problemas para encontrar el lugar adecuado en la vida, por lo que empieza a descubrir y desenmascarar la verdadera imagen y secretos de los Fernández de Alcántara, su ejemplar familia.

“El corazón helado”

Es un relato sobre dos familias españolas, durante gran parte del siglo XX. “Una de las dos Españas ha de helarte el corazón“, frase del poeta modernista Manuel Machado, que alude al título de esta novela, como constancia de la historia española del siglo XX, usando al frío como metáfora de la supervivencia.

La muerte, el miedo y el silencio, que sus personajes, Álvaro y Raquel, sienten pero quieren continuar viviendo, mirar hacia adelante, sobreponerse a un pasado conflictivo que había quedado enterrado por el silencio.

La novela está dividida en tres capítulos: El corazón, El hielo y El corazón helado. Como temas centrales están la traición, la venganza, pero con el amor flotando como una fuerza de gravedad, que subvierte lo predecible.

Fue publicada en el año 2007. Ganadora de dos importantes premios: José Manuel Lara y el otorgado por el Gremio de libreros de Madrid.

Almudena-Grandes-03

“Los aires difíciles”

Novela del año 2002, transcurre en la España de finales del siglo XX, principios del XXI, haciendo análisis psicológicos de los personajes, su día a día, que vivieron en ese lapso de tiempo. Como su título lo dice, hace una analogía de los vientos de la naturaleza y su influencia en la conducta humana, junto con el medio ambiente y social, más la familia.

Juan Olmedo y Sara Gómez, se van a vivir en la costa gaditana, huyendo de su pasado y con intención de construir una nueva vida. No es nada fácil, Sara, era una mujer que estaba acostumbrada a tenerlo todo y de pronto se quedó sin nada; Juan trae una tragedia familiar en sus espaldas.

Los vientos del oeste, ponientes, y los del este, levantes, soplan con fuerza dando un giro a sus vidas. Fue llevada al cine en el año 2006.

“Castillos de Cartón”

Novela en la que Almudena vuelve al Madrid de los años 80. De “movidas”, excesos, exaltado e inocente a la vez, pero igualmente el de los deslumbramientos y de la pérdida de la inocencia.

Cuenta la historia de tres jóvenes estudiantes de Bellas Artes, en el Madrid de los 80’, María José, Marcos y Miguel. María José, al recibir una llamada de Miguel, comunicando el suicidio de su amigo Marcos, empieza a rememorar la experiencia amorosa y sexual que mantuvieron los tres, en la época de jovencitos, hacía unos 20 años.

Teníamos veinte años, Madrid tenía veinte años, España tenía veinte años y todo estaba en su sitio, un pasado oscuro, un presente luminoso, y la flecha que señalaba en la dirección correcta hacia lo que entonces creíamos que sería el futuro”. Publicada en el 2004.

Episodios de una guerra interminable

Es un conjunto de relatos o historias sobre la guerra española y la posguerra. Están allí Inés y la alegría, El lector de Julio Verne, Los pacientes del Doctor García y Las tres bodas de Manolita. Con ella pretende tomar la posesión ideológica de la realidad, usando la literatura. La madre de Frankenstein, está ubicada en la década de los 50 y según la autora, será la quinta entrega de la serie.

“Inés y la alegría”

Novela publicada en el año 2010. Incluida en la serie “Episodios de una guerra interminable”. Cuenta la historia de Inés, una mujer de clase acomodada, que se siente atraída por el socialismo, como estilo de vida.

Vive prácticamente recluida en casa de su hermano, por haber apoyado a la causa republicana mientras duró la guerra. Al escuchar rumores de la operación Reconquista de España, por la radio, se alegra y arma de valor para tomar un nuevo aire y dejar atrás esos tristes y amargos años de su vida.

Mientras tanto, por otro lado, Carmen de Pedro se convierte en pareja de Jesús Monzón, Ella, responsable de los diezmados comunistas españoles en Francia y él, ex cargo del partido, con un ambicioso plan, del que Carmen de Pedro no está enterada. Monzón, al hacerse pareja de Carmen de Pedro, organiza un grupo bastante disciplinado de resistencia contra los alemanes, con el deseo y esperanza de que al desembarcar en España y retirar  a los alemanes, puedan fundar un gobierno republicano en Viella.

“El lector de Julio Verne”

Novela publicada en el 2012. Cuenta la historia de Nino, de nueve años, hijo de un guardia civil, que vive en un pueblo de la Sierra Sur de Jaén. En el verano de 1947, en el cortijo de las Rubias, su vida y su pensamiento cambiaron rotundamente.

Leyendo novelas de aventuras, aprendiendo mecanografía, conviviendo con Pepe, el portugués y con una familia de mujeres solas, viudas y huérfanas, entiende el mundo desde otra perspectiva. Sabe que hay una guerra en Jaén, que los enemigos de su padre no son sus enemigos, por lo que ve con otros ojos a los guerrilleros de Cencerro, así mismo, se da cuenta de por qué no quiere ser guardia civil, y por qué su padre lo envió a recibir clases de mecanografía.

Esposo de Almudena

“Las tres bodas de Manolita”

Fue publicada en el 2014. Es el tercer título de la serie “Episodios de una guerra interminable”, después de “Inés y la alegría” y “El lector de Julio Verne”. Está ambientada en la etapa posguerra de España, específicamente en Madrid. La protagonista, la joven Manolita Perales García, nacida en 1922, es quien debe enfrentar las consecuencias de aquel conflicto vivido en España.

Su padre, fusilado y su madrastra encarcelada, le da un vuelco a su vida, en la que debe ocuparse de su hermana y de sus hermanastros. Antonio, su hermano, prófugo de la justicia, la involucra en un peligroso papel de mensajera, en las que debe entrar a la cárcel de hombres de Porlier, para obtener información de Silverio Aguado.

Así se desarrolla la trama, donde hay traición, episodio de homosexuales, intrigas, suspenso. Hay personajes en la novela que corresponden a personas reales, como Roberto Conesa Escudero, policía español y Antonio de Hoyos y Vinent, escritor y periodista español.

Con la novela “Las tres bodas de Manolita” ocurrió un hecho inesperado y curioso. En una de las escenas finales, se condecora a dos policías franquistas con medallas al mérito.

Esto realmente ocurrió, tiempo después, cuando en 1977, Rodolfo Martín Villa, el ministro de Gobernación de los años de la transición, le otorga medalla de plata al mérito policial a Antonio González Pacheco y a Roberto Conesa, la medalla de oro al mérito policial pensionada. Ambos policías franquistas de alto rango.

“Los pacientes del Doctor García”

Publicada en el 2017. Forma parte de la serie “Episodios de una guerra interminable”. Almudena sorprende con esta novela, al estilo de thriller policial, con espías incluidos, que tiene como protagonista al Dr. Guillermo García Medina, quien vive con una identidad falsa, en Madrid, luego de la victoria de Francisco Franco.

En esta novela se combinan elementos reales y desconocidos de la II Guerra Mundial y el franquismo, personajes de distintas nacionalidades, alemanes y argentinos, que sortean una serie de obstáculos para el bien, no sólo de España, sino también de Argentina.

La autora explica que en la historia hay hechos auténticos, que interactúan con otros no tan ficticios, inventados por ella en la trama. Es interesante leer cómo le da vida al Dr. Guillermo García Medina, en una especie de espía, dentro de la organización clandestina de Clara Stauffer, mujer alemana-española, quien es nazi y falangista a la vez, además de jugar papel importante dentro de la historia.  Mientras esto ocurre, entra en acción un ex boxeador español, Adrián Gallardo Ortega, ex voluntario de la SS, miembro de la División Azul, que participó en la ultima defensa de Berlín.

Estos impostores estaban infiltrados en la organización que permitió la fuga de una cantidad importante de criminales nazis a América, ayudados por el sistema franquista de postguerra, en Madrid.

“Estaciones de paso”

Consta de cinco historias cortas sobre planteamientos de situaciones y problemas determinados, vistos por los adolescentes, que aun sin comprender deben hacerlos, ya que son parte de sus vidas y los llevarán a convertirse en adultos. La transición entre la niñez y la adolescencia, es como un territorio o puente quebradizo, desde el que uno se asoma por vez primera a la vida adulta.

Cada historia nos da una reflexión de lo que ocurre en esa maravillosa edad, la adolescencia, en la que cada experiencia es inolvidable. Sus capítulos, “Demostración de la existencia de Dios”, “Tabaco y negro, El capitán de la fila india, Receta de verano” y “Mozart, y Brahms y Corelli, muestran unos chicos desorientados, aturdidos, pero con ánimos de salir adelante.

Demostración de la existencia de Dios

Es la historia de Rafa, quien habla en primera persona con Dios, usa un diálogo oculto, muy íntimo, mientras ve en la sala con su padre, un partido de fútbol entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid. Rafa había perdido a su hermano de 17 años victima de la leucemia. Rafa le pedía encarecidamente a Dios, como si fuera un amigo, un colega, un compañero, en tono informal y desenfadado, que gane el Atlético de Madrid, porque el era fanático, demasiado, se podría decir, hasta la médula,  del equipo, igual que su padre y su fallecido hermano.

Además le va contando a Dios, cómo fue que vivieron en su casa la enfermedad y muerte de su hermano. Su hermana, su papá y su madre, vivieron momentos muy dolorosos y tristes por haber perdido a su ser querido. Hay un sinfín de sentimientos en Rafa, dolor, impotencia, rabia, tristeza, soledad y desamparo, por ser primera vez que la muerte lo golpea tan cerca.

Traje de luces. Tabaco y Negro

Tabaco y negro

Este capítulo narra la historia de una joven, Paloma y su abuelo, con el que compartía la afición de toros, toreros y trajes de luces. Tenían una bonita y entrañable relación que crecía por las tardes en las Ventas. El padre de Paloma era un sastre, que trabajaba en una tienda de trajes de luces, pero a quien no le gustaban los toros. No era tan buen sastre como su abuelo, aunque trabajaban en la misma tienda.

Al morir el abuelo deja una incertidumbre en la chica sobre como se va a desenvolver en la vida, ahora estando sola. Su abuelo lo era todo para ella. Paloma toma un empleo como dependienta en una tienda, en la que trabaja su madre. Allí conoce la sumisión a los jefes, que eran un matrimonio superficial, ignorante y extravagante, además de la camaradería con las compañeras. Empieza a conocer gente, los clientes de la tienda, sobre todo a una familia muy especial, adinerada y liderada por la abuela, quienes iban a comprar los mejores vestidos, desde las hijas hasta las nietas, para la boda de una de las nietas.

Pero a lo largo de la historia, la relación con esta familia, demostrará que aun siendo joven es una chica hábil, inteligente que sabe enfrentarse a las nuevas dificultades que se le presentan en la vida, dejando una lección tanto a ella misma, como a sus jefes, sus compañeras e inclusive a su familia.

Receta de verano

Este relato habla sobre Maite, una joven que debido a la tragedia sufrida por su padre, quien desde que tuvo un accidente en su taller, donde trabajaba, quedó en condición parapléjica, no se mueve de la cama, no habla, no saben si siente, escucha o piensa, sólo puede gruñir. Ya no saben si es su padre, porque, obviamente, ya no lo es. Ese es el drama de Maite junto a su madre y hermana.

Durante un verano, Maite se ocupa de atender a su padre y las labores del hogar, y sobre todo cocinar. Ella quiere preparar un pudín de atún que a su madre le queda perfecto, pero que a ella, en varias ocasiones se le ha negado esa satisfacción. En ese verano Maite aprendió otra cosa, conoció el amor, el deseo, el sexo y que la mujer ejerce un poder sobre los hombres, ya sean jóvenes, adultos o contemporáneos con su padre.

El capitán de la fila india

Historia con un bello mensaje de unión familiar. En ella Carlos o Carlitos, ya que había un primo mayor con el mismo nombre, se ve envuelto, sin saber ni querer, en tomar la decisión, junto a sus primos,  de vender o remodelar la casa donde vivieron sus abuelos, en el barrio de Malasaña en Madrid. Su mente se traslada a su infancia, los recuerdos gratos de cuando se reunían allí para celebrar cumpleaños, pasar los veranos, o cualquier otra ocasión para disfrutar en familia.

Pero al verse todos adultos, las relaciones aquellas, fraternales, cariñosas, ya no son las mismas. Las vidas de cada uno han cambiado, sus sueños, ideales, hasta sus principios. De eso trata esta historia, cuando hay un hilo que se rompe en la familia, en este caso los abuelos, las relaciones familiares se trastocan y quedan como guindando con alfileres.

Mozart, y Brahms y Corelli

En este último relato del libro “Estaciones de paso”, Tomás, el protagonista de la historia, es un joven que con sus amigos cambia las clases por la Casa de Campo, un burdel, al que también asiste todas las mañanas, quien como los chicos, no le gusta ir a su Despacho y pasaba horas con ellos mirando a las prostitutas. Había una, Fernanda, una chica sudamericana, que les cortaba la respiración, era bella, espectacular, impresionante, pero sobre todo muy simpática con todos ellos.

Fernanda vive con su hermana Nancy, que aunque menor y menos llamativa, se ve mucho mayor que Fernanda. Tomás se identifica con Nancy, por compartir los mismos sentimientos de inferioridad por su aspecto físico.

Sobre todo Tomás, por ser el más aplicado de la clase, el chico que toca violín en vez de jugar fútbol, sorprende por aparentar ser el mas inexperto, el más tonto, quien les enseñará a todos que puede ser el que más sabe, porque la vida es música y de eso él sabe bastante.

“Modelos de mujer”

Magníficas historias publicadas en 1996, recogidos en un libro que relata diferentes historias de diferentes mujeres, que deben enfrentarse a las adversidades de la vida. Aunque son relatos independientes tienen un mundo común, en el que las protagonistas vencen a la muerte, que se les va presentando de tal manera que deben saber, cómo inmiscuirse para inclinar el destino a su favor.

Son siete relatos, “Los ojos rotos”, “Malena, una vida hervida”, “Bárbara contra la muerte”, “Amor de madre”, “El vocabulario de los balcones”, “Modelos de mujer”, que da nombre al título y “La buena hija”.

Predominan los personajes de mujeres malas, mezquinas, hasta pueden ser asesinas, contra las que las más jóvenes deben luchar y se deben liberar.

Los ojos rotos

Es como una novela corta, en la que Miguela, quien tiene 38 años de edad y sufre de síndrome de Down, que al morir su madre es enviada a un centro de salud mental, “la casa quemada”, la llaman. Allí conoce a Queti, una mujer menopáusica que a raíz de la muerte de su hijo, perdió la razón.

Queti es quien cuenta la historia de Miguela, la relación con el espejo, su obsesión por la belleza, que para ella es tener los ojos redondos. Miguela recibe la visita de un fantasma, que hace que la imagen que se refleja en el espejo, sea el de una mujer muy hermosa. La historia continúa, quedando la duda de si Queti está diciendo algo real, o por su condición de enferma mental, está imaginando todo eso.

Malena, una vida hervida

Una historia sobre la vida de una mujer y las constantes dietas a las que se ve sometida, porque se sentía fuera de grupo, fuera del estereotipo de las mujeres bellas. Con 15 años recién cumplidos, Malena medía 1,73 cm y pesaba 82 kgs, a la vista de todos, una auténtica vaca.

Pasó un penoso episodio con sus amigas y amigos, cuando estaban jugando “la botella” y al tocar su turno, el chico, Andrés, quien ya había besado a las demás chicas, no quiso besarla a ella, aun cuando le correspondía. Lo peor fue, que besó por segunda vez a otra chica, cuando le reclamaron los demás, él se limitó a decir que no habían más, y le dieron la razón. Se sintió invisible, sola, quedó muda.

Almudena se adentra así, en la vida de las mujeres que no caben en una talla 38. Aquí entra Malena en una “vida hervida”; la autora avanza y retrocede en la historia, hasta que llega al genial desenlace que nos enseña las paradojas que puede tener la vida. Es otro de los cuentos del libro “Modelos de mujer” que retrata a las mujeres, con voluntad, determinación, que pueden darle un giro favorable a sus vidas.

El vocabulario de los balcones

Inspiró la película “Aunque tú no lo sepas”, de Juan V. Córdoba, cuyo estreno fue en 1999. Narra la vida de Lucía, desde edad infantil, de clase acomodada y de Juan, un chico que viene de un barrio lejano y de mala fama, según los padres de Lucía.

Juan empezó a mirar a Lucía, quien lo quería ignorar, pero sentía el peso de su mirada, escudriñándola, desde los 12, 13, 14 años y más. Pasaron los años, Lucía ya cuenta con edad adulta y se reencuentran en un almacén, en el centro de Madrid. Se reconocen pero no cruzan palabras. Poco después Lucía se entera que Juan no se ha casado, al igual que ella y que aún vive en el mismo sector donde crecieron.

El alquila un apartamento frente a Lucía, desde cuyos balcones se entrecruzan miradas, formando un vocabulario de miradas y señales de amor y pasión. Aparece como otro protagonista de esta historia, el poder de la mirada, silencioso y cómplice.

El siguiente poema de García Montero inspiró a Almudena para escribir esta novela, convertida luego en película y además el tema de la canción del mismo título:

Como la luz de un sueño,

que no raya en el mundo pero existe,

así he vivido yo

iluminando

esa parte de ti que no conoces,

la vida que has llevado junto a mis pensamientos.

Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto

cruzar la puerta sin decir que no,

pedirme un cenicero, curiosear los libros,

responder al deseo de mis labios

con tus labios de whisky,

seguir mis pasos hasta el dormitorio.

También hemos hablado

en la cama, sin prisa, muchas tardes

esta cama de amor que no conoces,

la misma que se queda

fría cuanto te marchas.

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo,

hicimos mil proyectos, paseamos

por todas las ciudades que te gustan,

recordamos canciones, elegimos renuncias,

aprendiendo los dos a convivir

entre la realidad y el pensamiento.

Espiada a la sombra de tu horario

o en la noche de un bar por mi sorpresa.

Así he vivido yo,

como la luz del sueño

Modelos de mujer

Del mismo nombre del título de la serie, presenta a Eva, una hermosa mujer, pero algo tonta y artificiosa. Tiene como ayudante de relaciones públicas a Lola, una mujer intelectual, aguda y madrileña, con algunos kilos de más, quien se autodescribía como una mujer grande, que levantaba suspiros a los albañiles que la veían en la calle, así como provocaba un desprecio en las redactoras de las páginas de moda.

Habla sobre la belleza, como tema relevante, tomando en cuenta la importancia que dan las mujeres a la imagen, casi en forma obsesiva, imitando modelos o prototipos.

La buena hija

El prólogo de esta obra, que la autora tituló Memorias de una niña gitana, es como una autobiografía de Almudena, entre otras cosas, cuenta cómo empezó a gustarle la escritura. La protagonista es Berta, quien busca en su memoria reencontrarse con la afectividad de la maternidad. En ese viaje imaginario, vuelve a su infancia y consigue a Piedad, su nana, quien fue realmente su madre.

Aquella madre a la que únicamente Berta era quien llamaba los domingos, comportándose como una buena hija, pero que siempre sentía miedo, a quedarse sola, ser traicionada por su doncella, por su enfermera, tenía miedo a todo.

“Besos en el pan”

En esta novela convergen muchos personajes, de distintos oficios, dramas, clases sociales, que vivirán momentos de indignación, rabia, solidaridad, ternura y tesón, que los hará aprender el por qué sus abuelos les enseñaron, cuando niños, a besar el pan.

Cuenta historias tan distintas como la de una familia que regresa de vacaciones, reacias a cambiar su rutina; la de un divorciado que solloza tras un tabique; de una abuela que coloca antes de tiempo el árbol de navidad, para animar a los suyos; una mujer que se reinventa y vuelve al campo para vivir de las tierras, como lo hacían sus antepasados; todo ello ambientado en oficinas, peluquerías, bares, comunidades, que hacen un nexo invisible entre todos ellos.

“Atlas de Geografía Humana”

Trata de cuatro mujeres, Ana, Rosa, Fran y Marisa, que están encargadas de la elaboración de un Atlas de Geografía. Nunca habían estado juntas en un proyecto, dentro de la editorial para la cual trabajan, pero tienen varios puntos en común, aun cuando son muy distintas.

Todas están cercanas a los 40 años de edad, etapa vulnerable en la que tienen que decidir qué hacer con sus vidas, saber quiénes son y hasta dónde están dispuestas a llegar.

Cuentan en primera persona las historias de sus vidas, con lujo de detalles, qué hacen día a día, cómo conocieron a sus maridos, el transcurrir de su infancia, de su adolescencia, sus sueños y miedos, lo que hace que el lector o lectora, se inmiscuya en sus vidas y se sienta identificado con ellas.

Se enfoca en la búsqueda de la felicidad, que aunque no hay un mapa que pueda guiarnos a conseguirla, existe un consuelo, una esperanza, de saber que las cosas cambian. Fue publicado en 1998.

Pensamiento e ideología

Almudena es optimista por naturaleza, pero eso no le impide tener una mirada crítica sobre la realidad que vive España en los últimos años. Piensa que los españoles están profundamente desmemoriados y desligados del mundo. Son nuevos ricos que han acentuado un sentido de egoísmo, en vez de mostrar solidaridad y adaptarse a nuevas exigencias ante el resto del mundo.

Por haberse fundado la democracia en España a espaldas de la memoria, hizo que los españoles sean muy raros en relación a la idea de patria. Critica abiertamente la pésima gestión de la memoria cuando fundaron la democracia, el haber catalogado de patrióticos solo a los derechistas y a los de izquierda como los que apoyan los nacionalismos.

El gran desarrollo económico y tecnológico ha incidido enormemente en la política española actual, al punto de confundirse entre ambas. Por lo menos, asegura, en España no queda nada del franquismo, aun cuando se empeñó en moldear y comprar la conciencia del español, el franquismo no sobrevivió a Francisco Franco.

Los intelectuales han recibido su tajada también en este contexto. Al poder no le interesan los intelectuales, quienes llegaron a tener un peso importante en el poder político y en la opinión pública, tiempos atrás. Esto, según Almudena, tiene que ver con el descrédito de la literatura, el pensamiento y de la misma política.

Asegura Almudena que “La literatura puede tener que ver con la política o no, pero siempre tiene que ver con la ideología. Cualquier libro es un producto ideológico…” defendiendo así el derecho que tienen los escritores de escribir sobre temas reales, problemas sociales, injusticias, o también, de pájaros, del cielo, hasta de su bañera, en cualquiera de los dos casos está produciendo ideología, aún cuando no lo sepa.

A una pregunta que le hicieran en una entrevista, sobre el tiempo que tenía su corazón inclinado hacia la izquierda, Almudena contestó que así como otras cuestiones y  hechos ideológicos que han influido en su pensamiento,  se hizo de izquierda leyendo.

¿Qué piensa de la posguerra y la transición española?

Para Almudena Grandes, las nuevas generaciones han adoptado la cultura oficial del silencio y la evasiva, al igual que lo hicieron sus abuelos. Esto los hace ignorantes de la historia española, gracias a ese silencio generacional. Es una férrea crítica a la nueva sociedad española, a la que considera desagradable e insensible, con gente a la que no le importa el sufrimiento de los demás, enfrascada en el espejismo del consumismo y el materialismo.

Lo atribuye a la era de Francisco Franco, el franquismo, donde la represión y el terror, certeramente aplicadas, hacía que nadie se atreviera a moverse o a querer cambiar las cosas que ocurrían. Para esta escritora, la transición española tuvo un éxito trascendental, sin precedentes, incorporando la democracia inédita, sólida, ejemplar, que se tomó como modelo en otros países, sobre todo de América Latina.

Pero piensa que no fue así en el aspecto moral e ideológico para las generaciones siguientes, quienes no reconocieron las reglas del juego de los años 70, más no le resta crédito a los que hicieron posible esa transición, que hicieron lo que había que hacer.

Para pasar la página hay que haberla leído antes. Para que cicatrice una herida tiene que estar limpia. La Guerra Civil española es una página que no ha sido leída, es una herida infectada y las consecuencias, aunque parezcan muy remotas, siguen pesando mucho en la vida de los españoles”, comentó Almudena en una entrevista, promocionando su novela “Los pacientes del Doctor García”, de la serie Episodios de una guerra interminable. (Ver artículo: Arturo Barea)

Cuentos y Novelas

Las edades de Lulú. 1989. Novela. Ganadora del XI Premio La Sonrisa Vertical 1989.

Te llamaré Viernes. 1991. Novela.

Malena es un nombre de tango. 1994. Novela.

El descubrimiento de una tradición. 1995. Discurso/Conferencia.

La buena hija. Cuento. En: Madres e hijas. Freixas, Laura (ed.) . 1996. Cuentos.

Modelos de mujer. 1996. Cuentos.

Especies sin protección. Cuento. En: Érase una vez la paz. 1996. Cuentos.

Atlas de geografía humana.,1998. Novela.

Demostración de la existencia de Dios. Cuento. En: De Madrid… al cielo. 2000. Cuentos.

Los aires difíciles.,2002. Novela. Ganadora del Premio Arcebispo San Clemente, 2002.

Mercado de Barceló. 2003. Artículos.

Castillos de cartón. 2004. Novela.

Estaciones de paso. 2005. Cuentos.

El corazón helado. 2007. Novela. Ganadora del VII Premio Fundación José Manuel Lara de Novela 2008. Ganadora del Premio Libro del Año 2007.

Llamazares Trigo, Gaspar. Al rojo vivo: Un diálogo sobre la izquierda de hoy. 2008. Ensayo.

Inés y la alegría. 2010. Novela. Ganadora del II Premio de la Crítica de Madrid de Narrativa 2010

El lector de Julio Verne. 2012. Novela.

Nguyen Ha. 2013. Biografía.

Las tres bodas de Manolita. 2014. Cuentos.

Los besos en el pan. 2015. Novela.

Frases de Almudena Grandes

En la novela “Las edades de Lulú”:

“… Y todo lo demás se borraba, mi cuerpo, y el suyo, y todo lo demás, por eso tardé tanto en identificar el origen de aquellas caricias húmedas que de tanto en tanto me rozaban los muslos como por descuido, contactos breves y levísimos que tras segundos de duda y un instante de estupor me indicaron que Ely seguía allí abajo (…) mientras yo follaba como una descosida, indiferente a aquel pintoresco animal callejero que, de espaldas a mí, se cebaba en las sobras de mi banquete particular…”

En “Los castillos de cartón”:

“…Había sido demasiado amor, tanto como el que yo podía dar, más del que me convenía. Fue demasiado amor. Y luego, nada…”

En “Malena, una vida hervida”:

“Dejé de comer a los quince años, ¿sabe usted? A los quince años empecé a alimentarme, a ingerir lo estrictamente necesario para ir tirando, verdura hervida, carne hervida, pescado hervido, vida hervida… Y todo por amor, que ya es triste, lo imbéciles que podemos llegar a ser las mujeres…”

“He aprendido más cosas en los libros que en la vida. He sido muchas veces más feliz y desgraciada en los libros que en la vida”. Alguna vez dijo que le gustaría que le pagaran por leer y no por escribir.

“No me gusta el término “literatura femenina”, aunque no tendría ningún inconveniente en admitirlo si existiera el término “literatura masculina”. Respuesta en una entrevista.

“La Odisea me dejó a mí muchas cosas. Fue el primer libro importante que yo leí, porque mi abuelo me lo regaló cuando yo hice la primera comunión y lo leí con una mirada de autor adulto”. Nació bajo la sombra de abuelos y padres escritores.

“Las relaciones sexuales son como el dinero: cuando lo tienes te lo gastas, y cuando careces de él sólo piensas en eso”. Reflexiones personales de Almudena.

Premio Fundación Lara

Premios y reconocimientos

  • Premio La sonrisa vertical, 1989 por “Las edades de Lulú”
  • Premio a la Coherencia 2002, otorgado anualmente por la Asamblea Local de Izquierda Unidad. España.
  • Premio Julián Besteiro de las Artes y de las Letras 2002
  • Premio Cálamo, al Mejor Libro del Año 2002 por “Los aires difíciles”.
  • Premio Crisol 2003 por “Los aires difíciles”.
  • La biblioteca municipal de Azuqueca de Henares, inaugurada en octubre de 2006, lleva su nombre.
  • Premio Fundación José Manuel Lara, 2008, por “El corazón helado”
  • Premio del Gremio de Libreros de Madrid 2008, por “El corazón helado”
  • Premio de la Crítica de Madrid, 2011, por “Inés y la alegría”.
  • Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska, 2011 por “Inés y la alegría”.
  • Premio Sor Juana Inés de la Cruz, 2011, por “Inés y la alegría”.
  • El Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) del barrio de Las Morillas (Málaga) lleva su nombre.

Películas

  • Las edades de Lulú, Bigas Luna. (1990)
  • Malena es un nombre de tango (Gerardo Herrero, 1995)
  • Aunque tú no lo sepas. (Juan Vicente Córdoba, 2000). Adaptación del relato «El vocabulario de los balcones», de su obra Modelos de mujer
  • Geografía del deseo,  adaptación de Atlas de Geografía humana;  miniserie de Boris Quercia (2004)
  • Los aires difíciles (Gerardo Herrero, 2006)
  • Atlas de Geografía humana (Azucena Rodríguez, 2007)
  • Castillos de cartón (Salvador García Ruíz, 2009)

Poemas a Almudena

El libro de poesía titulado “Almudena”, escrito por Luis García Montero, esposo de la escritora, se volvió un éxito por las hermosas poesías de amor y vida que contiene. García Montero, el autor, recoge poemas escritos durante años para su esposa, la novelista Almudena Grandes. Con sus versos reconstruye tanto la vida cotidiana, como aquello que nos reconcilia con el destino: el amor.

Memoria de la felicidad (Playa de Rota)

No es injusta la vida
por estar condenada a cambiarte despacio
como yo te desnudo.

Si no fuese una pobre amistad temblorosa,
un íntimo abordaje,
el tiempo debería permanecer callado
y detrás de la puerta,
para guardar así
la verdad de tu piel y la luz de la tarde.

Desde el jardín, a voces,
los amigos nos piden que bajemos.
Quieren ir hasta el pueblo por la playa.

A las olas que llegan
no les faltan misterios que poner a tus pies,
ni arena que borrar entre tus pasos.
Mi libertad, que todo lo padece
y navega entre dudas posesivas,
al verte caminar va comprendiendo
que si tú te quedases
así, tal como eres,
salvada de las horas,
con tu cabello negro, y con tus ojos,
y con la fe de la madera limpia
que flota en tu mirada,
yo me iría alejando de ti,
cada vez más hundido,
como una luz se aleja por el mar
de una verdad robada por el tiempo.

La vida no es injusta,
aunque esté condenada a cambiarte despacio
como yo te desnudo.

Vente conmigo al frío del invierno.
Deja que todo pase
como pasa una mano por la piel,
como corre la lluvia
por el cristal de un dormitorio.
Allí se puede ser feliz. Incluso
volveremos un día,
descalzos y abrazados en la niebla,
a caminar por esta playa
cuando seamos viento.

Curiosidades

  • Almudena Grandes, de pequeña quiso ser enfermera o azafata, porque eso era lo que querían ser todas las niñas de su edad. Mujeres que tenían una profesión, trabajaban y ganaban dinero.
  • Por provenir de una familia culta, no tuvo límites para leer y escribir. Disfrutaba mucho las lecturas de historias que otros escribían y las vivía, le parecía que eran vidas más fascinantes y emocionantes que la de ella.
  • Almudena quiso estudiar latín en la universidad, pero su madre, por un “acertado error”, le animó a inscribirse en la carrera de Geografía e Historia, porque era una “carrera de chicas”. Ahora lo agradece, porque de no haber sido así, sus libros no los hubiera podido escribir, por carecer de la metodología o relación que tuvo con la histografía.
  • Empezó escribiendo en una editorial, a destajo. Ese trabajo la ayudó a familiarizarse con la escritura y literatura, así como disciplina y destreza.
  • Antes de “Las edades de Lulú” había escrito varias novelas, pero ninguna la terminó. Así que fue la primera. Mucha gente no le da importancia a la primera obra de un escritor. Por eso en el segundo libro “Te llamaré viernes”, se esforzó en proveerlo de estilo en cada línea, por saber que lo estarían esperando. Pero el exceso de estilo es tan malo como la carencia del mismo. Así, la frase de León Tolstoi le encaja al dedo: “Mejor limpio que brillante”.
  • Cuando escribió esa, su primera novela, “Las edades de Lulú”, Almudena estaba atravesando problemas económicos graves, con una vida muy agobiante. Este libro le cambió la vida. Le regaló la vida que ella quería vivir y por lo que siempre estará agradecida.

Misceláneas

Almudena, con un artículo en el diario “El País” en noviembre del 2008, ridiculizó una frase de la Madre Maravillas, la misma decía lo siguiente: “Un tribunal ha constatado la muerte de Franco. Qué risa, dicen algunos. Yo prefiero reírme de otras cosas. “Déjate mandar. Déjate sujetar y despreciar. Y serás perfecta“. Eso dio pie a Almudena para que respondiera de forma sarcástica, criticando lo que parecía un trato sadomasoquista,  ¿Imaginan el goce que sentiría al caer en manos de una patrulla de milicianos jóvenes, armados y -¡mmm!- sudorosos? Y continuó diciendo, ¿se imaginan a la Madre en su lecho de muerte, recordar con placer aquel momento, de intenso desprecio, como fuente de la suprema perfección?

Que la desbeatifiquen! esa fue otra polémica palabra que junto al resto de la frase deja muy mal parada a la religiosa. “A cambio, pueden beatificar a Bono, porque la pequeña vanidad de su implante capilar es pecado venial frente a tamaña perversión“, cerrando con evidente ironía y sarcasmo. Por este episodio, fue duramente criticada por colegas, profesionales, compañeros y otros.

Error matemático

En Enero del 2009 publicó una columna en el Diario “El País“, titulada “El experimento“, en la que cometió el error garrafal de decir que según el plan de reactivación económica propuesto por el presidente Barack Obama, a cada habitante de la tierra le correspondían 115 millones de dólares, al dividir los 775 mil millones entre 6.700 millones de personas.  (Ver artículo: Eduardo Galeano)

Haga la prueba, 115 millones por 6.700 millones. Por más que borre y multiplique, obtendrá siempre 770.500 millones”, se atrevió a decir textualmente. El diario tuvo que publicar una fe de errata, aclarando que el resultado de esa división eran 115 dólares y no 115 millones, como afirmó Almudena. La escritora, por su parte, se disculpó con la siguiente frase: “Quiero pedir disculpas a todos los lectores de ciencias, y a los de letras también, por mi ineptitud aritmética. He suspendido matemáticas muchas veces en mi vida, pero nunca lo he merecido tanto como después de escribir mi columna“.

Violación

Hace pocos días, Almudena Grandes, publicó un artículo titulado Machismo, en el diario El País, en el que reflexiona sobre la sentencia de La Manada, caso emblemático de España, en el que condenaron a cinco jóvenes, acusados de violar a una joven en el año 2016, durante los Sanfermines. Les imputaron nueve años de prisión y cinco de libertad vigilada, por abuso sexual continuado. El tema está en que no los condenaron por violación.

Almudena se pregunta, ante el veredicto, que interpreta los términos intimidación y consentimiento viciado, de manera separada, ¿cómo puede ser consentimiento y no existir intimidación? Esta calificación, según Almudena, ocurre sólo por motivos ideológicos. Los jueces de Pamplona dicen que una mujer debe “defender su honra con sangre, que si no expone su vida, no puede esperar que la consideren una víctima”.

Concluye que esa sentencia solo rezuma el machismo que ha existido en todos los tiempos. “Las violaciones son el único y mismo delito”.

Actualmente es columnista del diario “El País” , frecuente participante y contertulia en los programas de la cadena SER, cadena de radio española a nivel nacional. Ha demostrado su apoyo público a Izquierda Unida, movimiento político y social de España, que busca implantar un sistema social demócrata en el país. Por tal razón, fue una de las firmantes del manifiesto “Por la convivencia y frente a la crispación”, que rechazaba el terrorismo como eje de la oposición. Similar participación tuvo tras el atentado de la ETA en la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas, donde leyó la “Declaración por la paz, la vida y contra el terrorismo”.

(Visited 2.943 times, 11 visits today)

Deja un comentario