Albert Camus: biografía, frases, libros, muerte, y mucho más

Albert Camus, fue un reconocido escritor de novelas, ensayos y obras teatrales, que además se desempeño en el área del periodismo, de origen francés. Albert fue un gran aportador en lo que se refiere a lo absurdo, también se le asocia con el existencialismo, ya que usó mucho de este en su obras. Cabe destacar que gracias a su ingenio, logró obtener el reconocido Premio Nobel en el año 1957.

albert camus 1

Biografía de Albert Camus

Albert Camus nació en 7 de noviembre del año 1913 en Mondovi, Argelia francesa. Sus padres fueron Catherine Helen Sintes una analfabeta con problemas auditivos nacida en Birkadem, Argelia que trabajó como empleada de limpieza, y Lucien August Camus un agricultor en una finca vitivinícola que pertenecía a un comerciante de vinos, este había huido de Alsacia.

En el año 1914, cuando Albert aun no llegaba al año, su padre, movilizado durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial, es herido gravemente en combate en la batalla del Marne y muere en el hospital de Saint-Brieuc el 17 de octubre. Por este triste suceso la familia decide movilizarse a la casa de su abuela materna en Argel. Albert de su padre solo conservó una fotografía de su padre.

La infancia de Albert tuvo lugar en un barrio pobre de Argel, en donde no tuvo acceso a libros o revistas, pero gracias a una beca, que los hijos de personas que habían sido víctimas de la guerra, que recibió pudo iniciar su educación y por ende tener acceso a los libros. (Ver artículo: Victor Hugo)

albert camus 2

La vida escolar de Albert Camus, fue siempre un muy buen recuerdo para él, se mostró en especial muy agradecido durante toda su vida a un profesor que tuvo en primaria llamado Louis German, y a Jean Grenier, profesor que tuvo mientras cursaba el instituto quien lo introdujo en la lectura de filósofos en especial al filósofo Nietzshe.

Durante su época de estudiante, Albert Camus, se mostró bastante interesado por los deportes como el futbol, el boxeo y la natación.

Entre los años 1928 y 1930, fue el portero del equipo de futbol Racing Universitaire d’ Alger, equipo perteneciente a la Universidad de Argel, donde cursó estudios de letras y filosofía. Su vida tanto deportiva como de estudiante se vio detenida por un tiempo debido a que comenzó a sufrir de tuberculosis.

Tiempo después logra obtener su diploma de filosofía y letras con su tesis acerca de la relación existente entre el pensamiento clásico griego y el cristianismo, basándose en las obras de Plotino y San Agustín.

Albert Camus, tenía la esperanza de dar clases, pero esta petición fue rechazada debido a su ya avanzada tuberculosis, por esto se dedicó al periodismo e inicio a trabajar como corresponsal del Alger Republicain.

Albert desde muy temprana edad comenzó a escribir, y algunos de sus primeros textos fueron publicados en el año 1932 en la revista Sud.

Durante su estadía como corresponsal del Alger Republicain publicó diversos artículos acerca de su análisis en cuanto a la situación social que tenían los musulmanes en la zona de Kabylia.

Camus se relacionó más con la parte humanitaria, que con la de política y su ideología, y siempre recalcó la importancia que representaba Francia en Argelia, claro, que no pasaba por alto las injusticias coloniales.

Para el año 1934 Albert contrae nupcias con Simone Hié, pero este matrimonio no dura mucho por motivo de infidelidad de parte de los dos. Para el año 1935 comienza a redactar El revés y el derecho, obra que se publica dos años después. (Ver artículo: Maquiavelo)

albert camus 3

En Argel, también funda un teatro llamado Teatro del Trabajo, que en el año 1937 es reemplazado por el Teatro del Equipo que tenía como objetivo dar obras de buena calidad a personas pertenecientes a la clase obrera.

Para el año 1938, publica su obra titulada Nupcias, esta se trata de una serie de reflexiones liricas acerca de Argelia. Camus, quien pertenecía a un Partido Comunista, abandona el mismo por motivo de inconformidades con el Pacto germano-soviético y su apoyo al Partido Comunista de Argelia con respecto al Partido Comunista de Francia.

Camus, inicia a trabajar en el diario de nombre Diario del Frente Popular, allí realiza una investigación y hace un artículo que titula La miseria de Kabylia, articulo que genera un gran impacto, por lo que en el año 1940 el Gobierno de Argelia prohíbe que se continúe publicando el diario y hace que Albert Camus no consiga ningún otro trabajo.

Albert Camus, se va a París donde consigue un trabajo como secretario de redacción el París-Soir. Contrae matrimonio por segunda vez con Francine Faure, una mujer pianista y matemática. Dos años después publica su obra titulada El extranjero. (Ver artículo: Kant)

albert camus 7

Hijos

Junto a Francine Faure, trajeron al mundo en el año 1945 a sus dos hijos Catherine Camus y Jean Camus, ellos eran mellizos. Catherine, muchos años más tardes estudiaría Derecho, pero también se encargaría de culminar y publicar una obra muy importante que su padre dejó inconclusa antes de morir cuando ella apenas contaba con 14 años de edad, El primer hombre.(Ver artículo: J.K. Rowling)

albert camus 5

María Casares

Albert Camus y María Casares se conocieron un día del año 1944 en la casa de un artista literario llamado Michel Leiris, luego de haber asistido a la presentación de una obra de teatro escrita por Picasso.

La actriz destacó y años más tarde interpretó al personaje de Martha en la obra de Camus El malentendido. Posteriormente Albert Camus la invita a una fiesta de Jean Paul Sartre y Simone Beauvoir, que se llevaría a cabo en la casa de Charles Dullin, un director.

Y se volvieron amantes una noche de junio, durante el desembarque de Normandía,  cuando la esposa de Camus había estado fuera de París, en Oran, Argelia.

albert camus 20

 “Me siento solo y desierto. No te has dado cuenta de que de una sola vez concentré en un solo ser una pasión que antes yo repartía por todos lados, al azar, y en todas las ocasiones”

Ese fue una carta que Albert le escribe a María en el inicio de la relación.

Pero cuando esta regresa de Argelia, y da a luz a sus mellizos, el escritor se aparta de María por lo que acaban la relación, sin embargo, ocho años más tardes se vuelven a encontrar y comienzan una relación nuevamente, relación que perdura por el resto de la vida del escritor, hasta el año 1960.

“¿Por qué el destino nos ha puesto uno frente al otro. Por qué nos reunió nuevamente, por qué este nuevo encuentro justo cuando hacía falta?”

Eso le escribe la actriz a Camus, luego de su reencuentro en el Boulevard Saint Germain en París.

Se dice que Francine Faure estaba al tanto de esta relación, sin embargo, esta le guardaba un gran aprecio a la actriz. (Ver artículo: George Orwell)

albert camus 21

En el año 1943, Albert, comienza a trabajar para Gallimard como lector de textos, Gallimar era una importantísima editorial de París. Albert también se encargó de dirigir la publicación de Combat, al momento en el que Pascal Pia necesita ocuparse de otras funciones en contra de los alemanes.

Luego de que los alemanes salieran, Albert Camus, continua editando la publicación, en la que siempre se mantuvo de manera independiente en una postura de izquierda, este se basaba en la justicia y verdad como ideales.

En el año 1944, escribe las obras El malentendido y Calígula, ambas de género absurdo.

En el año 1947, publica su obra titulada La peste.

En el año 1948 se introduce por Andre Prudhommeaux, un anarquista, en el movimiento literario, en una reunión que llevó a cabo el Círculo Militar de estudiantes Anarquistas, como una especie de simpatizante con conocimientos acerca de lo que era el pensamiento anárquico. Motivo que lo llevó a escribir desde ese momento algunos artículos para dicho movimiento como por ejemplo Le Libertaire, Le révolution proletarienne y Solidaridad Obrera.

Hace un viaje hacia América del Sur en el año 1949, junto con el movimiento, y también da su apoyo a la revuelta que ocurrió en el año 1953 en Alemania. (Ver artículo: Fernando Savater)

albert camus 23

Pública el ensayo de nombre El hombre rebelde, obra que causa el disgusto de algunos críticos marxistas y de otros con un pensamiento inclinado un poco hacia el marxismo, como por ejemplo del reconocido Jean-Paul Sartre.

Para ese entonces Albert Camus, comienza a respaldar diversos movimientos de anarquistas, principalmente a favor del alzamiento por parte de los trabajadores en Poznan, Polonia, y posteriormente en lo que fue la Revolución de Hungría.

Camus, suelta su Llamada a la tregua civil, en el año 1956, en Argel, donde pide a las personas participantes y combatientes en el movimiento de independencia argelina y ala ejército francés, el respeto y protección a los civiles sin ninguna condición. En ese momento una cierta cantidad de personas lo injuriaban y querían su muerte. El amor y lealtad que sentía hacia Francia, no lo cegaban ante la injusticia que estaba vivía el pueblo de Argelia en aquella guerra.

albert camus 4

Durante su trayectoria Albert Camus, redactó reflexiones acerca de la situación humana, donde se observó que se oponía de manera simultánea al cristianismo, al marxismo y al existencialismo. Albert no paró en ningún momento de luchar en contra de aquellas situaciones y pensamientos que hacían que el hombre se alejara de su parte humana.

Esto lo determinó como una filosofía de lo absurdo. Albert fue un anarquista que expuso y cuestionó hasta sus convicciones propias, demostrando lo destructivo que podía llegar a ser una ideología cualquiera que tuviera un objetivo en la historia.

Premio Nobel

En el año 1956, publica su obra titulada La caída. Para el año siguiente en el 1957, publica una colección de cuentos llamada El exilio y el Reino. Para ese mismo año se le es otorgado en muy reconocido e importantísimo reconocimiento el Premio Nobel de Literatura, con 44 años de edad.

Aquí unos fragmentos del largo discurso que dio cuando recibió tan grande reconocimiento:

«Al recibir la distinción con que ha querido honrarme su libre Academia, mi gratitud es más profunda  cuando evalúo   hasta qué punto esa recompensa sobrepasa  mis méritos personales.  Todo hombre, y con mayor razón todo artista, desea que se reconozca lo que es o quiere ser. Yo también lo deseo. Pero al conocer su decisión me fue imposible no comparar su resonancia con lo que realmente soy. ¿Cómo un hombre, casi joven todavía, rico sólo por sus dudas, con una obra apenas desarrollada, habituado a vivir en la soledad del trabajo o en el retiro de la amistad, podría recibir, sin una especie de pánico, un galardón que le coloca de pronto, y solo, a plena luz? ¿Con qué ánimo podía recibir ese honor al tiempo que, en tantos sitios, otros escritores, algunos de los más grandes, están reducidos al silencio y cuando, al mismo tiempo, su tierra natal conoce una desdicha incesante? 

He sentido esa inquietud, y ese malestar. Para recobrar mi paz interior me ha sido necesario ponerme de acuerdo con un destino demasiado generoso. Y como era imposible igualarme a él con el único apoyo de mis méritos, no he hallado nada mejor, para ayudarme, que lo que me ha sostenido a lo largo de mi vida y en las circunstancias más opuestas: la idea que me he forjado de mi arte y de la misión del escritor. Permitanme,  aunque sólo sea en prueba de reconocimiento y amistad, que les diga, lo más sencillamente posible, cuál es esa idea. 

Personalmente, no puedo vivir sin mi arte. Pero jamás he puesto ese arte por encima de cualquier cosa. Por el contrario, si me es necesario es porque no me separa de nadie, y me permite vivir, tal como soy, a la par de todos. A mi ver, el arte no es una diversión solitaria. Es un medio de emocionar al mayor número de hombres, ofreciéndoles una imagen privilegiada de dolores y alegrías comunes. Obliga, pues, al artista a no aislarse; le somete a la verdad, a la más humilde y más universal. Y aquellos que muchas veces han elegido su destino de artistas porque se sentían distintos, aprenden pronto que no podrán nutrir su arte ni su diferencia más que confesando su semejanza con todos.

[…]

Por lo mismo el papel de escritor es inseparable de difíciles deberes. Por definición no puede ponerse al servicio de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la sufren. Si no lo hiciera, quedaría solo, privado hasta de su arte. Todos los ejércitos de la tiranía, con sus millones de hombres, no le arrancarán de la soledad, aunque consienta en acomodarse a su paso y, sobre todo, si en ello consiente. Pero el silencio de un prisionero desconocido, abandonado a las humillaciones,  en el otro extremo del mundo,  basta para sacar al escritor de su soledad,  por lo menos, cada vez que logre, entre los privilegios de su libertad, no olvidar ese silencio, y trate de recogerlo y reemplazarlo, para hacerlo valer mediante todos los recursos del arte. 

[…]

Al mismo tiempo, después de expresar la nobleza del oficio de escribir, querría yo situar al escritor en su verdadero lugar, sin otros títulos que los que comparte con sus compañeros, de lucha, vulnerable pero tenaz, injusto pero apasionado de justicia, realizando su obra sin vergüenza ni orgullo, a la vista de todos; atento siempre al dolor y a la belleza; consagrado en fin, a sacar de su ser complejo las creaciones que intenta levantar, obstinadamente, entre el movimiento destructor de la historia. 

¿Quién, después de eso, podrá esperar que él presente soluciones ya hechas, y bellas lecciones de moral? La verdad es misteriosa, huidiza, y siempre hay que tratar de conquistarla. La libertad es peligrosa, tan dura de vivir, como exaltante. […] ¿Qué escritor osaría, en conciencia, proclamarse orgulloso apóstol de virtud? En cuanto a mí, necesito decir una vez más que no soy nada de eso. Jamás he podido renunciar a la luz, a la dicha de ser, a la vida libre en que he crecido. […].

Reducido así a lo que realmente soy, a mis verdaderos límites, a mis dudas y también a mi difícil fe,  me siento más libre para destacar, al concluir, la magnitud y generosidad de la distinción que acabáis de hacerme. Más libre también para decir que quisiera recibirla como homenaje rendido a todos los que, participando el mismo combate, no han recibido privilegio alguno y sí, en cambio, han conocido desgracias y persecuciones. Sólo me  falta dar las gracias, desde el fondo de mi corazón, y hacer públicamente, en señal personal  de gratitud, la misma y vieja promesa de fidelidad que cada verdadero artista se hace a si mismo, silenciosamente, todos los días.»

albert camus 22

Muerte

El 4 de enero del año 1960, en las cercanías de Le Petit-Villeblevin en Francia, muere Albert Camus a causa de un accidente de auto, el auto se lo había prestado Gallimard su amigo y editor. Este suceso dio lugar a muchas especulaciones acerca de su mu muerte, algunas implican KBG, una comisión de seguridad rusa.

Filosofía de Albert Camus

La filosofía que Albert plasmaba en sus obras representa una desilusión sufrida por los intelectuales en el tiempo posterior a la guerra, en ella explora la situación de aislamiento de las personas, el extrañamiento de las personas hacia sí mismos, la maldad del mundo y lo terrible de la muerte.

Albert a pesar de que entendía a que se refería el nihilismo época, también estaba a favor de la libertad y la justicia. En las últimas obras que realizó, se pudo observar el humanismo liberal, en donde rechazaba algunas creencias e ideologías como lo eran el marxismo y el cristianismo. (Ver artículo: Federico García Lorca)

Albert camus 25

El absurdo

Se considera a Albert Camus el padre del Absurdismo, este define a lo absurdo en una de sus obras como una comparación que se hace de dos o más cosas desproporcionadas, que son totalmente opuestas. El absurdo es cuando los hombres buscan un significado de algo, para así sustentar su principio e ideales.

Para Camus, no existe absurdo total, y que es relativa la forma en que las personas generan contradicciones en sí mismos, buscando algún sentido. Camus expresa que el mundo no es lo absurdo, que lo absurdo es la lucha entre el hombre y el silencio del mundo. El hombre es absurdo por buscar un sentido.

Obras

Albert Camus a lo largo de su vida llevó a cabo numerosas obras, que iban desde novelas hasta obras de teatros.

Novelas

  • El extranjero – (L’Étranger) – (1942)
  • La peste – (La peste) – (1947)
  • La caída – (La chute) – (1956)
  • La muerte feliz – (La mort heureuse) – (Póstuma; 1971). Escrita en 1937.
  • El primer hombre – (Le premier homme) – (Póstuma; 1995). Inconclusa. Publicada por su hija.

Cuentos

  • El exilio y el reino – (L’exil et le royaume) – (1957).

Ensayo y no ficción

  • Metafísica cristiana y neoplatonismo – (Métaphysique chrétienne et Néoplatonisme) – (1935)
  • Rebelión en Asturias – (Révolte dans les Asturies) – (1936) Ensayo de creación colectiva.
  • El revés y el derecho – (L’envers et l’endroit) – (1937)
  • Bodas (Noces) – (1938)
  • Los cuatro mandamientos de un periodista libre – (Les Quatre Commandements du journaliste libre). Manifiesto censurado en 1939, publicado por primera vez en 2012 porLe Monde.
  • El mito de Sísifo (Le mythe de Sisyphe) – (1942)
  • Cartas a un amigo alemán (Lettres à un ami allemand) – (1943-1944)
  • La crisis del hombre – (1946) Lectura dada en la Columbia University.
  • Ni víctimas ni verdugos (Ni victimes, ni bourreaux) – (1946) Publicada en Combat.
  • ¿Por qué España? – (Pourquoi l’Espagne?) – (1948) Ensayo sobre la obra teatral Estadode sitio.
  • El testigo de la libertad – (Le témoin de la liberté) – (1948) Publicado en la revista La Gauche.
  • El hombre rebelde (L’Hommerévolté) – (1951)
  • El desierto viviente (TheLiving Desert) – (1953) Documental de Walt Disney que contiene un texto de Camus.
  • Actuales I, Crónicas 1944-1948 (Actuelles I, Chroniques 1944-1948)- (1950)
  • Actuales II, Crónicas 1948-1953 (Actuelles II, Chroniques 1948-1953) – (1953)
  • Actuales III, Crónicas de Argelia (Actuelles III, Chroniques algériennes, 1939-1958) – (1958)
  • Carnets,1: Mayo de 1935-Febrero de 1942 (Carnets, mai 1935—fevrier 1942) – (Póstumo; 1962)
  • Carnets, 2: Enero de 1942-Marzo de 1951 – (Carnets, janvier 1935—mars 1942) – (Póstumo; 1965)
  • Carnets, 3: Marzo de 1951-Diciembre 1959 (Carnets, mars 1951- décembre 1959) – (Póstumo; 2008)
  • El verano (L’Été) – (1954)
  • La antigua tragedia griega (1956) Lectura dada en Grecia.
  • Discurso de Suecia (Discours de Suède). Edición reúne dicho discurso, pronunciado en Estocolmo el 10 de (14 de diciembre de 1957 en la Université d’Upsal, “El artista y su tiempo”.
  • Reflexiones sobre la guillotina (Réflexions sur la guillotine) – (1957)
  • Lluvias de Nueva York (Pluies de New York) – (Póstumo; 1965) Impresión de viaje.
  • Diario de viaje (Journaux de voyage) – (Póstumo; 1978)
  • La posteridad del sol – (La Postérité du soleil) – (Póstumo; 1986) Fotografías de Henriette Grindat.
  • La Sangre de la Libertad. Albert Camus. Introducción: Freddy Gómez, Hélène Rufat. La linterna sorda. (2013).
  • ¡España Libre! Albert Camus. Introducción: Dalia Álvarez Molina, Ana Muiña. La linterna sorda. (2014).

El extranjero

Esta obra fue la primera novela de Albert Camus, se publicó en el año 1942.

Meursault es un hombre que parece ser indiferente ante la realidad ya que esta le parece de algún modo absurda. El progreso de la tecnología no le ha permitido participar en decisiones colectivas por lo que se convierte en el extranjero dentro de su propio ambiente.

El protagonista nunca se demuestra contrario a su ajusticiamiento, nunca, demuestra sentimiento alguno de lastima, arrepentimiento o injusticia, este demuestra una apatía hacia la existencia.

Este libro es una clara denuncia a la sociedad que olvida a las personas y no les permite tener ese sentimiento de pertenencia dentro de su comunidad. En esta obra se ve un paisaje gris en donde se le quita al hombre cualquier voluntad o pasión.

albert camus 9

Meursault es la viva imagen de la apatía hacia todo su entorno, es un hombre carene de valores humanos que se degrada con lo absurdo de lo que el destino le tenía deparado, pero nada de lo que vivía tenia importancia para él, ya que su principal preocupación era él mismo. Este era ateo, para él la vida carecía de sentido fuera de su ser, la confianza a seres que no fueran él mismo lo hacían caer a un abismo incierto.

Por estos motivos el protagonista se convierte en el extranjero, que juzga a una sociedad que posee una moral sin sentido y que dirige la vida de todo ser.

La Peste

Esta obra fue publicada en el año 1947.

Aquí se relata la historia de unos doctores, que encuentran el sentido del valor solidaridad cuando se encuentran en una labor de carácter humanitario en Argelia, mientras esta está bajo el azote de una plaga.

Esta obra es de reflexión filosófica, y da a entender el sentido de existir cuando no hay un Dios ni moral a nivel universal. Aquí el escritor da a entender que el hombre no tiene poder sobre absolutamente nada, que lo ilógica que puede resultar la vida no se puede evitar, la peste es quien representa lo absurdo.

Esta obra habla acerca de la solidaridad que poseen lo humanos. Se considera que este libro también es una crítica hacia aquellas privaciones de libertades, pues se ve como las autoridades de la nación limita los movimientos de sus habitantes para “protegerlos” de la peste.

albert camus 10

La caída

Este clásico del existencialismo fue publicado en el año 1956.

Aquí un hombre que se hace llamar Jean Baptiste, quien es abogado o juez penitente en Amsterdam, relata su vida en un bar a un recién llegado. En esta novela se enfoca en el yo y en todos los cargos de conciencia que se puedan tener, Jean narra la manera en la que pasa de ser un exitoso abogado a un abominable ser que se derrumba en todos los aspectos profesionales y personales.

En esta obra se puede observar la despreciable moralidad y todas las contradicciones que un ser humano posee. Plantea un equilibrio en las libertades y la justicia, se da a conocer el temor de un futuro donde la ética se base solo en los intereses individuales.

albert camus 11

El mito de sisifo

El mito de Sisifo es un ensayo de Albert Camus que se publicó en el año 1942, en esta obra abarca el tema del suicidio y el valor que tiene la vida, donde se basa en el mito de sisifo como una metáfora en donde explica todo aquello que abruma a ser humano, así como a sisifo lo abrumó el hecho de tener que soportar distintas pruebas para conseguir su libertad.

En esta obra utiliza la filosofía del absurdo, donde se dice que la vida de cada ser es insignificante y que su valor no está ni de cerca al que creemos que tiene.

Albert transmite la idea del hombre con absurdo sentimiento. Donde el hombre se muestra consiente de insignificante que es su vida, uno incapaz de comprender al mundo. (Ver artículo: Lope de Vega)

albert camus 12

El hombre rebelde

Esta es una obra publicada en el año 1951, donde Albert Camus hace referencia al por qué y cómo a través de la historia el ser humano ha sido capaz de alzarse en contra de Dios.

Esta obra se divide en tres secciones. En la primera plasma lo que se llama rebelión metafísica, en base a otros autores literarios tal como el Marqués de Sade y de otros artistas del genero romántico y surrealista.

En la segunda parte que se llama la rebelión histórica, muestra el emancipamiento de la sociedad que se nutre gracias al conocimiento de los diferentes puntos del sistema de Hegel. Posteriormente las luchas sociales y el anarquismo tendrán un porqué.

En la última parte hay una reflexión acerca de la relación que existe ente el arte y la rebelión.

De una u otra manera en cada parte de esta obra se analizan con profundidad las diversas formas de rebelarse en contra de aquellos principios que han sido aceptados como hechos que no se pueden cambiar. Con estos actos de rebeldía se ponen en duda la moral y los principios y Dios.

Para Albert la rebelión es lo que despierta al hombre humanista, crítico y emancipador tirano en nombre de la libertad.

albert 13

El primer hombre

Esta obra es una novela autobiográfica, esta fue su última obra, la cual se encontraba redactando en la época en que murió. Esta obra se encontró en un maletín que estaba en las cercanías en dudo fue el trágico accidente que le costó la vida a Camus. Esta obra se publica 34 años después de que se encontrara en el año 1995.

El libro relata la vida de Jean Cormery, el alter-ego del autor, donde la primera parte prácticamente se basa en la vida de su padre y en los recuerdos de su infancia, y la segunda parte relata la vida de este desde su entrada al instituto. (Ver artículo: Haruki Murakami)

albert camus 14

La muerte feliz

Esta obra trata acerca del existencialismo, acerca del tema de la voluntad para ser feliz, la manera en que el ser humano es consiente de poder crear su propia felicidad, y como el tiempo y el dinero son factores esenciales para lograr la felicidad. La mayoría de los acontecimientos son recuerdos de Albert, incluye el trabajo que realizó cuando estuvo dentro de la comisión marina de Argelia, su mal capitulo gracias a la terrible tuberculosis que padecía y de los viajes que realizo por Europa.

Entre los años 1936 y 1938, Albert se tomo la tarea de escribir y corregir esta obra, pero no la quiso publicar. Se puede ver claramente que esta historia es la secuela de su relevante historia El extranjero, que publicó en 1942, ya que el protagonista de ambas obras tenía nombres parecidos y ambos habían hecho cosas sin que les importara mucho, por ejemplo, el asesinato de un hombre. La muerte feliz se publica finalmente 10 años posteriores a la muerte del autor, en el año 1971.

La novela no es muy extensa y se divide en dos partes. La primera se llama Muerte natural, donde explica la vacía vida que llevaba el protagonista, describiendo su trabajo, la relación que tenia con su novia que no le era muy importante. Durante el transcurso de la historia el protagonista conoce a un hombre bien acomodado e invalido que le enseña una manera de ser feliz, donde le explica que necesita paciencia y tiempo para alcanzar la felicidad, y que gran parte de la vida se malgasta haciendo dinero, cuando realmente se debe ganar dinero para poder tener más tiempo.

Por lo que el protagonista toma la decisión de asesinar al hombre para así quedarse con su fortuna y obtener felicidad.

albert camus 15

La segunda parte de la novela se llama Muerte consciente, aquí narra el viaje que lleva a cabo el protagonista por toda Europa en tren con el dinero que robó al hombre, pero aun así no consigue la paz que quiere por lo que regresa a Argel, y se pone a vivir con unas amigas jóvenes. Todos tenían una meta, buscar y encontrar la felicidad.

El protagonista se casa con una mujer muy bonita a la que no ama, compra una casa y se muda solo.

“A esta hora de la noche, su vida le parecía algo tan remoto. Se sentía tan solo e indiferente hacia todo y hacia él mismo, que Mersault sintió que al fin había alcanzado aquello que tanto quería: que la paz que ahora lo llenaba naciera del paciente abandono propio que había seguido y logrado sin la ayuda de este cálido mundo tan presto a negárselo sin ira.»

Finalmente, enfermo, el protagonista tiene una muerte feliz.

Obras de Teatro

  • Calígula – (Caligula) – (1944)
  • El malentendido – (Le malentendu) – (1944)
  • El impromptu de los filósofos – (L’Impromptu des philosophes) – (1947). Pieza en un acto publicada bajo el pseudónimo de Antoine Bailly.
  • El estado de sitio – (L’état de siège) – (1948)
  • Los justos – (Les justes) – (1950)

albert camus 16

Calígula

Esta obra de teatro fue publicada en el año 1944 y se trata de un emperador Romano llamado Calígula, quien se encuentra totalmente abatido por la muerte de su amante y hermana Drusila, por lo que este planea su propia muerte, esta historia está basada en la realidad.

albert camus 17

El malentendido

Esta es una obra de teatro escrita por Albert, que se estrenó en el año 1944, esta se divide en tres actos.

Se trata de un joven, exitoso, muy rico y que además esta enamorado, pero sin embargo no tenía una buena relación con su familia por lo que decide restablecer los vínculos con estos, por lo que junto a su esposa este se dirige a la ciudad en donde nació a la pensión en donde albergaban su madre y su hermana, sin embargo este no da su verdadera identidad y lo que no sabia era que ellas se dedicaban a asesinar a aquellos viajeros que se quedaban en la pensión para obtener los recursos que necesitaban para sobrevivir, y el protagonista sufre el mismo destino que los demás viajeros.

albert camus 18

Los justos

El 15 de diciembre del año 1949, en París se presenta la obra Los Justos en el Théâtre Hébertot. Esta obra se divide en cinco actos. Y su contexto es durante la Revolucion rusa del año 1905, que se dio con el disgusto de las personas hacia la tiranía por lo que deciden atacar al zar.

Esta obra esta basada en hecho reales, específicamente en el asesinato de Sergio Aleksándrovich Románov el Gran Duque.

Frases

No ser amados es una simple desventura; la verdadera desgracia es no saber amar.

Un verdadero amigo es aquel que llega cuando todos se han ido.

En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habita un verano invencible.

La amistad puede convertirse en amor. El amor en amistad… nunca

El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo.

Crear, es vivir dos veces.

Nadie se da cuenta de que algunas personas gastan una energía tremenda simplemente para ser normales.

Ni uno sólo de los principios morales que custodian el corazón de los hombres, me era accesible.

Califico de estúpido a quien teme gozar.

El genio: la inteligencia que conoce sus fronteras.

El otoño es una segunda primavera, en que cada hoja es una flor.

albert camus 19

La estupidez insiste siempre.

Inocente es quien no necesita explicarse.

Buscar lo que es verdad no es buscar lo que uno desea.

La enfermedad es el tirano más temible.

No es vergonzoso preferir la felicidad.

Con la rebelión, nace la conciencia.

Cada generación, sin duda, se cree destinada a rehacer el mundo. La mía sabe, sin embargo, que no lo rehará. Pero su tarea acaso sea más grande. Consiste en impedir que el mundo se detenga.

¿Qué es un rebelde? Un hombre que dice no.

De los resistentes es la última palabra.

Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este mundo.

La comprensión de que la vida es absurda no puede ser un fin, sino un comienzo.

Vivir es lo contrario de amar.

Raramente confiaremos en alguien que es mejor que nosotros.

Para la mayoría de los hombres la guerra es el fin de la soledad. Para mi es la soledad infinita.

Si todas lasc experiencias son indiferentes, la experiencia del deber es tan legítima como cualquier otra. Uno puede ser virtuoso por capricho.

La necesidad de ser correcto es la muestra de una mente vulgar.

Siempre he creído que si bien el hombre esperanzado en la condición humana es un loco, el que desespera de los acontecimientos es un cobarde.

Dos hombres traicionados por la misma mujer son algo parientes.

La felicidad es la mayor de las conquistas, la que hacemos contra el destino que se nos impone.

Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad.

La verdadera generosidad para con el futuro consiste en entregarlo todo al presente.

Ningún hombre es hipócrita en sus placeres.

A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad.

Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad la prensa nunca será otra cosa que mala.

He comprendido que hay dos verdades, una de las cuales jamás debe ser dicha.

El hombre es la única criatura que rechaza ser lo que es.

albert camus 24

El gran Cartago lideró tres guerras: después de la primera seguía teniendo poder; después de la segunda seguía siendo habitable; después de la tercera ya no se encuentra en el mapa.

Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen.

Me decían que eran necesarios unos muertos para llegar a un mundo donde no se mataría.

En estos momentos están poniendo bombas en los tranvías de Argel. Mi madre puede estar en uno de esos tranvías. Si la justicia es eso, prefiero a mi madre.

En el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio.

Cualquier hombre, a la vuelta de la esquina, puede experimentar la sensación del absurdo, porque todo es absurdo.

Los artistas piensan según las palabras y, los filósofos, según las ideas.

La gente nunca está convencida de tus razones, de tu sinceridad, de tu seriedad o tus sufrimientos, salvo si te mueres.

No hay nada más despreciable que el respeto basado en el miedo.

Una novela no es otra cosa que una filosofía puesta en imágenes.

Darse no tiene sentido más que si uno se posee.

No puedes adquirir experiencia haciendo experimentos. No puedes crear la experiencia. Debes experimentarla.

El secreto de mi universo es sólo imaginar a Dios sin la inmortalidad del hombre.

Ellos mandan hoy… ¡porque tú obedeces!

Si el hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo.

El deber es lo que esperas de los demás.

albert camus 6

Por cada hombre libre que cae nacen diez esclavos y el porvenir se ensombrece un poco más.

La única manera de lidiar con este mundo sin libertad es volverte tan absolutamente libre que tu mera existencia sea un acto de rebelión.

No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y seré tu amigo.

En política son los medios los que deben justificar el fin.

La capacidad de atención del hombre es limitada y debe ser constantemente espoleada por la provocación.

Grito que no creo en nada y que todo es absurdo, pero no puedo dudar de mi grito y necesito, al menos, creer en mi protesta.

El hombre tiene dos caras: no puede amar sin amarse.

El encanto es la manera de conseguir la respuesta “sí” sin haber realizado una pregunta clara.

Es en el mismo momento de la desgracia cuando uno se acostumbra a la verdad.

Feliz y juzgado o bien absuelto y miserable.

¡Quién necesita piedad, sino aquellos que no tienen compasión de nadie!

¿Qué es el hombre? Pero ahí, alto porque lo sabemos. El hombre es esa fuerza que acaba siempre expulsando a los tiranos y a los dioses.

La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.

Cuando el hombre somete a Dios a un juicio moral, lo mata en su corazón.

Si el mundo fuera claro, el arte no existiría.

El absurdo surge de la confrontación entre la búsqueda del ser humano y el silencio irracional del mundo.

Al principio de las catástrofes, y cuando han terminado, se hace siempre algo de retórica. En el primer caso, aún no se ha perdido la costumbre; en el segundo, se ha recuperado.

Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol.

Todos insisten en su inocencia a toda costa, aún si ello significa acusar al resto de la raza humana y aún al cielo.

Bendito el corazón que se puede doblar porque nunca se romperá.

Está la belleza y están los humillados. Por difícil que sea la empresa quisiera no ser nunca infiel ni a los segundos ni a la primera.

Los hombres lloran porque las cosas no son como deberían ser.

Comprendió que los hombres fingen respetar el derecho y solo se inclinan ante la fuerza.

El instante en que ya no sea más que un escritor habré dejado de ser un escritor.

Cada vez que un hombre en el mundo es encadenado, nosotros estamos encadenados a él. La libertad debe ser para todos o para nadie.

He visto a personas obrar mal con mucha moral y compruebo todos los días que la honradez no necesita reglas.

Hay una ambición que deberían tener todos los escritores: ser testigos y gritar cada vez que se pueda y en la medida de nuestro talento, por quienes se hallan en servidumbre.

Algunas veces pienso en lo que los historiadores del futuro dirán de nosotros. Una sola frase será suficiente para definir al hombre moderno: fornicaba y leía periódicos.

Los tristes tienen dos motivos para estarlo: ignoran o desesperan.

El buen gusto consiste en no insistir, todo el mundo lo sabe.

Los mitos tienen más poder que la realidad. La revolución como mito es la revolución definitiva.

Comprendo lo que toco, lo que se me resiste.

albert camus 8

Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa. (Ver artículo: Hermann Hesse)

Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro.

Algún día habrá de caer la estúpida frontera que separa nuestros dos territorios Francia e Italia que, junto con España, forman una nación.

El único problema filosófico verdaderamente serio es el Suicidio. Juzgar si la vida es o no digna de vivir es la respuesta fundamental a la suma de preguntas filosóficas.

Cuán duro, cuán amargo es llegar a ser hombre.

Hasta en la destrucción hay un orden, hay límites.

Hoy ha muerto mamá. O quizá fue ayer. No lo se.

Todas las revoluciones modernas han concluido en un reforzamiento del poder del estado.

Amo demasiado a mi país para ser nacionalista.

Intelectual: alguien cuya mente se vigila a sí misma.

Juzgar si la vida es o no digna de vivir es la respuesta fundamental a la suma de preguntas filosóficas.

Jamás he podido renunciar a la luz, a la felicidad, a la vida libre en que he crecido.

En el apego de un hombre a su vida hay algo más fuerte que todas las miserias del mundo.

El Acto más importante que realizamos cada día es tomar la decisión de no suicidarnos.

Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar.

Lo que sé, lo que es seguro, lo que no puedo negar, lo que no puedo rechazar, eso es lo que importa.

La desdicha es como el matrimonio. Se cree que se elige y en realidad, se es elegido.

Todos los especialistas de la pasión nos lo dicen: no hay amor eterno si no es contrariado. No hay pasión sin lucha.

A dos hombres que viven el mismo número de años el mundo les proporciona siempre la misma cantidad de experiencias. A nosotros nos corresponde tener conciencia de ellas.

Toda forma de desprecio, si interviene en política, prepara o instaura el fascismo.

Como las grandes obras, los sentimientos profundos declaran siempre más de lo que dicen conscientemente.

¿Quién podría afirmar que una eternidad de dicha puede compensar un instante de dolor humano?

Me rebelo, luego somos.

Los que escriben con claridad tienen lectores; los que escriben oscuramente tienen comentaristas.

La política y la suerte de la raza humana son formadas por hombres sin ideas y sin grandeza. Aquellos que tienen grandeza dentro de sí mismos no hacen la política.

Sigo creyendo que este mundo no tiene un sentido superior. Pero sé que en algo tiene sentido.

Cuando, por oficio o por vocación, uno ha meditado mucho sobre el hombre, ocurre que se experimente nostalgia por los primates. Éstos no tienen pensamientos de segunda intención.

Sentir la propia vida, su rebelión, su libertad y lo más posible, es vivir lo más posible.

Siempre nos engañamos a nosotros dos veces respecto las personas que amamos, primero a su favor, y luego en su contra.

No se trata de saber si persiguiendo la justicia lograremos preservar la libertad. Se trata de saber que, sin la libertad, no realizaremos nada y perderemos a la vez la justicia futura y la belleza antigua.

La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor.

Nos negamos a la desesperación de la humanidad. Sin tener la irracional ambición de salvar a los hombres, todavía queremos servirles.

Llega siempre un tiempo en que hay que elegir entre la contemplación y la acción.

Para un espíritu absurdo la razón es vana y no hay nada más allá de la razón.

Los hombres mueren y no son felices.

Un hombre viviente puede ser esclavizado y reducido a la condición histórica de un objeto. Pero si muere, al negarse a ser esclavizados, reafirma la existencia de otro tipo de la naturaleza humana que se niega a ser clasificado como un objeto.

Es un tipo de esnobismo espiritual lo que hace a la gente pensar que pueden ser felices sin dinero.

No esperes por el juicio final. Se lleva a cabo cada día.

La integridad no tiene necesidad de reglas.

Un símbolo supera siempre a quien lo emplea y le hace decir en realidad más de lo que cree expresar.

Si dios existe, ¿para qué los curas?

Fuera de esa única fatalidad de la muerte, todo lo demás, goce o dicha, es libertad.

Envejecer es pasar de la pasión a la compasión.

Lo absurdo no libera, ata.

No hay destino que no se venza con el desprecio.

Juzgar que la vida vale o no vale la pena de que se la viva es responder a la pregunta fundamental de la filosofía. Las demás, si el mundo tiene tres dimensiones, si el espíritu tiene nueve o doce categorías, vienen a continuación.

Lo absurdo depende tanto del hombre como del mundo. Es por el momento su único lazo. Une el uno al otro como sólo el odio puede unir a los seres.

El hombre absurdo dice “sí” y su esfuerzo no terminará nunca.

Si me hablaba así no era porque estuviese condenado a muerte; Según su opinión estábamos todos condenados a muerte.

Aún en el banquillo de los acusados, es siempre interesante oír hablar de uno mismo.

El actor reina en lo perecedero. Entre todas las glorias, la suya es, como se sabe, la más efímera.

Uno se forma siempre ideas exageradas de lo que no conoce.

Todas las morales se fundan en la idea de que un acto tiene consecuencias que lo justifican o lo borran.

Cada uno de los granos de esta piedra, cada fragmento mineral de esta montaña llena de oscuridad, forma por sí solo un mundo.

Quizá no estaba seguro de lo que me interesaba realmente, pero en todo caso, estaba completamente seguro de lo que no me interesaba. Y, justamente, lo que él me decía no me interesaba.

Ninguna de sus certezas valía lo que un cabello de mujer. Ni siquiera estaba seguro de estar vivo, puesto que vivía como un muerto.

No es el sufrimiento del niño lo que subleva, sino el hecho de que no esté justificado.

Pero al final, uno necesita más coraje para vivir que para quitarse la vida.

Todas las grandes hazañas y todos los grandes pensamientos tienen un comienzo ridículo.

Algunas personas hablan mientras duermen. Los conferencistas hablan mientras los asistentes duermen.

Comprendo por qué las doctrinas que me explican todo me debilitan al mismo tiempo. Me libran del peso de mi propia vida y, sin embargo, es necesario que lo lleve yo solo.

Pero prácticamente, conozco a los hombres y los reconozco por su conducta, por el conjunto de sus actos, por las consecuencias que su paso suscita en la vida.

Demasiada gente ha optado por suprimir la generosidad y en su lugar practicar la caridad.

El hombre necesita exaltar la justicia para luchar contra la injusticia, y crear felicidad para rebelarse contra un universo de infelicidad.

Todo está permitido, no significa que nada esté prohibido.

Deja un comentario