Sophie Scholl: biografía, vida, frases, museo, y más

Sophie Scholl una de las mujeres jóvenes más emblemáticas de la Segunda Guerra Mundial, una chica de 21 años que se atrevió a combatir a un tirano desde su  centro sin ser agresiva en ningún momento, lo que la llevó a ser una de las imágenes de determinación y esperanza en toda Alemania.

Sophie-Scholl-1

Biografía de Sophie Scholl

Sophie Scholl o Sophia Magdalene Scholl, que sería su nombre real, nació en el poblado de Forchtenberg situado en Baden-Wurtemberg, Alemania un 9 de Mayo de 1921. Fue una mujer reconocida por ser una ferviente opositora nazista y miembro de una organización llamada Rosa Blanca que se negaba a obedecer la dictadura de Hitler.

En la infancia de Sophie Scholl no hay mucho que sea verdaderamente relevante, era una niña común y corriente que vivía con sus padres Robert Scholl y MagdaleneMüller, también con sus seis hermanos, los más conocidos fueron: Inge Scholl y Hans Scholl que también fueron grandes activistas de la época.

Su vida dio un giro cuando en 1932 cuando comenzó la secundaria fue invitada a pertenecer Bund  Deutscher Mädel” por su traducción la Liga de Muchachas Alemanas que no era más que un sistema de adiestramiento de la misma rama de Juventudes Hitlerianas.

Con la diferencia que el BDM estaba conformado solo por mujeres de entre 10 a 18 años. Simple y llanamente se les enseñaba a seguir al pie de la regla el régimen fascista.Sophie-Scholl-2

En esa época era un gran honor pertenecer a ese grupo, no obstante lo que comenzó siendo euforia y emoción de ser miembro de un grupo como ese, se fue convirtiendo en decepción y escepticismo para Sophie Scholl.

Que comenzaba a darse cuenta por su propio pie, por su propio criterio que nada andaba bien con esa forma de política. Este punto fue alimentado por la misma visión crítica de sus más allegados, como por ejemplo, su familia.

Algo que marcaría radicalmente a Sophie Scholl sería cinco años después cuando sus hermanos y algunos amigos fueron llevados bajo arresto por movimientos ilegales. Comprendió todo el daño y agresividad que traía consigo el movimiento nazi y aquí fue donde se convirtió en una ferviente opositora. (Ver también: J. K. Rowling)

Aun así intentó mantener su vida académica lo más normal que pudo, sentía pasión por el dibujo, la pintura y todo lo que fuera arte en general, lo que la llevo a buscar contacto con el “arte degenerado” como se le nombro en el régimen de Hitler.

Estos artistas tenían la particularidad de representaba todo lo que Hitler consideraba “degenerado” o sea, todo lo que no tuviera que ver con su concepto utópico del nazismo.

Era el arte post moderno, este estilo de arte generaba una gran controversia por su estilo fuera de los cánones establecidos por el dictador, grandes pintores de esta rama como Max Beckmann, Otto Dix y otros como ellos fueron censurados y llamados degenerados.  Fue justamente este estilo casi anarquista lo que atrajo a Sophie Scholl. (Ver también: Leonardo Da Vinci)Sophie-Scholl-3

Por su misma tendencia a dudar de todo lo que estaba a su alrededor, desarrolló un habido interés por todo lo que fuera filosofía y teología y como se relacionaban con el nacionalismo.

Al terminar la secundaria, Sophie Scholl comenzó a trabajar en un jardín de niños intentando que fuera tomado en cuenta para el Servicio Alemán del Trabajo, pero su propuesta fue rechazada por lo que un año después trabajo como maestra de enfermería, uno de los trabajos femeninos más comunes para la época.

El trabajo de enfermería estaba ligado estrechamente con la milicia, por lo que las mismas enfermeras tenían cargos militares y eran tratadas con el orden cerrado, fue este mismo régimen militar que motivó a Sophie Scholl a iniciar una resistencia pasiva hacía el régimen.Sophie-Scholl-4

Finalmente después del todo el trabajo para el Servicio Alemán del Trabajo, en 1942 logró acceder a la universidad de Múnich como una nueva estudiante de Biología y, además, filosofía.

En la universidad su hermano, que también estudiaba ahí, le presento a sus amigos los cuales inmediatamente se llevaron extremadamente bien con ella, tanto que se volvieron todos, un grupo inseparable.

Una amistad que dio frutos gracias a su gusto en común por los “artistas degenerados”, la filosofía y la escritura en general, donde más temprano que tarde descubrieron que poseían la misma ideología política.

Juntos se reunieron con muchos artistas y escritores importantes para ese tiempo, como lo fue Theodor Haecker, un gran escritor y crítico del movimiento nazi en general, y Carl Muth que también fue un escritor.

Ambos fueron de gran importancia en la vida y forma de pensar de Sophie Scholl, pues compartían las mismas bases cristianas. Tenía varias discusiones de cómo poder sobrellevar la terrible dictadura y cuál debe ser el deber moral de un individuo en esa situación, algo que marco el rumbo que ella misma le iba a dar a su vida.

El verano de ese mismo año su padre fue llevado bajo arresto por haber hecho una dura crítica a Adolf Hitler y su forma aberrada de gobierno. Mientras por otro lado la misma Sophie Scholl fue obligada a trabajar en una planta metalúrgicapara ayudar con los fondos monetarios de la familia.

Sophie Scholl y la Rosa Blanca

La Rosa Blanca o como es su nombre original alemán Weiße Rose“era un grupo de personas, todas con creencias cristianas y filosóficas, que se oponían pacíficamente pero activamente al gobierno de Adolf Hitler.

Dio su origen el Múnich en Junio de 1942 y tuvo su final Febrero del año siguiente. Muy a pesar de su corto periodo activo este grupo fue responsable de grandes cosas durante la segunda guerra mundial. (Ver También: Amelia Earhart).

Todos los miembros tenían en común la pasión por la filosofía y la Fe cristiana, se regían de las enseñanzas de grandes filósofos como Aristóteles, Lao Tse (filosofo chino de gran influencia), Goethe, Novali y Schiller. Sin contar a la biblia con las enseñanzas de Jesús Cristo.

Encontrar a personas tan fielmente devotas era extraño en la Alemania de ese tiempo, pues el mismo Hitler, a pesar de ser católico, no promovía ninguna creencia en específico y como él era el manda más que imponía los normas sociales que a él le convenían, la gente se limitaba a no seguir algún culto o a quedarse plenamente con la iglesia ortodoxa pero sin un verdadero interés en el tema.

Aquí es donde ellos, la Rosa Blanca, diferían del resto de las personas. Este grupo, eran de una Fe poderosa, sin mencionar su capacidad crítica social que era igual de poderosa. Sophie-Scholl-5

No creían en el violento militarismo alemán, ellos por el contrario buscaban la igualdad y el pacifismo, eran un grupo no violento que querían hacer llegar el mensaje de que la forma de gobierno de Adolf Hitler iba en contra de la vida humana y eso era el peor error de todos.

Este grupo, como se dijo anteriormente, fue formado en Múnich específicamente en la universidad donde estudiaban Sophie Scholl y su hermano Hans.

La gran mayoría de sus miembros hombres eran veteranos de guerra que vivieron de primera mano todo lo cruel que podía llegar a ser el régimen al cual estaban sometidos, personas que vieron en persona todo lo que ocurría en el campo de concentración donde tenían a los Judíos contra su voluntad.

Estos muchachos no se creían el discurso fascista de la raza superior y decidieron tomar cartas en el asunto, al principio muy bajo perfil pues ser opositor era algo sumamente peligroso, pero poco a poco y a medida de que las crueldades iban en aumento se volvieron cada vez más notorios, en ese punto es donde entra Sophie Scholl.sophie-scholl-6

Ella se vio atrapada por la curiosidad debido a que en los alrededores del campus empezaron a aparecer folletos en contra del movimiento nazi y sus crímenes contra la humanidad e investigando y buscando quienes eran los responsables de esto se encontró con que su hermano era uno de los miembros que para ese entonces eran solo cinco personas.

Hans intentó mantener a su hermana Sophie Scholl, lo más lejos que pudo de todos las actividades de la Rosa Blanca, pero desgraciadamente para él Sophie era una persona bastante insistente y terminó siendo una miembro honoraria del grupo, por lo menos al principio. (Ver también: Sócrates)

Poco a poco Sophie Scholl fue tomando parte de actividades más importantes, como la repartición de los panfletos y los dibujos en las paredes contra los nazis, aprovechando sus dotes artísticos para la causa.

También fue la responsable de atraer a Kurt Huber a la Rosa Blanca, quien fue un excelente profesor de la misma universidad, en donde repartía clases de musicología y Psicología, además fue un miembro extremadamente activo y responsable de mucho de los famosos panfletos.sophie-scholl-7

Sophie Scholl era lo más parecido que tenía la Rosa Blanca de un agente infiltrado, como era una mujer joven e inteligente con cierta facilidad de palabra llevo la palabra de la rebelión a otras partes fuera de Múnich y así donde fueron solo cinco personas en un principio llegó a ser un movimiento anti-nazista de nivel nacional, un cáncer para el gobierno del dictador.

Por supuesto que la Gestapo no tardó mucho en fichar al grupo y empezar investigaciones en su contra, muy a pesar de que no tenían pruebas y no sabían exactamente quienes eran los involucrados.

Por consecuencia las actividades de la Rosa Blanca tuvieron que ser mejor planificados y efectuados en un anonimato incluso mayor que el de antes, no fue fácil pero por un tiempo, lo lograron.

Sophie Scholl y Hans estaban a la cabeza de un grupo que incluía a ChristophProbst, un estudiante de medicina al igual que Hans, Alexander Schmorell, uno de los fundadores de la Rosa Blanca y por último Willi Graf, de hecho ellos fueron los miembros originales antes de su abrumador crecimiento. sophie-scholl-8

Fueron ellos mismos los responsables de distribuir los folletos hechos por Kurt, hasta su última tanda que sería la que marcaría el principio del fin para ellos.

El 18 de Febrero de 1943 la Rosa Blanca se encargó de distribuir las hojas por todos los lugares importantes de la universidad, estas tenían pintado el eslogan “¡Fuera Hitler!”.

La misión fue lograda casi en su totalidad, tareaque no fue simple pues la Gestapo estaba muy al tanto de todo lo que pasara en la institución, ya que esa era la principal fuente de vandalismo, por ende casi no pueden terminar de repartir las hojas en el campus ese día.

Sophie Scholl tuvo la valiente iniciativa de subir a un punto lo suficientemente alto para lanzar los folletos que quedaban justo en el centro de la universidad, por desgracia esta posición si bien logro su cometido fue desventajosa para ella, en ese punto uno de los trabajadores del lugar, simpatizante del partido fascista, avisó a la Gestapo que no demoraron en arrestar a Sophie junto con su hermano Hans y los otros miembros involucrados.

Sophie Scholl y Hans  Scholl

Hans fue el hermano tres años mayor de Sophie Scholl, nació el 22 de Septiembre de 1918 en Ingersheim, Alemania. Al igual que su hermana tuvo una infancia muy normal y feliz.

Como ocurría en la adolescencia de muchos, Hans pidió entrar a las Juventudes Hitlerianas, solamente por ser el tema popular del momento. Su padre se encontraba inconforme con la decisión pues él estaba encontrar de todo lo que tuviera que ver con el nazismo, no obstante dejó que su hijo sacara sus propias conclusiones.

Como su padre predijo, no pasó mucho tiempo antes de que el régimen de adiestramiento lo desencantara totalmente.

No tanto por los ejercicios al aire libre, ni el compañerismo que fomentaban, sino más bien el constante lavado de cerebro que intentaban hacer con el nacionalismo excesivo, con la idea de que la raza aria era la mejor y la idea corrupta de crear futuros «lideres “o en otras palabras más borregos para Hitler.

Se fue a Múnich donde entró a la universidad en la carrera de medicina, donde además rehusó sus labores que tuvieran que ver con el régimen y poco a poco su misma rebeldía lo llevó a conocer a los que sería sus amigos más fieles y posteriormente los de su hermana también.

En 1942 justo cuando la guerra tomó su auge, él y sus compañeros fueron obligados a ir al frente como médicos militares, fue ahí donde vio en primera mano los horrorosos crímenes que los nazis llevaban a cabo.Sophie-Scholl-9

Cuando volvió a Alemania ya cansado de toda esa violencia, decidió unirse a la Rosa Blanca, donde se manifestaba el inconformismo que había en el gobierno pero de forma pacífica.

Es en este punto donde su hermana descubre el movimiento y se decide por unirse a ellos, muy a pesar de las replicas de su parte, Sophie Scholl se terminó uniendo de todas formas.

En el verano de 1943 ambos fueron apresados por el Gasapos y condenados a la Gillotina por alta traición al régimen y a su Führer Adolf Hitler. Él fue uno de los miembros más icónicos en el grupo junto con Sophie, alguien quien no tenía miedo de arriesgarse por lo que era correcto.

Los últimos días de Sophie Scholl

El mismo día que repartieron sus últimos folletos Sophie Scholl y su hermano fueron llevados bajo arresto por la Gestapo, o sea, la policía secreta nazista, junto con otros miembros de la Rosa Blanca. Fueron llevados a juicio y durante varios días fueron interrogados.

Finalmente el 22 de Febrero de 1943 el juez RolandFreisler, los acusó a alta traición, condena que se paga con muerte por guillotina. Sophie-Scholl-10

Sophie Scholl, su hermano Hans y Probst estuvieron juntos los últimos momentos de su vida, en un espacio de minutos que les dejaron antes de ser ejecutados públicamente, como esas antiguas escenas medievales.

En esos minutos Sophie dijo sus últimas palabras que fueron “Sus cabezas también caerán”  que fueron casi una premonición. ( Ver también: Platón)

Los días previos a la decapitación de los hermanos Scholl y de Probs, el grupo de la Rosa Blanca siguió activamente con sus actividades, repartiendo panfletos, folletos y demás propaganda anti-nazista.

No importando que tres de sus miembros más representativos ya no estuvieran, no se dejaron vencer y continuaron con sus protestas. Por supuesto el gobierno no se quedó de brazos cruzados con este hecho.

Fueron atrapando uno a uno a cada uno de los miembros del grupo de la Rosa Blanca, condenados al mismo destino cruel e injusto, incluido el emblemático profesor Kurt Huber.

A las personas que no tenían nada que ver directamente, pero de alguna forma ayudaron con la distribución de la propaganda rebelde o ayudaron de alguna forma a la familia que Probs había dejado tras su terrible muerte, eran sentenciados a prisión con penas de meses hasta 10 años. (Ver también: Matahari).Sophie-Scholl-11

Incluso se supo que no mucho antes de la muerte de Sophie Scholl, los nazis habían enviado a una espía llamada Elsa Gebel, que fue una presa política a la que se le prometió libertad si se infiltraba en la Rosa Blanca y les pasara nombres e información de todas sus actividades y reuniones clandestinas.

Por la desesperación Elsa había aceptado el trato y se logró infiltrar con éxito en el polémico grupo.

No obstante no todo salió como los nazis pretendían, pues la misma Elsa fue envuelta por las ideas de paz e ideologías cristianas del grupo y de la mismísima Sophie Scholl que fue con la que tuvo más contacto todo ese tiempo.

Sí bien siguió en contacto con los altos mandatarios, nunca entregó información relevante de ellos y justo al final de la guerra, Elsa les hizo llegar una carta redactada con su puño y letra a los padres de Sophie y Hans.(Ver también: Dwight Eisenhower)

Esta carta especificaba lo mucho que lamentaba la muerte de su hija y el modo en que Sophie Scholl la había cambiado tanto en los últimos días que estuvo en este mundo y que eternamente le iba a estar agradecida por haberla ayudado, en fin, les describió como su presencia en el mundo la había marcado de por vida y que ella nunca sería olvidada.Sophie-Scholl-12

El régimen de Hitler no solo se llevo miles de vidas de judíos en el holocausto y en la guerra misma en la que metió a su pueblo, sino de otras personas que solo querían hacer un cambio en el mundo, en su país, personas que fueron lo suficientemente valientes para intentar hacer un cambio, de ver las cosas de modo diferente que los demás y actuar por un bien mayor.

Frases de Sophie Scholl

Sophie Scholl era una mujer que dejó este mundo a muy temprana edad, específicamente con unos escasos 21 años, indudablemente dejó su grano de arena en la historia, no solo de Alemania sino del mundo entero por igual.

Una de las cosas que destacaba a esta gran activista era su don con la palabra y la forma ridículamente simple con la que lograba convencerte.

Ella siempre fue una habida pensadora y una lectora igual de apasionada, usó la filosofía, la teología y en general la literatura para formar su sistema de pensamiento y su conciencia crítica de la vida, no es de extrañar que alguien tan brillante no tuviera distinción especial en sus discursos que siempre lograban llegar a más de uno con una facilidad desbordante. (Ver también: Sigmund Freud).Sophie-Scholl-13

Demostró ser infinitamente valiente en todo lo que se propuso hacer. Aunque siempre hubo alguien que parecía subestimarla por su corta edad y el hecho de ser mujer, cosas como: “eres muy joven y tienes toda una vida por delante como para desperdiciarla de esa forma”.

A lo que ella llegó a contestar con mucha elocuencia que el chiste de la vida es que siempre estaba al borde de la muerte que se convirtió en una de sus frases más recordadas.

Junto con otra que marcaría por siempre el hecho de que haya muerto defendiendo lo que creía fue: “Aquellos que viven por la paz y la libertad, morirán libres y en paz” esa frase fue una especie de bálsamo a la hora de su ejecución, un pensamiento que dio consuelo pues ella muy bien murió, pero murió como ella dijo en paz y libre al fin.

Museo de Sophie Scholl

Sophie Scholl es una figura realmente representativa en Alemania y junto a ella todos los miembros icónicos de la Rosa Blanca, han puesto en su honor nombres a varias calles y sitios en la propia universidad de Múnich.

Como por ejemplo la plaza central de la institución fue rebautizada como “Plaza de los hermanos Scholl” y la que está junto a esta le pusieron en honor al profesor Kurt Huber “Profesor Huber Plaza”. (Ver también: Mahatma Gandhi).

Y no solamente estas dos plazas, también hay un monumento dedicado a la Rosa Blanca justo en el suelo frente a la universidad. Junto a estas escuelas.

Calles como en la ciudad de Hamburgo, ciudad donde estaba la segunda congregación más grande de la Rosa Blanca, nombraron a una calle “Geschwister Scholl Straße” como sería su nombre en alemán, esta calle tiene la particularidad de que estaba oculta una antigua prisión donde se causticaban a los rebeldes y judíos.

Pero lo que sería el honor más grande es el hecho de haber puesto un busto de Sophie y de Hans, junto con otros miembros de la Rosa Blanca en el icónico Walhalla de los alemanes ilustres.

Sophie-Scholl-14

Un enorme monumento que sirve como una especie de museo para todo aquel germano que haya representado un punto y aparte en la historia, no importa lo que haya hecho en cuestión siempre y cuando fuera de carácter transcendental.

Esta imponente edificación fue diseñada por Leo von Klenze, un reconocido artista, arquitecto y escritor del neoclásico, que pos sí mismo también aparece en el Walhalla.

Fue construido cerca del famoso rio Danubio justo al lado este de la ciudad de Ratisbona, en Baviera, Alemania. Su construcción fue concebida y gestionada por el rey Luis I de Baviera.

El representativo nombre viene gracias a lo que sería el Olimpo en su versión mitológica Nórdica, curiosamente sigue el concepto de templo clásico griego siendo la copia exacta del templo dórico, el Partenón que está ubicado en la acrópolis de Atenas, Grecia.

Este extraordinario concepto de salón de los dioses le dio un aire de magnificencia a la estructura y por lo tanto a todo lo que estuviera en ella.

En los tronos dorados de los dioses se encuentran varias figuras celebres que representan con orgullo 2000 años de historia de los pueblos germanos. Sophie-Scholl-15

Entre ellos los propios hermanos de Sophie Scholl, Nicolás Copérnico astrónomo renacentista, el músico Ludwing van Beethoven, Albert Einstein conocidísimo físico Alemán responsable de la teoría de la relatividad, el filosofo Immanuel Kant, el responsable de explicar la herencia Gregor Méndez, entre otros 130 personas.

Película de Sophie Scholl

Siempre pasa que a las grandes figuras de la historia busca retratarlas de todas las formas posibles, y con la invención del séptimo arte este se volvió la forma más popular de inmortalizar a una persona en la historia para siempre.

Años después de la guerra, en Alemania, se representó la historia de Sophie Scholl y del grupo Rosa Blanca en el cine y en el teatro muchas veces y con diferentes actores. Sophie-Scholl-16

Se volvió una de las historias favoritas del pueblo Aleman, sobre todo de aquellos que vivieron la terrible guerra en sangre propia y esa historia les llena de vida, volviendo un poco menos oscuro ese recuerdo.

Bastante posterior a esos sucesos, más específicamente en el 2005, se estrenó una película de esta ferviente historia, dirigida por Marc Rothemund, representada por la actriz alemana Julia Jentsch titulada “Sophie Scholl: Los últimos días”.

Un excelente largometraje basado en todas las historias que relataban los supervivientes de la época más algunas documentaciones que se hallaron después de la muerte de los hermanos Scholl.

Es una película bastante apegada a los hechos reales y muy recomendada para todo aquel que quiera conocer un poco más de la vida de esta valiente joven alemana.

Deja un comentario