Schopenhauer: biografía, frases, filosofía, música, y mucho mas

Arthur Schopenhauer se considera como uno uno de los pensadores y filósofos más brillantes del siglo XIX, que ha sido tratado injustamente por la historia. Schopenhauer ha sido bautizado como el filósofo del pesimismo, que le permitió ir en contra del idealismo alemán.

Se desarrolló en diversos temas como el arte, la voluntad, la naturaleza y el espíritu, este tomo al filósofo Kant como inspiración, pero Schopenhauer decidió seguir por un camino diferente, donde dejo de lado la estética trascendental y se desenvolvió en la metafísica de las cosas.

schopenhauer-5

Biografía de  Schopenhauer

Arthur Schopenhauer vino al mundo el 22 de febrero del año 1788, proveniente de una acondicionada familia de Danzig. Su padre fue Heinrich Floris Schopenhauer, un triunfante comerciante introdujo a su hijo en el mundo del comercio, lo que le llevo a realizar extensos viajes por Europa, específicamente Francia e Inglaterra.

Su madre fue Johanna Henriette Trosenier, la cual fue una escritora que logro cierta fama organizando veladas retóricas en la ciudad de Weimar. El joven Schopenhauer asistía a estas reuniones, donde se le dio la oportunidad de relacionarse con grandes personajes de la época como Goethe y Weiland.

schopenhauer-24

Cabe destacar, que la madre tenía un carácter extrovertido y dichoso que chocaba con la sequedad e introversión de su hijo. Esto causo que la relación entre ambos se tornara conflictiva. Cuyo rasgo de la personalidad de Schopenhauer se manifestó en el trato con su hermana Adele, que era menor que este.

Poco tiempo después, la familia se mudó a la ciudad de Hamburgo. Debido a la influencia critica de su padre y en contra de sus propios intereses, Schopenhauer tomo la carrera de comercio en disposición de aprendiz, donde meses más tarde moriría su padre, posiblemente por suicidio. Sin embargo, Schopenhauer siempre mantuvo buenas relaciones con su padre, donde algunos afirman que en sus escritos agradece su autonomía económica a su predecesor, la cual le permitió llevar a cabo su verdadera vocación.

Luego de este suceso la familia se re ubica en Weimar. Donde la madre pudo dedicarse mejor a sus organizadas reuniones literarias, mientras que Schopenhauer, decidió permanecer en Hamburgo con el objetivo de desarrollarse como comerciante. Decisión que duro poco, ya que antes de llegar a los veinte años de edad, este decidió abandonar definitivamente el comercio para ir a estudiar a la universidad.

schopenhauer-6

De esta forma, se inscribió como estudiante para la carrera de medicina en la Universidad de Gotinga, donde estudio varios cursos. En ese lugar hizo amistad con Schulze, un profesor de filosofía que le sugirió emprender el estudio detallado de Platón y Kant, donde luego complemento estos estudios con las obras de Aristóteles y Spinoza.

Luego de que se adentrara en el pensamiento de estos intelectuales, Schopenhauer despertó su vocación por la filosofía, cosa que lo llevo a mudarse a Berlín, donde estudió para cursar las clases de Fichte y Schleiermacher; sin embargo aunque estos filósofos eran populares en aquel entonces, este se sintió decepcionado de ellos.

Este a pesar de haberse cambiado a la facultad de filosofía, Schopenhauer también curso estudios de filología clásica y de Historia, donde también decidió tomar un buen número de cursos de ciencias naturales, ya que este pensaba que tales conocimientos ampliaban y fortificaban su formación filosófica.

Debido a que en esa época ocurrían los combates en contra de la invasión de Bonaparte, Schopenhauer tuvo que irse de Berlín, donde luego paso una estancia con su familia, para finalmente residir en Rudolstadt. Lugar donde terminó de redactar su tesis que título “Sobre la cuádruple raíz del principio de razón suficiente”, escrito que le valió su título de Doctor por la Universidad de Jena.

En años posteriores regresó a Weimar, donde gozo del agrado de relacionarse con Goethe y entablar amistad con el orientalista Friedrich Majer, quien lo implantó en la añeja filosofía hindú.​ Schopenhauer usualmente sostenía platicas con Goethe sobre temas relacionados con su Teoría de los colores, que condujo a Schopenhauer a producir su propia teoría sobre el tema.

Schopenhauer durante toda su vida mostró un gran respeto y admiración por Goethe, Homero, Shakespeare y famosos escritores del Siglo de Oro español, donde tuvo la oportunidad de traducir al alemán, las obras de Baltasar Gracián, personaje muy admirado por él y quien citaba siempre en español.

schopenhauer-1

Casa conocida de Schopenhauer

El denominado pensamiento schopenhaueriano habrá surgido de la combinación de las enseñanzas brahmánicas y búdicas con las educaciones de Platón y Kant, sistema que quedó moldeado en su obra fundamental titulada “El mundo como voluntad y representación”. Schopenhauer escribió esta obra durante cuatro años, concluyéndola en 1818.

Schopenhauer tuvo grandes expectativas acerca de su obra, la cual resultó un terminante fracaso. Tanto fue así que tras nueve años de estrenada la obra aún quedaban  más de 200 copias en la editorial, los cuales estaban siendo reciclados.

En el año 1819, luego de sus viajes por Europa, paso por una crisis financiera, donde se vio obligado a volver a Alemania, donde decidido ejercer como docente en la Universidad de Berlín, trabajo que no le duro mucho. Durante este periodo Schopenhauer tuvo una expresa intención de competir con Hegel, el cual para la época era muy popular y considerado como el filósofo oficial de la nación.

Posterior a esto hubo una época donde existió una epidemia de cólera, que cobro la vida de muchas personas, entre ellos Hegel, por lo que Schopenhauer tuvo que huir del país para luego instalarse en Fráncfort, lugar donde llevo una vida retirada durante muchos años.

Después de casi diez años sin publicar nuevas obras, este tomo la decisión de publicar nuevos trabajos, donde utilizo a la prensa para demostrar su obra “Sobre la voluntad en la naturaleza”, que se dedicó a mostrar las coincidencias de las diversas ciencias con las enseñanzas de su filosofía. También el siguiente año, presentó su obra “Sobre la libertad de la voluntad humana” la cual gano un premio.

Finalmente en el año 1844 vio la luz, con la publicación de su segunda edición de su obra fundamental, la cual fue ampliamente aumentada con diversas adiciones y con un segundo tomo. Esta publicación dio lugar que el autor ganara algunos seguidores y a algunas reseñas positivas.

En los últimos años de su vida dio a conocer su colección de ensayos y aforismos publicada bajo el mote de Parerga y paralipómena. Obra que le permitió a Schopenhauer alcanzar finalmente la fama y el renombre que por tanto tiempo se les fue privado. Lastimosamente no pudo disfrutar mucho del prestigio, ya que Schopenhauer producto de sufrir de un paro cardio-respiratorio el 21 de septiembre de 1860.

Frases y pensamientos de  Schopenhauer

Schopenhauer, poco tomado en cuenta al principio por la creencia de su ideología alemana, se basó en la influencia crítica del autor Kant. No obstante, mientras que Kant según su crítica negaba absolutamente la posibilidad de conocer las cosas en sí, Schopenhauer mantuvo que mediante la reflexión era posible adherirse al conocimiento fundamental del yo.

A partir de este principio metafísico o pensamiento filosófico, creo lo que se llamo voluntad o mejor conocida como la voluntad de vivir. Llego a resumir y concluir los doce conceptos del entendimiento, propuesto por el sistema de Kant a uno sólo.

Este lo llamo el principio de razón suficiente, que se dividió a su vez en cuatro partes: el principio de razón suficiente del acontecer que proviene de representación empírica, el principio de razón suficiente del conocer que se asocia a la lógica, el principio de razón suficiente del ser asociado al conocimiento científico como la geometría y la aritmética, y finalmente el principio de razón suficiente del producir que se concluye como el conocimiento del yo.

El termino de voluntad, en el exacto sentido de la lógica de Schopenhauer, no se refiere a la psicología del poseer sino que más bien se basa en un ser o propiedad de forma metafísica cuya relación sensitiva es el mundo de los fenómenos. En consecuencia ese mundo que se contradice de la Voluntad, está sujeto indefectiblemente a las coordenadas establecidas por el principio de la ley de causalidad, no es más que la Voluntad misma objetivada que se entiende como representación. (ver: Napoleón Bonaparte)

En conclusión Schopenhauer, no aprueba el suicidio como camino para el escape del mundo, ya afirma que el suicida no se resigna a la vida misma, sino a la que le ha tocado vivir en situaciones desfavorables. Por lo tanto, el filósofo solo reconoce tres alternativas como viables, para la perdida de voluntad que son, la admiración de una obra de arte como hecho desinteresado, la práctica de la compasión, en contra de su ética y la negación personal del yo mediante una vida virtuosa.

schopenhauer-10

En otros ámbitos, Schopenhauer fue el primer filósofo occidental que tomo en cuenta los pensamientos del Oriente, además de  ser de los primeros en declararse abiertamente ateo. Su originalidad y pensamiento característico sirvió como fuerte influencia en autores de la talla de Friedrich Nietzsche, Sigmund Freud, Thomas Mann, Ludwig Wittgenstein, Hans Vaihinger, Jorge Luis Borges, entre otros grandes pensadores de la época.

En este sentido, cabe destacar los innumerables pensamientos y frases que este nos dejó a lo largo de su vida, seguramente influenciados tanto por la cultura occidental como Oriental, de tal modo que recordamos números de sus frases a continuación:

  • La felicidad es solamente la ausencia del dolor.
  • La vida es sólo la muerte aplazada.
  • El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales.
  • Cada partida es una anticipación de la muerte y cada encuentro una anticipación de la resurrección”.
  • A excepción del hombre, ningún ser se maravilla de su propia existencia.
  • De vez en cuando se aprende algo, pero se olvida el día entero.
  • El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros los que las jugamos.
  • Hay seres de los que no se concibe cómo llegan a caminar sobre dos piernas, aunque eso no signifique mucho.
  • La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes.
  • Las religiones, como las luciérnagas, necesitan de la oscuridad para brillar.
  • No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige.
  • Pocas veces pensamos en lo que tenemos; pero siempre en lo que nos falta.
  • Se dice que la maldad se expía en aquel mundo; pero la estupidez se expía en éste.
  • Toda vida es sufrimiento.
  • Los hombres vulgares sólo piensan en cómo pasar el tiempo. Un hombre inteligente procura aprovecharlo.

Schopenhauer filosofo

La filosofía, así como las aportaciones a la psicología de Schopenhauer debe ser juzgada desde su crítica a la religión especialmente al cristianismo y como reacción en contra del idealismo absoluto, que en aquella época empezaba a dominar la cultura alemana, la obra de Schopenhauer, donde más evidenciamos su pensamiento filosófico es “El mundo como voluntad y representación” cuya filosofía parte de un primer pensamiento básico, donde plantea al ser como voluntad, y afirma que el ser quiere ser, y que el ser es esa voluntad que quiere ser siempre voluntad.

La voluntad en si es un continuo acontecer en el que se alega que querer es vivir, ya que todos los seres se funden en la única voluntad de esto, y afirman que esto ocurre inconteniblemente; el determinismo absoluto es la expresión de esta disolución de los múltiples en la serialidad del devenir, por ende todo momento del devenir proviene de un instante anterior y va hacia un instante siguiente; en la serie del proceso todo tiene un juicio completo de su ser.

schopenhauer-4

Si el determinismo oprime el transcurso del acontecer de la voluntad, ésta se torna irracional, por ende no hay razón de ser en la voluntad; el proceso del devenir es un proceso necesario pero la existencia de la voluntad es circunstancial; la voluntad es una razón de ser pero no hay razón de ser de en voluntad, como ejemplo tenemos la frase “la no existencia del mundo es tan posible como su existencia”.

La voluntad es ciega, por ende no ve lo que hace, no es inteligencia de actuar sino actuar sin inteligencia; en su creación no tiene odio ni amor, ya que es insensible para con su obra, sólo quiere repetirse, volver a ser lo que ya era. Esta voluntad se encuentra dividida en singularidades, en las que se equipara y lucha contra la voluntad única, formando sus objetivos, de forma que progresivamente esta crece, así como el querer vivir.

El carácter más elevado de objetivación del querer es vivir proviene del hombre; la mente humana es la deliberación del querer vivir sobre sí mismo, la visión que uno mismo tiene queriendo vivir, corresponde a la representación de la voluntad. En la mente humana se produce la revelación de la voluntad en una representación que se divide en un objeto de permanente acontecimiento y un sujeto estable y permanente inobjetable.

schopenhauer-8

Aun cuando originalmente la conciencia humana sea tan sólo la visión de la voluntad y aunque el yo individual no sea más que una afirmación de que ella es también para el hombre la ocasión de afianzarse al horror; la conciencia se protege del mismo por medio de la admiración pura, en la que el sujeto se separa y diferencia de su yo individual y se convierte su propio ser donde la visión que tiene como objetivo no el horror instaurado de la voluntad, sino la representación del mismo para el conocimiento.

De la proposición del carácter circunstancial de la voluntad surge la pregunta sobre el valor y sentido de la existencia, si la voluntad no tiene en cuenta al hombre es razonable que éste se pregunte cual es el interés que tiene para él su ser cuyo aleatorio origen es la voluntad; se trata de saber si la vida vale la pena o, en todo caso, si el acumulado de bienes que proporciona compensa de los dolores y sufrimientos que trae la misma.

La impugnación de Schopenhauer radica en obstaculizar el valor de la existencia de modo decisivo, este afirma que la vida es dolor, expiración y desdicha, y por ende la existencia no tiene sentido. La única salvación que el hombre puede esperar es la de su sosiego en la nada. Toda la obra y moral de Schopenhauer está basada sobre la proyección de la vida como dolor y sufrimiento.

schopenhauer-15

Schopenhauer y el arte

Para Schopenhauer el arte instaura una forma de comprensión predilecta, una noción de origen metafísico que tiene que ver con la admiración relegada de las ideas, es decir, de aquello que es inquebrantablemente real y no puede perecer.

El arte, en conjunto con la ética y el misticismo, compone dentro de la filosofía de Schopenhauer, una de las potenciales soluciones a la llamada desdicha del mundo.

El arte es una forma de comprensión, en la cual se aprecia el tema de la estética que está unida al tema del estudio del conocimiento, ya que la noción del mundo por el arte, y la apreciación estética de lo real, cobra sentido para Schopenhauer. Por último tomamos en cuenta que este imagina el arte como el único medio de transmisión de aquella verdad contenida en la intuición.

Schopenhauer y Nietzsche

A Schopenhauer y a Nietzsche se les relaciona constantemente por su tipo de pensamiento, ademas de que el segundo utilizo como inspiración al primero en los temas que desarrollo, como lo son la biología, la filosofía, la sátira del tiempo, el estudio sobre el origen del ser humano, atribuidos a Schopenhauer, mientras que la crítica moral, la psicología, y la lengua se le resalta a Nietzsche.

schopenhauer-7

La comparación de Schopenhauer con Nietzsche, fue en declive, ya que al final de la vida del primero, Nietzsche ofreció una visión diferente de la que venía manejando, donde compara su ideología con el nihilismo, ya que así denominaba la forma de ver la vida de Schopenhauer. Un punto de encuentro y comparación entre ambos autores, se centra en la voluntad, pues ambos sugieren que como se entienda la voluntad, así entenderemos a la humanidad.

schopenhauer-26

Schopenhauer el mundo como voluntad y representación

El nombre de “El mundo como voluntad y representación” es el título que lleva la obra principal del famoso pensador alemán Schopenhauer, la cual es razonada como la más compleja manifestación del pesimismo filosófico y que ha servido como influencia en multitud de pensadores y autores, como lo fueron Freud, Nietzsche, Karl Popper y Borges.

Schopenhauer se fundamenta primordialmente para la ejecución de su obra en la ideología de Kant, así como menormente de otros filósofos como Platón y Berkeley,  aunque también existieron atribuciones de filosofías hinduistas y budistas. El propósito final de la obra es la explicación íntegra del mundo en todos los aspectos y bajo todos los puntos de vista, tarea que aborda a través de las concepciones de voluntad y representación.

schopenhauer-20Esta obra es, sin lugar alguno, la más famosa de Schopenhauer, la cual publico en primer lugar en 1819, y no fue hasta un año antes de la muerte del autor, donde se publicó en su tomo final que incluía muchas correcciones y nuevos pasajes que ampliaban la misma. En ella, el filósofo alemán desarrolló y abarco todo su ideología filosófica, así como una ética de vida, basándose en la idea principal de que las personas son voluntad y su expresión es la representación. (Ver: Sigmund Freud)

Su primera edición no tuvo éxito en venta, tanto así que el editor la remató como papel de reciclable. Y no fue hasta muchos años más tarde, luego de la publicación su última obra “Parerga y paralipómena” en 1851, cuando la obra pasada se sobrevaloro en todo su esplendor, lo que le garantizo a su autor, la entrada al panteón de los ilustres.

Lastimablemente el éxito e influencia de la obra le llegaron tarde al autor, pero hoy en día nadie puede dudar de la importancia e influencia que tuvo esta obra en el pensamiento contemporáneo, tanto en el campo de la filosofía, como en el de las artes o la literatura. En la actualidad sus obras aún se siguen reproduciendo y traduciendo en muchos idiomas.

Schopenhauer pesimismo

Cuando se indica el nombre de Schopenhauer, suele pensarse sucesivamente en el  pesimismo, ya que este fue precursor del mismo término. Pero, lejos de alcanzar la noción del mismo, se suele decir que este pensador,  fue un hombre amargado que repudio al ser humano y al mundo en general, que fue adverso de las mujeres y propagador de un claro descontento de todo.

schopenhauer-9

Por ello también es ambiguo y malévolo exhibir a Schopenhauer desde fracciones apartadas y arrancadas del contexto de su obra, con lo que se le presenta mediante una imagen inhumana e impostora. Por lo demás, un pensador que siempre llevo la contraria, que pensó contra todo incauto y fácil optimismo, convirtiéndose en un filósofo pesado y fatigoso.

Es como si nos indagáramos por el sentido de las cosas y de antemano esperáramos las respuestas más provechosas, las más delicadas; como si para los problemas que se nos proyectaran tuviésemos las mejores enmiendas y salidas definitivas. Sin embargo, sólo podemos hablar de magnos filósofos cuando sus especulaciones tienen todavía mucho que decir.

Schopenhauer y la música

Schopenhauer fue, como melómano, un caso muy particular; en alusión a la música, Schopenhauer despliega un equilibrio con su interpretación de las artes visuales, plásticas y literarias, una explicación que coordina la música con una relación intrínseca de la universal distinción entre el sujeto y el objeto.

Su definición sobre la música concierne al mundo como voluntad en su objetivación colindante. Este separa esta arte de las demás tradiciones, Schopenhauer afirmaque la música es el arte más sublime y podria ubicarse a la misma altura que el de las propias ideas morales, relacionando también que  la música es una alusión inmediata  de la voluntad.

Este afirma que tal como lo plantean las ideas Platónicas, la música contiene los formatos de los tipos de objetos en el mundo cotidiano, el campo de la música duplica formalmente la estructura básica del mundo: las notas bajas son consonantes a la naturaleza inorgánica, las armonías son equivalentes al mundo animal y las melodías son  semejantes al mundo humano. (Ver: Charles Chaplin)

Schopenhauer traza muchas metáforas con respecto a la música, donde alega que el sonido de las notas del bajo  producen constituciones sonoras  más ligeras en las armónicas, así como una vida más llena de entusiasmo surge de la naturaleza inanimada. En resumen, Schopenhauer descubre en la organización musical, una serie  de aproximaciones con las estructuras del mundo físico, que le permiten certificar que la música es una reproducción de la voluntad en sí misma.

El enfoque de  Schopenhauer a simple vista podría parecer singular, pero está asociado a la comprensión de que si uno va a analizar la verdad del mundo, podría resultar favorable captarlo no exclusivamente en conocimientos científicos, mecánicos y impensados, sino más bien en términos estéticos, analógicos, cordiales y simbólicos que requieren un sentido del gusto para su discreción.

Y si la estructura del mundo se manifiesta de mejor manera  en forma de música, entonces la mayor comprensión filosófica será una comprensión musical. Según esta teoría positiva de la música de Schopenhauer fue que muchos pensadores contemporáneos como Richard Wagner y Friedrich Nietzsche se interesaran en la importancia músico-filosófica.

Schopenhauer estima que la música cumple la finalidad, de lograr estados mentales más tranquilos y eminentes,  representando las formas de los sentimientos sacudidos de sus circunstancias particulares habituales. Esto nos permite percibir la esencia de la vida emocional, sin el contenido que típicamente originaría una consternación.

En conclusión Schopenhauer afirma que si la expresión de las emociones las hacemos de esta manera, destrabada y desinteresada, la música nos permite comprender la naturaleza del mundo, sin la frustración involucrada en la vida diaria y por resultado en una propiedad de discernimiento estética que está relacionada con la tranquilidad de la admiración filosófica del universo.

Schopenhauer educador

En la vida de Schopenhauer fue muy corto el tiempo que logro ejercer la profesión como educador, dictando cátedras universitarias, sin embargo este sirvió como maestro a pensadores posteriores, educándolos a través de sus obras. Este ejemplo lo vemos en la obra de Nietzsche “Consideraciones intempestivas” donde el autor hace referencia a Schopenhauer como uno de los pensadores más importantes que han aportado a su educación. (ver: Sócrates)

En dicho texto estudia cual correspondería ser la función real del educador, y empieza su deliberación refiriéndose a las preguntas que intenta responderse a sí mismo, indagando cuáles son sus amores, sus atracciones, qué le causa felicidad, cuáles fueron sus objetos de veneración, tratando de encontrar la revelación de su verdadero ser.

El educador es el que tiene legítimamente esta labor, que no es otra que demostrar la verdadera esencia del ser humano en cada uno de sus alumnos. Así la ocupación del educador pasa a ser la de un libertador que junto a la cultura, también como arma redentora, ejecutaran en el estudiante para sacarlo de la obstrucción en que vive y lo conducirá a encontrar la libertad tan ansiada por su joven ser.

Nietzsche en su reflexión sobre el educador ideal, se cuestiona cuáles convendrían ser los principios fundamentales que tenían que dirigir su formación y encuentra dos motivos, el primero donde el educador reconoce los dotes exclusivos de su discípulo, que es donde dirigirá todos sus impulsos en pro de ésta virtud para conducirlo con madurez. Y segundo, que además el educador siembre todas las fuerzas necesarias, para establecer en ellas la armonía para un desarrollo de su propio ser.

El filósofo educador no simplemente tendrá que descubrir la fuerza central, sino que también se cuidará de no ejercer una acción destructora que accione en contra de otras fuerzas. Éste filósofo educador debe sacar al estudiante de la insuficiencia de su tiempo, para enseñarle a ser humilde y honesto, tanto en su ideología como en la vida, pues los hombres se han tornado desleales en lo que deciden, hablan y ejecutan.

Schopenhauer como educador se tropieza con tres peligros que son los mismos que han batallado todos cumpliendo con la tarea de filósofos educadores. Uno de ellos es la soledad que se siente frente a la indiferencia de los presentes colegas, ya que cada uno lleva una originalidad productiva que es el foco de su ser y que para algunos esto puede suponer algo insoportable, porque toda originalidad puede considerarse una cruz difícil de llevar. (Ver: Hitler)

Un segundo peligro es el despertar de la verdad, labor que enfrentan todos los filósofos con una influencia kantiana, así como lograr salir del escepticismo y de la renuncia crítica para poder conducirse por medio de una devoción deplorable, reflexionando la imagen de la vida como un conjunto e interpretándola de la misma forma.

El finalmente el peligro que más enfrenta el filósofo educador es el endurecimiento, tanto desde la perspectiva moral como intelectual. Que se describe cuando el hombre desperdicia su ideal, y cree que el hecho de beneficiarse o de obtener honores y conocimientos puede llevar al individuo a la felicidad.

schopenhauer-19

Schopenhauer el arte de tener razón

Tratando el tema de Schopenhauer, que es un autor muy curioso, este era déspota en sus opiniones de temas cotidianos como la lógica, relaciones amorosas, entre otros. Por ejemplo Schopenhauer afirmaba que cuando teníamos una pareja buscamos en ella los atributos que nos faltan, para de esta forma engendrar un hijo perfecto. Así como otras temáticas relacionadas que parecen ser banales pero son el día a día del pensamiento social.

Por ende sus argumentos erísticos se centran en tener la razón o en ser percibido concluyentemente como acertado aunque no se tenga  la razón. El objetivo general consiste en ganar la discusión en un conflicto.

schopenhauer-21

De  forma a la vez irónica y satírica, Schopenhauer exhibe en su obra una cadena de estratagemas o artimañas adaptables en las polémicas, soberanamente de la autenticidad de lo que se defiende. Esta labor, considerada como el primer estudio de una reflexión científica, no tuvo semejante en su tiempo valiendo además para ayudar a neutralizar estas estratagemas al reconocerlas en los oponentes. La dialéctica erística  de Schopenhauer se opone a la lógica, que busca objetivamente la verdad.

La obra en su totalidad contiene una colección de extractos en los que Schopenhauer recopiló treinta y ocho  estratagemas, o “trucos” conversatorios, razonamientos desleales y engañosos utilizados en las disputas cuando uno de los contendientes desea que prevalezcan sus alegaciones u opiniones propias sobre las de la contraparte, aun cuando se sabe que éstas son ilogicas, plausibles o sin razón alguna en el asunto que se esta discutiendo.

Schopenhauer y la estética

Schopenhauer nos enseña a través de sus obras lo que es la “estética”, es decir, aquella habilidad que vislumbra los medios para promover lo admirable y da reglas a lo que es el arte; su exigencia no es examinar alguna práctica o ejercicio definitivo, sino hacer filosofía, ocupar entonces una actitud puramente teórica. (Ver: Platón)

En estos términos, la estética nos pauta el pasaje para lograr la creación de algo bello y brinda a los artistas las reglas básicas, mientras que la metafísica de lo bello indaga el atributo intrínseco de la belleza desde dos puntos de vista que el sujeto que lo aprecia y que objeto que ocasiona tal experiencia.

Entonces, leyendo sus diversas obras donde nos plasma su teoría Metafísica de lo bello  donde afirma que ahí averiguaremos qué es lo hermoso en sí, es decir, qué ocurre en nosotros cuando nos inquieta la belleza o gozamos de la misma. De esta forma, en la práctica estética se da un cambio de estructura de la díada sujeto y objeto, que aquí devienen puros.

schopenhauer-14

Esta estética pura se describe como la pérdida de singularidad: las cosas individuales que acarrean el carácter de la limitación, no tienen un ser indudable y por ello son presa de un perpetuo acontecer.

Otro concepto que podemos tomar como un verdadero conocimiento del término, reside en Platón, que corresponde de lo inmutable, de lo que legítimamente es. En sus obras consideramos con la mirada puesta en aquella divinidad, y a partir de las ilustraciones acabamos en aquel que es comprensión no de otra cosa sino de la belleza absoluta, para que se dé a conocer finalmente la belleza en sí.

Schopenhauer y el existencialismo

El término de existencialismo empezó a finales del siglo XIX y se desarrolló hasta mediados del siglo XX. Donde sus principales promotores fueron: Nietzsche, Kierkegaard, Heidegger, Jasper, Albert Camus, Herman Hesse, Dostoyerski, y claro esta Schopenhauer.

Este hace un análisis sobre la coexistencia humana, la libertad, el compromiso y del significado real de la vida, donde afirma que para esta no existen las certezas, las reglas, o la moralidad, lo que sugiera que así tengas o no tengas moral de todos modos estas con vida.

schopenhauer-11

Para Schopenhauer y los existencialistas en general, no existe nada de lo anterior, ellos sugieren que lo único que tienes que hacer es sobrevivir. El hombre es garante de todo lo que pase, nosotros somos los únicos responsables de nuestras acciones, emociones y fallos. El existencialismo plantea que debe existir una ética universal para todos en general, que proyecta que respete la libertad original, y que el ser humano tenga el compromiso de sus actos.

Schopenhauer afirma que su existencia precede a su esencia, en el existencialismo la existencia del hombre no tiene que ver con dos preguntas básicas, el por qué existo y para que existo, ya que las personas suelen depender de algún objeto. (Ver: Gadafi)

Para el existencialismo lo que es la vida en general no tiene una explicación, la moralidad y el régimen de creencias del hombre son una molestia y una pérdida de tiempo. La existencia del hombre es más fuerte que la filosofía y opiniones. Las ideas salen rebasando, lo importante son los hechos, es decir que importa lo que haces, no lo que dices.

Schopenhauer el arte de ser feliz

En el año 1822, Schopenhauer se inicio en la tarea de coleccionar sentencias, axiomas, y reglas para vida de pensadores y escritores en un cuaderno especialmente previsto para ello. Como resultado final desarrollo lo que llaman “El arte de ser feliz”, una verdadera reliquia que fue destacada de su legado filosófico, ya que resulto contraproducente buscar consejos sobre la felicidad entre las advertencias de un claro maestro del pesimismo.

schopenhauer-22

Pero es esencialmente a partir de la idea pesimista de la vida que Schopenhauer nos propone indagar la perspicacia humana y la sensatez práctica para alcanzar la felicidad. En esta obra el autor recoge unas cincuenta reglas para  ser feliz en la vida, que además nos enseñan que el pesimismo se puede ligar con los esfuerzos para llevar una vida feliz. En un ambiente laboral donde la desidia, la decepción, la falta de metas o, incluso, el hundimiento son parte del día a día.

Schopenhauer y la voluntad de vivir

Para Schopenhauer, no es la razón, sino la percepción el instrumento intelectual que facilita adherirse y cautivar el núcleo de la realidad. Entonces nos preguntamos qué compone este corazón, pues la voluntad de vivir. Esta voluntad es la realidad incondicional, fundamental, es la realidad sublime que lo rige todo.

La voluntad de vivir tiene carácter universal, un lanzamiento ilimitado, con pluralidad de manifestaciones: se exterioriza en la fuerza de la gravedad, en la plenitud de las plantas, en la energía animal, en la potencia de los deseos humanos. No obstante, a pesar de este juicio, existe un deseo de vida, con el mismo grado de intensidad que antes de levantarse el velo de la mentira.

schopenhauer-3

El lanzamiento, el deseo anterior, era ciego, pero ahora es consecuente y considerado. Pero también existe su contra parte, la privación de la voluntad de vivir, cuando el propio conocimiento devasta ese querer seguir viviendo. Para Schopenhauer estamos encerrados en este mundo, arrimados al dolor, sin salvación figurada.

Schopenhauer y la felicidad

Según el autor, la felicidad es una fase circunstancial que no se puede alcanzar, ni se puede importunar, porque esta no existe. Sólo existe cuando la vemos en otras personas.

El termino felicidad, está en la mente de aquellos que han estado influidos por novelas y poesías y que no se han topado de frente con la vida. El joven humano se imagina que ese mundo que nunca ha visto se encuentra allí para que él lo pueda disfrutar, que es el albergue de una felicidad verdadera. (Ver: Che Guevara)

Según el pensador la felicidad se obtiene a partir de la ausencia de dolor y del disgusto, todo lo demás son valores añadidos sin importancia, ya que no hay verdaderamente locura mayor que perseguir goces y alegrías en vez de tratar de evitar la mayor suma posible de dolores.

Schopenhauer amor

Cuando Schopenhauer habla del amor la cosa se pone seria, el filósofo alemán mostrarse de acuerdo que toda tendencia tierna proviene del tendencia natural de los sexos. Este filósofo nos dice que la cosa es meramente sencilla, que cada macho le corresponde una hembra, pero que la sociedad torna el asunto en algo no tan sencillo.

El autor alega que el término llamado amor, consigue su más alto apogeo cuando el atrevimiento individual se convierte en carácter de la especie.  Al ser así, la sexualidad se transforma en manifestación de la voluntad por vivir. Por ende, los principios que componen el cimiento de la acción sexual humana están fundados en que los humanos se unan por los impulsos irracionales de la voluntad y no por las emociones del amor sentimental. (Ver también:Rosa Parks)

La voluntad que se traduce fuerza ofusca se manifiesta en toda su salvaje intransigencia, a través del acto sexual. Schopenhauer asegura la vida como una tragedia, debido a que el final es siempre la muerte, además que el dolor y el disgusto predominan sobre los breves momentos de placer; es por ello que el filósofo afirmas que el acto sexual es un delito de los amantes al hijo que arribará. Este afirma que el acto sexual implica la continuidad de la especie humana, es decir, del dolor.

schopenhauer-25

En general para Schopenhauer la vida es un mal, y el acto sexual un medio, de origen también malévolo que imposibilita el final del sufrimiento. El filósofo llega a afirmar machistamente que las mujeres son el engaño que la especie pone al individuo para continuar reproduciéndose. Ya que detrás la tierna seductora se esconde una mama que, de forma inconsciente, favorecerá a la sucesión del dolor con nuevas víctimas.

Schopenhauer progresó mucho al decir que el amor en el macho es discontinuo, pues en el instante en que ya ha conseguido placer, disminuye el impulso; en cambio, en la mujer asciende a partir de ese intervalo. Según este filósofo, esto es consecuencia del objetivo de la naturaleza que busca el crecimiento más considerable de la especie.

Posiblemente el testimonio más criticado de la ideología de Schopenhauer y su filosofía del amor, sea la defensa de la infidelidad masculina. El autor certifica que la infidelidad está admitida para el hombre por la naturaleza; no obstante la mujer, por su tendencia maternal, permanece fiel, puesto que la propensión maternal le empuja a conservar junto a ella a la familia. Por presunción, el filósofo certifica que la fidelidad en el matrimonio es falsa, ya que esta es artificial en el varón y natural en la mujer. Por esta razón el engaño en la mujer es injustificable.

Schopenhauer y las mujeres

Schopenhauer elaboro un ensayo que tuvo por nombre “De las mujeres”, el cual público en los últimos años de su vida. Este texto es una explicación apaciguada e idealista del por qué las mujeres son inferiores a los hombres, ya que claro está, este era una persona sumamente machista, y se ha convertido en un pequeño clásico de la literatura ascética. (ver también:Mao Tse Tung)

Este escrito lo elaboro en respuesta a un poema que escribió Schiller donde glorifica a las mujeres, al cual Schopenhauer señalo que sólo necesitas mirarla de la manera en que está compuesta, para ver que la mujer no se supone que haga grandes labores, ni mental ni físicamente. Luego de señalar que su elaboración pasa por aceptar el sufrimiento del parto y la sumisión al marido, este añade que las mujeres encajan directamente como niñeras y profesoras de nuestra infancia por el hecho de que ellas mismas son infantiles, y triviales; resumiendo, ellas son niños grandes durante toda su vida  un tipo de intermedio entre la niñez y el hombre enteramente adulto, que es el hombre en el sentido estricto de la palabra.

schopenhauer-16

Además este afirma en su texto, que el hombre consigue su madurez mental a los 28 años, mientras que  la mujer a los 18 ya alcanzo esta etapa, por esta razón el hombre llega más lejos en su desarrollo psicológico que la mujer.

En la continuación de su dura crítica a la mujer Schopenhauer, alega que esta escasea de sentido de la justicia, en primera porque no razona, y en segunda porque al ser más débil que el hombre, la naturaleza las ha dotado con la estrategia del enmascaramiento para defenderse, así como también ser un sexo no estético.

En el resto de su obra termina diciendo que las mujeres carecen de sentido para apreciar la música, la poesía o las bellas artes, y cuando lo hacen, es mera afectación. Concluye alegando términos en torno a la monogamia, y el enorme perjuicio de que ésta le significa a las mujeres que no alcanzan a ser mantenidas por un hombre, y por lo tanto, Schopenhauer ampara la poligamia, donde el hombre puede tener varias parejas, pero la mujer no, como favorable para ellas mismas.

En conclusión a la obra y a su pensamiento personal, dicta que la mujer es por naturaleza sumisa al hombre, y que esto puede verse en el hecho de que cada mujer que es colocada en la no natural perspectiva de completa independencia, inmediatamente busca unirse a un hombre, por quien pueda ella dejarse guiar y gobernar. Esto hace referencia a la necesidad de tener señor y amo, aún sin importar la edad, sin importar si es joven, será un amante y si ella es vieja, un cura.

Schopenhauer y la religión

Schopenhauer era admirador de todas las formas de religiosidad y misticismo. En cierta forma, su filosofía es la antecámara de la mística, cosa que el mismo percibió en varias ocasiones, esto suena contraproducente ya que él se declaró abiertamente como una persona atea. (Ver también: Nick Vujicic)

No obstante, con la misma fuerza con la que admira a místicos y misántropos rechaza a las religiones reglamentadas socialmente, a las que llamo “filosofía para el pueblo”. Es esta misma consideración por las religiones, la que lo hace preferir y referirse a escritos hindúes, budistas y cristianos, para luego rechazar a las de estricto carácter social como lo son el catolicismo, protestantismo, judaísmo, Islam, y cualquiera asociada.

schopenhauer-23

A Schopenhauer no le pareció que el objetivo de la religión cristiana era someter el mundo, sino que el cristianismo no acabó de derrocar las antiguas creencias judías y este fue un objetivo determinante que no es, ni tan siquiera una vez, el auténtico cristianismo del Nuevo Testamento, ni mucho menos su espíritu, dado que este es para ellos muy supremo, desmesuradamente fuera de lugar y, por consiguiente, demasiado taciturno, completamente inadecuado para la glorificación del Estado, correspondiendo a lo que es el judaísmo, la disciplina que el mundo ha absorbido sobre la existencia de un ser particular y omnipotente, volviéndose también, en el más fascinante y en donde todas los cosas son preciosas.

Schopenhauer y el budismo

La filosofía de Schopenhauer, se basa en ciertos aspectos sobre la sabiduría oriental, esencialmente, la que se divulga a través del budismo, aunque luego sus influencias se trasladan desde la India hacia China y Japón. Pero siempre tuvo una fuerte relación con las religiones orientales.

El autor considera que la sabiduría tradicional oriental transmite una sabiduría fundamental y natural de carácter eterno. Más allá de los aspectos eruditos, Schopenhauer tomo dos características esenciales de su afán por el Oriente. La primera es la asimilación que constituye entre su rutina de vida y la de Buda ya que este fracciona con el universo cuando confiesa el irrazonable pensamiento de la existencia humana y busca un camino imperioso de autonomía.

schopenhauer-18

La otra característica es el del planteamiento del autor sobre la supremacía del Oriente sobre el Occidente, la cual justifica a partir de su especulación sobre la existencia de dos supuestas grandes tradiciones religiosas. Una estaría fundada en la verdad y la otra, en el error. La cierta es la que surge del hinduismo y se prolonga en el budismo y en el cristianismo.

Schopenhauer y la muerte

Para Schopenhauer, la muerte es un dato antropológico. La causa es que los animales no saben que tienen que morir, mientras que el conocimiento de la muerte que posee solo el hombre es una consecuencia del hecho de que el ser humano es un ser racional.

El pensamiento schopenhaueriano del saber es enigmático. Por un lado ocupa la opinión sobre que lo decisivo es la percepción sensitiva, al mismo tiempo que los conceptos que surgen de la razón no corresponde más que  a una empalidecida abstracción. De tal forma, subraya que el hombre se diferencia del animal esencialmente por el hecho de que estos viven solamente en el presente, mientras que el hombre en el futuro y el pasado.

La consecuencia de esto es que el animal no tienen ningún conocimiento previo de la muerte, que no la conoce antes de morir: “El animal solo conoce la muerte cuando muere; mientras que el hombre se acerca a la muerte consciente mente en cada hora, cosa que hace dudosa la vida a veces también a aquel que de toda su vida todavía no desprendió el conocimiento de ese carácter de constante aniquilamiento. (Ver también: Kareem Abdul Jabbar)

Por esto los hombres han inventado la filosofía y las religiones”. A partir de lo anterior Schopenhauer corrobora el termino diciendo que la muerte es el genio que en verdad ha inspirado la filosofía.

Parerga y paralipomena de  Schopenhauer

Parerga y Paralipómena, fue la última labor que redacto el pensador alemán Arthur Schopenhauer. Esta obra se publicó inicialmente a finales del año 1851, libro que concluyo en un gran apogeo del autor, que a su vez le otorgo fama a Schopenhauer, la cual nunca pudo obtener de forma concisa en el transcurso de su vida.

La obra se desarrolla de la siguiente manera; se basa en escritos secundarios y pensamientos aplazados, o en todo caso, pensamientos disipados, acerca de varios temas, de estructura organizada. Entre los que podemos destacar los axiomas sobre la conciencia del buen vivir, que posteriormente obtendrían fama.

schopenhauer-17

El autor tuvo muchos fracasos editoriales y académicos con sus obras pasadas pero Schopenhauer nunca dejó de creer  en sí mismo y en la repercusión que sus obras iban a tener en el futuro. Por eso hacia el final de su vida, este quiso concluir sus obras principales, creando una obra con temas más populares y sin igualación, a lo que ya había escrito, forma de plasmar su pensamiento para el mundo.

Debido al éxito de la obra, tras la muerte del filósofo, la editorial que confió en el al final de su vida, publicó una la segunda edición de la obra, con el eslogan de “segunda edición, optimizada y acrecentada a partir del legado manuscrito del autor.

Finalmente aquí podemos ver algunas curiosidades de Schopenhauer.

(Visited 1.191 times, 3 visits today)

Deja un comentario