Ramón María del Valle Inclán: biografía, obras, poemas y más

Ramón María del Valle Inclán, es considerado como uno de los novelista, escritores, dramaturgos, cuentistas más importantes del siglo XX, formando parte del movimiento literario modernista de su natal España durante aquella época. (Ver también: Virginia Woolf)

Ramón-María-del-Valle-Inclán-1

Biografía

Los escritores de cierta forma han hecho mejor nuestra vida al traernos sus grandes historias con el fin de entrenernos, pero más allá, de contarnos un poco sobre su manera de pensar y de ver al mundo. De ese modo, el escritor establece una especie de relación con sus lectores.

Ramón María del Valle Inclán, es uno de esos escritores que con sus escritos se hizo sentir en la sociedad española, y no sólo allí, también en el mundo entero. La escritura normalmente es un arma usada por pacifistas como ellos para simplemente hacer notar sus descontentos con cualquier cosa que vean en la sociedad y consideren incorrecto.

Éste prominente escritor nació el 28 de octubre del año 1866, en una pequeña casa que llevaba por nombre El Cantillo, ubicada en el municipio Villanueva de Arosa, en la provincia de Pontevedra, España. Era el segundo hijo del marinero y escritor Ramón del Valle Bermúdez de Castro y de su esposa, Dolores de la Peña y Montenegro.

A los tres días de su nacimiento, Raón fue bautizado y le fueron puestos tres nombres: Ramón José Simón, y los apellidos de sus padres: Valle y Peña, entonces, su nombre real es: Ramón José Simón Valle Peña, pero tomó su nombre artístico basándose en uno de sus antepasados paternos, Francisco del Valle Inclán.

La ceremonia del bautizmo fue rápida, puesto que la madre estaba bastante delicada luego del parto, debido a ello, no hubo una celebración del mismo; sin embargo, sí hubo opotunidad de argumentar los nombres, pues, Ramón es en honor a su padre; José, por ser patrono de la madrina y Simón, porque el día que nació, era el día del santo Simón.

Ramón-María-del-Valle-Inclán-2

Actualmente aun hay ciertas disputas sobre el lugar de nacimiento del gran escritor Ramón María del Valle Inclán, puesto que, algunos argumentan que él en realidad no nació en Villanueva de Arosa, sino que lo hizo en la provincia de Puebla del Caramiñal.

Se llegan a éstas conclusiones debido a que la madre de Ramón viajó en agosto de ese año hasta Pueblo del Caramiñal con el objetivo de prepararse para el parto, sin embargo, se estima que un poco antes del parto, ella volvió a Villanueva de Arosa.

El mismo Ramón María decía que él no nació en ninguna de las dos, sino que en el medio de ambas, en un barco que hacía sus viajes marítimos entre ambas localidades. Sin embargo, la versión oficial es que Ramón María del Valle Inclán nació en Villanueva de Arosa.

La infancia del Ramón fue bastante tranquila y cómoda, debido a que su padre había heredado la fortuna de su padre, la familia vivía cómodamente, a pesar de ello, poco a poco los problemas económicos comenzaron a aparecer debido al desgaste inmedido del dinero.

Ésto provocó que, la familia tomara en serio el control del dinero, comenzaron entonces a vivir de una manera más modesta para que el dinero no se les acabara tan rápido. El padre de Ramón, como se mencionó anteriormente, era un hombre marinero que además estaba enamorado de la escritura.

Ramón-María-del-Valle-Inclán-3

Debido a ello, en casa no hacía falta una estante de libros, por lo que, sus hijos estaban rodeados de libros por todos lados, y ésto fue algo que el pequeño Ramón supo aprovechar muy bien. Su padre veía gran potencial en el pequeño, entonces tomó la decisión de darle un empujoncito.

Le asignó como preceptor a un clérigo de de la Pueblo del Déan, quien el enseñaría gramática latina y francés. Estando el pequeño listo para la escuela, a lo nueve años ingresa al Instituto de Segunda Enseñanza, ubico en el municipio de Santiago de Compostela.

Su segundo ingreso tuvo lugar en un instituto de Pontevedra en el año 1885, donde culminaría su bachillerato; sin embargo, el ya jóven, no mostraba interés alguno en las asignaturas enseñadas, pero, comenzó a leer a Jesús Muruáis, quien tuvo gran influencia en su posterior carrera como escritor.

A los 19 años de edad, el jóven acaba sus estuidos de Bachillerato y se va con su familia, quienes se habían mudado un tiempo antes a la ciudad de Santiago de Compostela. Entonces, siguiendo las ordenes de su padre, el jóven ingresa a la Universidad de Santiago de Compostela, en donde estudiaría Derecho.

A Ramón María del Valle Inclán, no le llamaba la atención las carreras universitarias, estudió Derecho por complacer a su padre más que por cualquier otra razón, sin embargo, su desempeño en la misma no fue la más óptima, por el contrario, fue bastante regular.

Ramón-María-del-Valle-Inclán-4

Tomando en cuenta que, desde el comienzo de sus estudios universitarios, el jóven pidió examinarse por libre de algunas de las asignaturas de la carrera, teniéndo tiempo suficiente para sus escritos, pero, no tenía dinero y la relación con su padre no iba bien, debido a sus faltas académicas.

Debido a ello, y gracias a que sabía latín, tuvo que trabajar particularmente impartiendo clases de latín. De esa forma, tenía el tiempo suficiente para sus escritos y conseguía algo de dinero para poder mantenerse, aunque, se le veía mucho frecuentar cafés, más que las aulas de clases.

Dentro de la universidad, los lugares que más frecuentaba eran los cafetines, la bilioteca y cualquier espacio literario que la mis tuviera. Además, se hizo amigo de Attilio Pontanari, de quien aprendía esgrima e italiano, y de otros grandes que años más tardes se convertirían en importantes figuras públicas.

Tres años más tarde, es decir, en el año 1888, Ramón toma la decisión de matricularse en Dibujo y adorno de Figuras, en la Escuela de Arte y Oficio, lugar en el que al poco tiempo se hizo con un renombre entre todos los estudiantes. Es entonces durante esa época que sus primeros trabajos literarios ven la luz.

Publicados en la revista Café con Gotas, poco a poco Ramón María del Valle Inclán, se fue haciendo con un público lector que lo aclamaba. Un año más tarde, publica su cuento «A media noche», en la revista barcelonesa La Ilustración Ibérica.

Ramón-María-del-Valle-Inclán-5

José Zorrilla fue uno de los escritores más renombrados de aquella, afortunadamente para Ramón, José iba a dar una conferencia en la Universidad de Santiago Compostela, universidad donde él estudiaba Derecho, Ramón asistió a diha conferencia y allí consolidó sus raíces literaria, siendo la literatura su camino a seguir.

Su padre muere cuando él tenía 24 años de edad, en el año 1890; debido a la muerte de su padre, Ramón ya no tenía porqué seguir estudiando una carrera que no le gustaba, entonces abandona la carrera de Derecho totalmente, debido a que, tenía cinco años estudiándola y no pasaba del tercer año de Derecho.

Regresa entonces a Pontevedra, luego decide que era hora de un cambio radical en su vida, por lo que decide comenzar desde cero en una nueva ciudad, Madrid. Pero, había un problema, la herencia de su padre no le daba para vivir o mantenerse.

Resolvó entonces mudarse a Madrid a finales del año 1890, y, debido a la mala política española, muchos madrileños en las calles exponían sus ideas contrarías al gobierno, hablaban sobre posibles soluciones, entre otros. Frecuentó mucho los cafés de la Puerta del Sol.

En dicho lugar se formaban tertulais constantemente, recordemos que una tertulia es una reunión informal en donde las personas debaten y comparten ideas sobre un tema en específico o varios temas en común. Entonces, Ramón aprovecha la libre expresión y expone sus ideas.

Ramón-María-del-Valle-Inclán-6

Su participación en dichas tertulias lo hacía cada vez más un sujeto respetable debido a sus argumentos y lo impecable de sus palabras. Colaboró con escritos para muchos diarios locales, junto a otros escritores iniciándose, todo lo hizo con el fin de ganar algo de dinero para sobrevivir, pero no logró un sustento estable, es por ello que, tuvo que retirarse de Madrid en el año 1892. (Ver también: Roald Dahl)

Luego de sus dos años en Madrid, el jóven regresa a Pontevedra, donde estaría algunos días, pues, luego se marcharía a México, debido a un trabajo para unos periódicos de aquel país que requería de sus servicios como traductor. El 12 de marzo zarpa de los muelles de Pontevedra a bordo del transatlántico Le Havre.

Llegó a la ciudad de Veracruz el ocho de abril de 1892, y pocos días después ya se encontraba en la capital mexicana. Su estancia en Mexico fue menos de un año y mientras estuvo allí trabajó para El Universal, El Correo Español y El Veracruzano Independiente.

Su trabajo consistía en traducir textos francese e italianos al español, pues, recordemos que, cuando era niño recibió formación de latín y francés, y el italiano fue enseñado por su amigo y mentor de esgrima, Attilio Pontanari. Ramón notaba que la política mexicana al igual que la española estaba mal.

El presidente mexicano de aquel momento era Perfirio Díaz, quien usando su poder como primer mandatario censuró brutalmente los escritos de Ramón María del Valle Inclán. Ésto le ocasionó algunos problemas en tierras extranjeras que posiblemente le hayan obligado abandonar aquella nación.

Ramón-María-del-Valle-Inclán-7

Antes de que se cumple un año en su estancia en Mexico, Ramón decide salir de allí y se fue a Cuba donde fue recibido por la familia Gonzales de Mendoza, quienes eran amigos suyos. Su estancia allí tampoco fue duradera, de hecho, fue menos duradera que su estancia en México, porque en Cuba estuvo sólo unas semanas.

Luego de su paso por Cuba, regresa a España en el año 1893, hospedándose en Pontevedra, lugar donde conoció a Jesús Muruáis, quien fue de gran influencia literaria para Ramón, además, pasaban gran parte de su tiempo en la biblioteca de Muruáis leyendo a los más importantes autores de su época.

En el año 1894, Valle Inclán, publica su primer libro que constaba de seis historias amorosas, dicho libro lleva por nombre Femeninas. Ésta primera publicación suya ve la luz gracias a la ayuda de un amigo de su padre, el señor Manuel Murguía.

La publicación de su libro tuvo bastante éxito, por lo que, le hizo merecedor de un reconopcimiento publico como escritor, gracias a ello, colaboró con diversos medios locales, aunque él ya sentía que su etapa en aquella provincia ya había terminado, que debía ir a Madrid nuevamente.

Regresa a Madrid como un funcionario del Estado, en el ministerio de instrucción Pública y Bellas Artes. Durante su estancia allí, el escrtiro decide llevar una vida Bohemia y dedicado a la lectura, más a que la escrtitura, pues, consideraba que ya no debía ganar dinero por medio de ella.

Ramón-María-del-Valle-Inclán-8

Como era de esperarse, se inmiscuyó en varias tertulias a lo largo de todo el casco de la ciudad, siendo famoso por su acento y por sus argumentos indebatibles. Sin embargo, tuvo problemas, peleas, discusiones debido a no respetar la opinión de otras personas.

Vivía en una habitación alquilado que tenía dos cuartos, una mesa y una cama, su sueldo no le daba para poder adquirir algo mejor, pero tampoco se preocupaba por ello. Vivía su vida conforme como él quería sin ningun tipo de exigencias o restricciones.

Además de su trabajo como funcionario de Estado, trabajaba como actor para diversas obras de teatro que se llevaban a cabo a lo largo y ancho de la ciudad. En el año 1897 su segundo libro salió a la luz pública, Epitalamio, pero éste no tuvo el mismo impacto que el primero. (Ver también: Ray Bradbury)

El 24 de julio del año 1899, Ramón tuvo un grave incidente debido a una discusión que tuvo con su amigo, Manuel Bueno. El objeto de la tertulia era una legalización sobre un duelo en el cual uno de los duelistas era un menor de edad; conforme la discusión avanzaba, comenzaron a insultarse.

Posteriormente se agredieron físicamente y Manuel Bueno le provoca una herida en su antebrazo que termina gangrenándose y tuvieron que amputarle el brazo. Debido a ese fatídico hecho, su vida como actor de teatro se fue al traste, se terminó.

Obras

Ramón María del Valle Inclán, mientras estuvo vivo creó importantes obra y novelas, además, se le atribuye la creación del género esperpénto, que marcaría una nueva era en campo teatral. Sus obras lo inmortalizaron mantiendo su legado vivo sin importar el tiempo. He aquí alguna de sus obras de más renombre:

Luces de Bohemia

Luces de Bohemia es una de las obras teatrales más importantes del escritor Ramón María del Valle Inclán, publicada periádicamente entre el 31 de julio y 23 de octubre del año 1920, en el semanario España. Sin embargo, en el año 1924 se edita una versión definitiva que añade tres escenas teatrales más. Ésta versión reeditada se estrenó en el año 1970.

Con esta obra, el autor creó un nuevo género teatrala considerado «El Esperpento», en dicho género, el autor deformaba la ficción y la realidad con toques grotescos de ambas partes, cargados de sátiras y un humor negro característico.

Max Estrella, es un escritor andaluz y poeta que ya es un anciano, que está por morir. Además, está ciego y en la miseria. Lo único que le queda es recordar la vida de éxitos que tuvo mientras espera con ansias su agónica muerte,  en ese momento ya el mundo lo había olvidado.

El argumento de ésta obra teatral se trata precismante de Max Estrella, un escritor que está en sus ultimas horas de vida y que como deseo final, decide recorrer las calles de Madrid en compañía de su amigo y representante, Don Latino de Híspalis.

Ramón-María-del-Valle-Inclán-9

A Don Latino se le descibre como un ser aberrante, pedante, grotesco, cínico y un canalla que vende literatura mala, es decir, mala calidad. Además, al igual que Max Estrella, Don Latino también era un anciano y era asmático, considerado totalmente la contraparte de Max.

En la obra, Ramón encontró la fórmula perfecta de hacer sus duras críticas hacia una época espoñola que se negaba a reconocer a sus próceres, además de que también críticaba la frágil situación social, política y económica que atravesaba el país, al igual que también tenía una dura crisis cultural.

Max Estrella, ya era un anciano que estaba ciego y desdichado, era un miserable, sus días de gloria habían pasado ya hora él estaba viviendo un presente diferente a su pasado de glorias y reconocimiento, a la misma vez, extrañaba aquellas épocas en las que su nombre repercutía por todos lados.

Luego de dar recorridos y recordando su antigua vida antes de ser olvidado, Max Estrella termina muriendo, pasó lo inevitable, lo que él o quería, la muerte lo alcanzó y por fin, se lo llevó. El drama se prolonga un poco más hasta su velatorio en donce un borracho grita «¡Cráneo provilegiado!».

Toda la obra está llena de importantes personajes que deserrollan una vida que se asemeja de cierta a la realidad en la que vive nuestra sociedad, pues, muchos de sus personajes son un vivo ejemplo de personajes reales que no tienen escrúpulos ni principios.

https://www.youtube.com/watch?v=6x8aby01Re0

Es una de las razones por la cual su gran obra es considerada un a de las más importantes de su vida, la forma en la que trabajó a los personajes imprimiendo en ellos comportamiento, actitudes y virtudes que son rasgos característicos de una sociedad española oscura de la época. Definitivamente encontró la forma de hacer sus críticas de manera magistral y que al publico le gustara. (Ver también: José Saramago)

Tirano Banderas

Tirano Banderas es una novela magistral que pertenece al género Esperpento, creado por Ramón María del Valle Inclán. Recordemos que, Luces de Bohemia, fue la primera obra teatral en la que el dramaturgo impuso ése género, haciéndose con el título de creador del mismo.

Fue publicado en el año 1926 y forma primera parte del ciclo esperpéntico que iría seguida de la serie de novelas El ruedo Ibérico. Es considerada como una de las obras más importantes de Ramón, junto a Luces de Bohemia. Fue incluida en la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX.

El argumento principal de ésta novela es la caída del dictador suraméricano Santos Banderas, quien dirige la región ficticia de Santa fe de Tierra Firme. Sin embargo, su forma de gobierno o más bien, de mandato, es grotesca, es brutal, es agresiva.

Recordemos que, Ramón María del Valle Inclán, viajó en el año 1892 hacia México, en donde estuvo casi un año trabajando para periódicos locales como traductor de francés e italiano. Recordemos además que, durante su estancia, el presidente mexicano era Porfírio Díaz, quien lo censuró bruscamente haciendo uso de su poder.

Ramón-María-del-Valle-Inclán-10

Ramón se dio cuenta que el gobierno mexicano estaba tan mal como el español, debido a ello, surgió su idea de un tirano Santos Banderas que, gracias al poder que tiene oprime y destruye a todo aquel que se interponga en su camino.

Su gobierno no era para nada justo, por el contrario, era opresor, desigual, parcializado, destructivo y exclusivo, en donde sólo aquel que lo apoyara tendrían su favor, el resto, sólo eran simples mortales. Es por ello que, no todo tirano gobierna por siempre, a cada uno le llega su hora, al final todos vamos a morir.

En la obra se describe a Santo Banderas como alguien firme, fuerte y muy radical, pero, tiene sus desventajas, su contraparte, no se le da bien el pensar de manera lógica y razonable, por lo cual, era un tirano fuerte, aguerrido, opresor, pero torpe y para nada listo.

Un grupo de rebeldes, o personas que no estaban de acuerdo con las ideas de gobierno de Santo Banderas, tomaron en cuenta que su dictador era torpe e inician una revolución que finalmente termina con la liberación de toda aquella región ficticia gracias a la caída y el derrocamiento de aquel despreciable y para nada memorable dictador.

Sin duda alguna, es una dura crítica hacia los gobiernos no solo de sudamérica, sino de hacia todos aquellos líderes que creen que porque tienen el poder nunca nadie los podrá tocar, por el contrario, la muerte siempre nos tocará estemos donde estemos, seamos quienes seamos, esa es una realidad que no se puede cambiar. (Ver también: Dan Brown)

La españa de aquel momento pasaba momentos políticos duros, y no solo en el ámbito político, también sufrían social, económica y culturalmente; Ramón estaba consciente de eso y lo crítico duramente tanto en las tertulias de las que tanto era partícipe, como en sus obras y novelas.

Beatriz

Beatriz, es un cuento de terror escrito por Ramón María del Valle Inclán, que fue publicado originalmente en el año 1900, se le conoce también como Satanás. Cuenta la historia de la condesa Carlota y su hija, Beatriz, quienes vivían en un gran palacio.

Carlota estaba convencida de que su hija estaba poseída por algún tipo de demonio, tomemos en cuenta que, Carlota era muy devota, tanto que tenía su propio capellán llamado Fray Angel. Convencida de que su hija estaba poseía, la condesa no podía estar en paz, siempre estaba angustiada.

Un día, le dice a su capellán, Fray Angel, que fuera a buscar a una saludadora (se refiere a una persona que da salud por medio de poderes sobrenaturales, también cura enfermedades físicas y del alma). En un comienzo, el capellán dudó en ir a buscar a una saludadora, pues, técnicamente son adeptos a los principios cristianos.

Finalmente, el capellán acepta y se va en búsqueda de una saludadora. Por otra parte, había un canónigo que intentaba exorcisar a Beatriz. Luego de tantos intentos, el canónigo llega a la conclusión de que Beatriz no está poseída, además, ella le contó algo alarmante.

https://www.youtube.com/watch?v=GJ8dkzqli-o

Él se dispuso a contárselo a su condesa, resulta que Beatriz le contó que el capellán, Fray Angel, abusaba sexualmente de ella. Pasadas las horas, y con la rabia que significaba aquella revelación, Carola aguardaba impacientemente la llegada del capellán.

A la media noche aparece la saludadora junto al capellán Fray Angel, la saludadora dice que había aceptado ir porque tuvo un sueño y en ese sueño, Beatriz no estaba poseía, estaba embrujada y que ella iba a curarla. Carlota indignada tuvo su conversarión con Fray Angel.

Tal parece que dicha conversación no tuvo un efecto positivo sobre Carlota como para hacerla cambiar de opinión sobre lo que iba a hacer, pues, terminó dándole la orden a la saludadora para que maldijera al capellán, la saludadora lo hizo y al día siguiente, el cuerpo del capellán Fray Angel, fue encontrado sin signos vitales. (Ver también: Charles Bukowski)

Poemas

¡Tengo rota la vida! En el combate
de tantos años ya mi aliento cede,
y al orgulloso pensamiento abate
la idea de la muerte, que lo obsede.

Quisiera entrar en mí, vivir conmigo,
poder hacer la cruz sobre mi frente,
y sin saber de amigo ni enemigo,
apartado, vivir devotamente.

¿Dónde la verde quiebra de la altura
con rebaños y músicos pastores?
¿Dónde gozar de la visión tan pura

que hace hermanas las almas y las flores?
¿Dónde cavar en paz la sepultura
y hacer místico pan con mis dolores?

¡Tengo rota la vida! En el combate
de tantos años ya mi aliento cede,
y al orgulloso pensamiento abate
la idea de la muerte, que lo obsede.

Quisiera entrar en mí, vivir conmigo,
poder hacer la cruz sobre mi frente,
y sin saber de amigo ni enemigo,
apartado, vivir devotamente.

¿Dónde la verde quiebra de la altura
con rebaños y músicos pastores?
¿Dónde gozar de la visión tan pura

que hace hermanas las almas y las flores?
¿Dónde cavar en paz la sepultura
y hacer místico pan con mis dolores?

-Ramón María del Valle Inclán-

Ramón-María-del-Valle-Inclán-11

Deja un comentario