José Luis Sampedro: biografía, libros, frases, muerte y mucho mas

José Luis Sampedro, hombre polifacético y de gran valor. Doctor en Economía, escritor, periodista, político, profesor universitario y además humanista comprometido.

José-Luis-Sampedro-01

Su lema de desarrollar una economía “más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos», daba fe de su buena voluntad para con la humanidad y con los ciudadanos.

Biografía

José Luis Sampedro Sáez, nació en Barcelona, España, el 1º de Febrero de 1917. De una rica y variada procedencia geográfica en su familia, su padre, médico militar, era de la Habana, el abuelo de Manila, la madre de Argelia y la abuela de Lugano (suiza italiana). Esto constituyó una fuerte influencia en sus futuras obras.

Cuando tenía poco más de año y medio, su familia se trasladó a Tánger, África, hasta sus años de adolescencia. Allí nacieron sus hermanos Carlos y Carmen. A los ocho años, sus padres creyeron conveniente enviarlo a vivir con un tío suyo, médico de un pueblo soriano, de clima frío. Allí, estuvo por cinco años y sintiéndose solo, empezó a amar la lectura.

Guerra civil

Consiguió emplearse en la Escuela de Aduanas, en Santander, como funcionario público. En 1936, un año después de llegar, estalla la Guerra Civil Española, y es movilizado al ejército republicano. Pero después se pasa a las filas franquistas o bando nacional, como también se les llamaba, en 1937.

Estuvo sirviendo en Cataluña, Guadalajara y Huete, durante la Guerra. Al finalizar ésta, se alista nuevamente y es enviado a Melilla, al norte de África. En su estadía se dedicó a escribir sus primeros poemas. En 1940 trabajó como funcionario de aduanas y pidió traslado a Madrid. Ese mismo año terminó su primera novela “La estatua de Adolfo Espejo”, la que fue publicada en 1994.

José-Luis-Sampedro-02

Estudios y empleos

Finalizó la carrera de Ciencias Económicas en 1947, obteniendo Premio Extraordinario. A partir de este mismo año, da clases en la Universidad y se emplea como Economista para el Banco Exterior de España.

Fue catedrático de Estructura e Instituciones Económicas, en la Universidad Complutense de Madrid, entre 1955 y 1969, paralelamente ejercía puestos de importancia en el Banco Exterior de España, llegando a ser Sub Director General.

Doctorado

Recibe su doctorado en 1950, con una tesis sobre Localización Industrial, publicada en 1951. Entre 1951 y 1957 ejerce como asesor para el Ministerio de Comercio, más adelante, colaboró con la elaboración del Plan de Estabilización de 1959 y tiene la oportunidad de asistir a diversos eventos y reuniones internacionales.

Dió clases en la Universidad de Liverpool y la de Salford, en Inglaterra, durante su exilio entre los años de 1969 y 1970, provocado por la deportación de colegas universitarios de la Universidad de Madrid. Todos ellos crearon el Centro de Estudios e Investigaciones (CEISA), el cual tres años después fue cerrado por el Gobierno.

Nombrado Ann Howard Shaw Lecturer, en el Bryn Mawr College. Publicó junto a Rafael Martínez Cortiña, también catedrático, el Manual de Estructura Económica en el año 1969. Este fue utilizado en las universidades españolas como libro de texto y referencia.

Regresó a España, retomando su puesto como funcionario de Aduanas en el año 1971, esta vez como Asesor Económico de la Dirección General de Aduanas. Asimismo, impartió cursos en el Instituto de Estudios Fiscales, en la Escuela Diplomática y en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ocupó el cargo de Vicepresidente de la Fundación Banco Exterior.

Matrimonios

José Luis Sampedro se casó  en 1944 por vez primera con Isabel Pellicer, con quien tuvo una hija, llamada igual que su madre. Isabel Pellicer falleció de forma trágica en el año de 1986, por lo que en el año 2003 contrae nuevas nupcias con Olga Lucas Torre, escritora, traductora y poetisa, en Alhama de Aragón, España, con quien vivió el resto de sus años, hasta su muerte.

La mujer de José Luis Sampedro

José Luis Sampedro, a los 85 años de edad, contrajo matrimonio con Olga Lucas Torre. Había enviudado en 1986, tras perder a su esposa Isabel. Se conocieron en el Balneario de las Termas Pallarés, en Alhama de Aragón. Para Olga, ese hombre era su “amor imposible”, lo admiraba desde hacía tiempo. Un año después decidieron unirse y en el 2003 casarse. Escogieron Alhama de Aragón para su boda, porque fue el sitio donde se conocieron.

Hay una obra llamada “Sala de espera“, en la que Sampedro, utilizando los ríos como metáfora, común en muchas de sus novelas, cuenta los 10 primeros años de vida con Olga, su historia de amor. Cada uno lo hizo por su cuenta, a hurtadillas, para unirlas cuando estuvieran concluidas. Olga, al morir José Luis, lo encontró y decidió unirlo al suyo.

Era considerada “la otra mitad de José Luis Sampedro”. Según ella lo decía, todo lo hacían juntos, parecían siameses. Olga dijo: “Lo mejor que me ha pasado ha sido conocer a José Luis Sampedro”.

José-Luis-Sampedro-03
Con Olga Lucas

Muerte

Murió el 8 de abril de 2013, en su residencia en Madrid, a los 96 años de edad. Según palabras de su viuda, Olga Lucas, Sampedro no tenía ganas de protagonizar “el circo mediático en torno a la muerte de los famosos”, razón por la que sus restos fueron incinerados antes de publicar la noticia de su muerte.

Ya en 1995 había sufrido un infarto que lo dejó a pasos de la muerte. Pero, al contrario, salió más fuerte y repotenciado, con ganas de alzar su voz, aunque a veces sintiera que clamaba en el desierto.

Sampedro y la Política

No cambié de bando, me cambiaron”, dijo cuando lo movilizaron en el bando republicano, siendo la ciudad tomada por los sublevados en 1937 y reclutado por los franquistas. Sampedro era un joven de inclinación derechista y católico y de repente se vió alistado en un batallón anarquista. (Ver artículo: Karl Marx)

Se dejó emocionar por el marcado idealismo de ellos, la crueldad vista en el frente y retaguardia le reafirmó su posición de derecha. Pero, tras la caída de Santander e integrado en el ejército franquista, vio que del otro lado, donde el catolicismo y el amor a los demás era la bandera, las cosas eran lo mismo o peor de lo que había visto.

Nombrado Senador por designación real, luego de la muerte de Francisco Franco, en las Primeras Cortes Democráticas, puesto que ocupó hasta el año 1979. Fue un crítico de la decadencia moral y social de Occidente, del neoliberalismo y capitalismo salvaje. Se ocupó de la política industrial y de la estructura de la economía española.

Su tránsito hacia la izquierda había finalizado y se convirtió en un pensador y veterano economista, que abogaba por cambios radicales en el capitalismo y el sistema social.

Como economista fijó su posición contra los recortes, apostando por una humanización de la economía frente al monetarismo o materialismo, visión que mantuvo hasta el final de sus días.

Colaboró con un prólogo de su autoría en la edición española del libro “¡Indignaos!”, del escritor Stephane Hessel, en ocasión de las protestas del año 2011, en España.

Por tradición familiar estaba más inclinado hacia las posiciones conservadoras, pero poco tiempo después, descubrió que la guerra no la habían ganado los suyos.

José-Luis-Sampedro-04
Con los reyes de España

Libros de José Luis Sampedro

Las obras de José Luis Sampedro, abarcan una serie de novelas, con temas históricos, temas económicos, aventuras, erotismo, los cuales han tenido y siguen teniendo importante repercusión. Como escritor cultivó diversidad de géneros, narrativa, teatro, ensayo divulgativo, así como los tratados de teoría económica.

La mayoría de los mortales lo recuerda más como escritor, no así como profesor y economista de gran prestigio y credibilidad, con una carrera de más de 30 años en la docencia.

“Congreso en Estocolmo”

Una de sus primeras novelas, publicada en el año 1952. Utilizando como telón de fondo una reunión científica, desarrolla una relación entre dos personas de edades, culturas y actitudes diferentes. Es una de las más interesantes novelas de la narrativa española actual.

Él, un matemático español, apellidado Espejo, profesor en un instituto de Soria, acude a un Congreso Científico en la ciudad de Estocolmo. Ella, de nombre Rawenanda, científica, de origen indio, quien tiene como misión en el Congreso, robar un secreto industrial.

Se teje una historia de intrigas, misterios y suspenso. Ella sabe que en el hotel está alojado un científico que tiene datos sobre la obtención de la cortisona, muy necesaria en su país, con materia prima de mucho menor costo que la que ellos consiguen. Se vale de un ladrón profesional, de nacionalidad húngara, para que se encargue de obtener la información.

El autor, en forma un poco disimulada, toca el tema de las patentes, su autoría, su carácter legal, las mafias para obtenerlas. Para eso, hay otro personaje en la historia, el científico estadounidense, Ratman, quien trabaja en un sindicato industrial, que apoya la prioridad de las patentes para obtener fortunas.

La estatua de Adolfo Espejo

Fue su primera novela. Escrita en 1939 pero publicada en 1994. Abarca el tema del amor y la dignidad humana. Es la historia de un joven que estuvo en un internado religioso y después de terminar su bachillerato, viaja a Melilla, a su casa familiar.

“La sonrisa etrusca”

Novela de José Luis Sampedro, publicada en 1985. Fue incluida en la lista de las 100 mejores novelas en idioma español del siglo XX, por el diario El Mundo. Se adaptó al teatro en el año 2011 y al cine en 2017.

Cuenta la historia de un viejo tozudo y cascarrabias, de origen calabrés, quien es llevado por su hijo a Milán para tratarse el cáncer que lo aquejaba. Al convivir en la ciudad con su hijo, esposa y su nieto, Bruno, de apenas 13 meses de edad, se genera un conflicto con sus costumbres citadinas y burguesas, muy diferentes a su vida del pueblo, caracterizado por olores, sabores, costumbres machistas y rencillas frecuentes en la familia.

Se refugia así en la relación con su nieto, quien tiene el mismo nombre con el que fue conocido en la clandestinidad partisana, cosa que su hijo ignoraba.

Vivió un cambio en su vida, dando ternura y amor a ese niño, lo hizo reflexionar sobre la vida que a él se le escapaba de las manos y apenas empezaba en su nieto. Esta novela fue inspirada en su nieto en la vida real, Miguel, quien nació el año de 1980.

“La vieja sirena”

Novela histórica, publicada en 1990. Forma parte de la trilogía “Círculos del tiempo”, conformada además por “Octubre, octubre” y “Real sitio”. Esta novela constituye un canto a la vida, recreado en datos históricos así como fantásticos, imbuidos de lirismo y sensualidad, que nos hace reflexionar sobre la influencia que ejerce el poder sobre el presente.

Está ambientada en Alejandría, Egipto, en el siglo III, época de grandes conflictos y confusiones, en el que dos grandes imperios, el romano y el persa, están iniciando una etapa de decadencia. Narra la historia de una bella y misteriosa mujer que al llegar a Alejandría, conoce a dos hombres que marcarán su vida, Ahram, navegante, hombre sediento de poder y Krito, filósofo, quien tiene el don y poder de la palabra, que a veces se siente hombre y otras mujer.

Desarrolla temas como las luchas de poder, vida en las fronteras, aprender a aceptar la muerte ante la eternidad y el amor. Esta historia es contada en forma de monólogo interior, donde cada uno de los participantes o protagonistas desvelan sus reflexiones sobre la vida y la muerte. El escritor también recurre a la prosa poética, en algunos de sus segmentos.

“El río que nos lleva”

Es una de las primeras novelas del autor José Luis Sampedro. Fue publicada en 1961. Mezcla el género de aventuras con la exploración social del propio país, a través de viajes y personajes. En ella revive sus vivencias y recuerdos de Aranjuez, para dejar testimonio de un mundo casi en extinción.

Para esta novela, Sampedro viajó y conoció los pueblitos que circundaban al río Tajo, de los que extrajo experiencias, realidades, que fueron plasmados en su obra.

Nos habla del oficio del ganchero, ese que trabaja con el transporte fluvial de troncos de madera, desde lo alto del Tajo hasta Aranjuez,  quien iba a ser testigo de su desaparición, con la irrupción “novedosa” de grandes embalses y la incursión de la tecnología o industria nuclear.

Relata la historia de Paula, mujer que desata pasiones en dos hombres tronqueros y de Shannon, un irlandés que viene de la guerra europea,  que descubrirá la dignidad viral de estos dos héroes desconocidos. Es una novela de alto contenido simbólico, cuyo fin es el tema de la dignidad humana.

Fue adaptada al cine en 1989, con el mismo nombre, por Antonio del Real y a la televisión en una serie llamada “Esta es mi tierra”. La película fue galardonada en 10 festivales internacionales.

Con su novela retrató como nadie lo había siquiera intentado, la actividad maderera en el alto Tajo de Guadalajara. Inmortalizó a los gancheros en una obra crítica, enlazada con la realidad social de la época. Sampedro fue objeto de varios homenajes en esa zona de Guadalajara.

“Octubre, octubre”

En esta novela Sampedro refleja la crisis de valores que se vivía para ese momento, los años 60-80’, puede que sea su mejor novela, su testamento vital, como él mismo la bautizó, le ocupó casi 20 años de trabajo. Fue publicada en 1981.

En ella, según palabras de Sampedro “El argumento de Octubre, octubre se centra en un personaje de edad avanzada que se despoja de su pasado, y en ese proceso de abandono y cambio encuentra una novela que escribió en su juventud”. Durante el desarrollo de la trama, se alternan los capítulos de lo que vive el personaje en la novela, con los de la historia que había escrito. Es como una novela dentro de la novela.

Sampedro dedicó en esos casi 20 años escribiendo esta novela, a recopilar información y datos para hacer su historia creíble, porque aseguraba “«Mi artículo estético número uno es que si yo no me creo mi propia historia a nadie va a convencer»

Cargaba siempre en la mano el plano de la zona de Madrid en la que desarrolló la historia de esta novela, un barrio diseñado por las calles Mayor, Arenal, Ballén y La Escalinata. Revisó también revistas de los años 10’ y 20’, para reconstruir algunos artistas y cupletistas de la época.

Estudió la mística musulmana de los sufíes, la que propone una visión más profunda que el cristianismo, menos personalizada, en el que le dan una valiosa estimación a la mujer, quien es la máxima encarnación de la belleza, por debajo de Dios.

“Real sitio”

Completando la trilogía de los “Círculos del tiempo”, está “Real sitio”, publicada en 1993. Narra la historia de una mujer, llamada Marta, quien se convierte en la nueva bibliotecaria del Palacio Real de Aranjuez , por el año de 1930. Allí leyendo y buscando, gracias al acceso que tiene a documentos históricos, se adentra en el Aranjuez de 1807.

Desde ahí se entretejen las historias, la primera, de la Segunda República Española, 1931, con la segunda, del famoso Motín de Aranjuez, en 1808.

En la segunda historia, desarrollada en la Corte de Carlos IV, se encuentran los personajes de Manuel Godoy, Príncipe de la Paz, leal a Carlos IV, que hace negocios con Napoleón Bonaparte, para invadir a Portugal, así como los partidarios de Fernando, el Príncipe de Asturias, que intenta acabar con Godoy y con el mismo rey.

“La vida perenne”

Es como un viaje sorprendente que recorre la filosofía vital de Sampedro. Revela una faceta desconocida del autor, con este libro explora los caminos para llegar al ideal humanista, la sabiduría perenne. Interesante encuentro entre los pensamientos y sentimientos del autor con las voces de los sabios, de los que tantas cosas aprendió, tanto de Oriente como de Occidente.

Nos habla de las lecturas de San Juan de la Cruz, Rumí y los filósofos sufíes, el hinduismo, el taoismo. (Ver artículo: Lewis Carroll)

“El reloj, el gato y madagascar”

Novela de José Luis Sampedro, publicada en 1983. En esta novela el autor nos invita a reflexionar sobre los errores sistemáticos y recurrentes de los métodos económicos, con los que se estudia la economía. Propone utilizar uno más integrador, que se base en el análisis de las estructuras y en la revisión de datos históricos.

Haciendo uso de un símil metafórico, Sampedro el error que cometen en el método usado por la corriente ortodoxa. Los procesos sociales no pueden medirse ni estudiarse, sólo desde un enfoque matemático o cuantitativo, a semejanza de las ciencias naturales.

Decía Sampedro: «los métodos de estudio deben adaptarse a la naturaleza del objeto estudiado» “…por tanto no podemos estudiar la complejidad social de un país como Madagascar a partir del conocimiento tan limitado que se necesita para entender el funcionamiento de un reloj…”

“Economía humanista. Algo más que cifras”

Es una interesante antología de los escritos sobre economía de José Luis Sampedro, desde 1947 a 1999, recogidos por Olga Lucas y Carlos Berzosa. En esos artículos, el autor, Sampedro, rescata el espíritu social de los maestros que lo formaron, resaltando temas como ecología, distribución de los recursos y especialmente, su deseo de humanizar una ciencia que, lamentablemente, han tratado, estudiado y representado con una impasible frialdad.

Las lecciones de economía de Sampedro, tomando al hombre como eje principal, hacen una reconciliación posible con esta ciencia, para algunos inservible, para otros esencial.

“El mercado y la globalización”

Fue escrito en el año 2002, con una segunda edición en el año 2003, con otro formato. Con este libro José Luis Sampedro quiere romper con el mito del Capitalismo. Da un análisis completo de los cambios sufridos en el mundo a raíz de la caída del muro de Berlín, y por ende el derrumbamiento soviético. Se divide en dos partes: El Mercado y La Globalización. (Ver artículo: Adam Smith)

Al hablar sobre el mercado, abarca gran cantidad de elementos relacionados, el mercado a primera vista, el mercado perfecto (el de la teoría), el mercado imperfecto (el de la realidad), el mercado no es la libertad, aspectos sociales del mercado, el mercado y el interés público y evolución del mercado.

Sobre la globalización, enfoca los puntos: una red mundial, sus datos históricos, muy antigua y muy moderna, otro mundo es posible y otro mundo es seguro.

Es un pequeño clásico que detalla las fallas del sistema económico, tema que se mantiene vigente en nuestros días.

“El mercado y nosotros”

Fue publicado en 1986. Nos explica en forma amena, sencilla y hasta a manera de cómics, los tipos de mercado, cómo funcionan, diferencia entre la teoría y la práctica económica, fallas en el sistema, intervención del Estado, entre muchos otros tópicos más, que nos facilitan el entender la economía de libre mercado.

El estilo presente en el libro facilita la comprensión y lectura sobre el tema del mercado, como base de la economía, para los estudiantes de los primeros años de la carrera de economía. Fue dedicado a su nieto Miguel.

“Las fuerzas económicas de nuestros tiempos”

De la misma corriente económica, fue publicada en 1975. Da una visión de la economía, bien fundamentada y aguda, considerándola como motor de la historia y herramienta necesaria para alcanzar la justicia social. La facilidad con la que expone Sampedro el tema, hace la novela accesible a la lectura, comprensión, con lo que se puede entender temas tan complejos, como la economía, de forma amena y cómoda.

“Monte Sinaí”

Libro de bolsillo, publicado originalmente en el año 1998. De corte poético y melancólico. Narra la vivencia del autor en un hospital neoyorkino, cuando atravesó una crisis cardiovascular. Reflexiona sobre la debilidad del hombre ante la muerte, cuando la ve cercana, pero no desde un punto de vista pesimista, sino más bien, optimista, que vislumbra la trayectoria vital de José Luis Sampedro.

El cardiólogo Valentín Fuster, su amigo posteriormente, lo trató en el año 1995, de una infección en la sangre que le afectó el corazón. De esa experiencia vivida por el escritor, surgió la idea de esta novela.

“Escribir es vivir”

Es un compendio de las clases magistrales impartidas por Sampedro, en la Universidad Internacional Menéndez Pidal, durante el verano del 2003. Publicada por primera vez en el 2005.

Se desarrolla entre vivencias del autor, momentos cruciales de su vida, pensamientos, anécdotas, un retrato de su humanidad, personalidad, quien siempre estuvo en búsqueda de la verdad y nunca temía en divulgarla.

No he venido aquí a hacer retórica, ni literatura… he venido
aquí a VIVIR, a vivir cuando se me está acabando la vida
y, por tanto, a disfrutarla más.“. Excelente cita que revela la esencia de este libro.

“El amante lesbiano”

Es una historia sobre una ardorosa relación entre una mujer que busca un hombre No machista y un amante, que goza en la sumisión, regodeándose en su fetichismo.

Es una fantasía erótica, que al contracorriente de la represiva educación sexual, lleva a un conocimiento de las diversas manifestaciones del amor y explora las relaciones de sumisión y dominación que siempre han existido entre el hombre y la mujer.

Publicada en el año 2000. También catalogada como novela intelectual, por la presencia de ideas, cultura variada y vivida, pero sobre todo es una historia bien escrita y precisa.

Obras económicas

Principios prácticos de localización industrial (1957)

Realidad económica y análisis estructural (1959)

Las fuerzas económicas de nuestro tiempo (1967)

Conciencia del subdesarrollo (1973)

Inflación: una versión completa (1976)

El mercado y nosotros (1986)

El mercado y la globalización (2002)

Los mongoles en Bagdad (2003)

Sobre política, mercado y convivencia (2006)

Economía humanista. Algo más que cifras (2009)

Cuentos

Mar al fondo (1992)

Mientras la tierra gira (1993)

Teatro

La paloma de cartón (1948), impresa en 2007. Premio Calderón de la Barca de 1950.

Un sitio para vivir (1955), impresa en 2007.

El nudo (1982)

Otras obras de José Luis Sampedro

Escribir es vivir (2005), libro autobiográfico. Fue escrito con la colaboración de Olga Lucas, su esposa.

La escritura necesaria (2006), ensayo-diálogo. Gira sobre su vida y obra novelística.

La ciencia y la vida (2008), diálogo junto al cardiólogo y amigo, Valentín Fuster.

Reacciona (2011)

Artículos de José Luis Sampedro

Sampedro escribía artículos en la revista Uno, en el diario El País, además de otros medios escritos;  a continuación algunos de ellos:

¿Cómo me hice escritor? Con este artículo fue merecedor del Premio Nacional de las Letras, fue publicado en “Babelia” en el año 2001. En él explica cómo nació su vocación literaria.

La justicia y los ciudadanos (24/03/2010), en el que expresa su opinión sobre el caso del juez Baltasar Garzón.

Por la lectura. Es un análisis del escritor sobre el derecho de autor. Publicado el 18 de marzo del 2007.

El nobel de Kissinger (19/10/2001). Una fuerte crítica al premio recibido por Henry Kissinger, luego de descubierta su participación en el derrocamiento de Salvador Allende.

Además de Por un centenario latinoamericano (1991), Juez y parte (1990), Aquel santo día en Madrid (1987), El desconcierto (1983), Uría, en la amistad y el homenaje (1979), Carta abierta al Senador Byrd (1978), Espectáculo esperanzador (1977) y el Cambio y el pacto (1976).

Frases

Estas son muy pocas frases y/o citas, de las tantas que merecen la pena resaltar de este insigne escritor:

Sobre temas económicos:

Solo los ingenuos y algún premio Nobel de economía llegan a creer que nuestro mercado encarna la libertad de elegir, olvidando algo tan obvio como que sin dinero no es posible elegir nada”, en clara alusión al importante papel del Capitalismo.

Del mismo opinaba “le debemos el gran progreso que nos trajo desde las monarquías absolutas hasta las democracias surgidas de la Revolución francesa”, pero lamentaba que la libertad no estuviera acompañada de igualdad y fraternidad.

«Hay dos tipos de economistas: los que trabajan para hacer más ricos a los ricos y los que trabajamos para hacer menos pobres a los pobres». Sin embargo, Sampedro se destacó en las dos áreas

Dedicarse a la Economía y la literatura tiene un riesgo: los economistas te valoran como escritor y los escritores como economista“. Frase que solía repetir a propósito de sus dos pasiones, la economía y la literatura.

Reflexiones propias:

«Las batallas hay que darlas, se ganen o se pierdan, por el hecho mismo de darlas…»

«El sistema ha organizado un casino para que ganen siempre los mismos»

«La vida es una navegación difícil sin una buena brújula»

Sobre su oficio de escritor:

«Te pasas la vida leyendo a Homero, Herodoto, Jenofonte o Plutarco, y luego empleas dos o tres años de tu vida en trabajar con todos esos libros abiertos alrededor, para que al final juzgue tu obra un pobre hombre que sólo ha leído Sinuhé el egipcio»

«Uno escribe a base de ser minero de uno mismo»

Sobre la libertad:

“La libertad es como una cometa. Vuela porque está atada. Sin cuerda no vuela, y esa cuerda que facilita el vuelo pero se resiste al viento es la fórmula clásica de la revolución francesa: libertad, igualdad y fraternidad. En 2000 años hemos progresado técnicamente pero seguimos aislados en tribus, salvajes, matándonos unos a otros”. Mensaje ofrecido al público congregado en la Fundación Juan March de Madrid.

«Si usted no tiene libertad de pensamiento, la libertad de expresión no tiene ningún valor»

«Tenemos el deber de buscar la libertad»

Sobre la guerra:

“En abril de 1939 comprendí que no habían ganado los míos. Ni los unos ni los otros eran los míos”, refiriéndose a la participación que involuntariamente tuvo en la guerra civil española.

“A los nueve años intenté ser jesuita. A los 19, anarquista”. La posguerra, “más ancha y más larga”, fue otra cosa, un tiempo en el que, contó, Sampedro sintió que tanto los fascistas como los comunistas lo veían como alguien “fusilable”. Reflexiona sobre las inútiles guerras e ideologías.

«Lo que domina a la gente es el miedo, y se trata de que el miedo cambie de bando»

Premios y reconocimientos

Premio Nacional de Teatro Calderón de la Barca en 1950. Por su obra teatral “La paloma de cartón“.

Miembro de la Real Academia Española (RAE), ocupando el sillón “F”,  desde el año 1990.

Fue declarado Hijo predilecto, por el Ayuntamiento de Alhama de Aragón, en el año 2003.

Fue declarado Hijo adoptivo de Zaragoza, en el 2008, de la que dijo  “una ciudad con dos zetas, la de nobleza y la de entereza”.

Medalla de la Orden de Carlomagno del Principado de Andorra. Recibida en el año 2008.

Doctor Honoris Causa de la Universidad de Sevilla. Abril 2009.

XXIV Premio Internacional Menéndez Pelayo. Otorgado en el 2010.

El 12 de noviembre de 2010, el Consejo de Ministros le otorgó la Orden de las Artes y las Letras de España “por su sobresaliente trayectoria literaria y por su pensamiento comprometido con los problemas de su tiempo“.

Premio Nacional de las letras, otorgado por el Ministerio de Cultura en 2011.

Doctor Honoris Causa, por la Universidad de Alcalá, en 2012.

I Premio Internacional Humanismo Solidario “Erasmo de Rotterdam”, entregado por la Asociación Internacional Humanismo Solidario, a título póstumo, en 2014.

En Alhama de Aragón hay una exposición permanente sobre su vida y obra, desde el 5 de julio de 2014, la cual fue inaugurada por Olga Lucas, su viuda.

Hay quienes opinan que nunca ha estado suficientemente valorado. Dos veces fue propuesto al Premio Príncipe de Asturias y nunca lo consiguió, aún cuando fue un intelectual muy completo.

¿Escribió Sampedro la Carta a Mariano Rajoy?

En el año 2013 circuló un serio rumor sobre una carta que supuestamente habría escrito y enviado José Luis Sampedro a Mariano Rajoy, presidente de España, en el año 2012.

La carta, transcrita en algunos de sus extractos, a continuación, contiene un excesivo tono de ofensa, la misma fue publicada en medios impresos y digitales:

Querido señor Presidente: es usted un hijo de puta. Usted y sus ministros

Se lo digo así, de entrada, porque sé que nunca va a leerme, como nunca lee usted libros, ni nada más que periódicos deportivos como usted mismo ha confirmado, jactándose, como buen español de ser un ignorante. No se engañe, por eso lo han votado tanta gente. Perdonen los demás el exabrupto, pero es que está demostrado que somos lo que nuestros padres nos han educado, y si usted y sus ministros son como son, es porque sus madres muy bien no lo han hecho. A pesar de los colegios de pago, de pertenecer a la oligarquía de épocas dictatoriales, etc…”

“… Le voy a explicar unas cuantas cosas dado que usted es un ignorante que lee prensa deportiva en lugar de libros de historia, economía o política. Durante los años 20 hubo gente que tuvo la genial idea de crecer mucho, por encima de sus posibilidades como ahora tienen ustedes tan de moda decirnos. Tanto que incluso a Churchill, para salir de la situación de postguerra, se le ocurrió revalorizar la libra, lo que trajo bajada de sueldos y aumento de las horas de trabajo. No sólo no se creció por encima de lo esperado sino que destruyó la posibilidad de crear un modelo sostenible de crecimiento basado en el consumo, lo que permite terciarizar una economía y hacerla verdaderamente competitiva. Eso es ser un país desarrollado y no ganar mundiales de fútbol.

“…Cuando llegó la crisis del 29 y la posterior recesión mundial en los 30, en un país tan poco sospechoso de socialista, comunista o lo que ustedes quieran, como EEUU, decidieron adoptar una cosa llamada New Deal, que consistió, entre otras cosas, en subir los sueldos y bajar las horas de trabajo. Como consecuencia, había más puestos de trabajo para cubrir esas horas de menos, y los que salían de su trabajo lo invertían en consumo, lo que reactivó la economía y permitió al país dar un definitivo empujón hacia arriba para salir victorioso de una Guerra Mundial que libró en tres continentes…”

…Usted nos está suicidando económicamente. Tal vez no sepa quién es Paul Kruggman, pero es Premio Nobel de Economía. Para él es evidente que usted nos miente o no quiere darse cuenta de que no estamos ni siquiera en recesión, sino en fase de depresión, y sus medidas nos hunden cada vez más. Ha aceptado ser el banco de pruebas del FMI, cuyas medidas ya arruinaron a varios países, pregunte si no por Grecia o Italia donde están fracasando estrepitosamente. Usted no le dice a la gente que estamos metidos en una III Guerra Mundial cuyas armas no son de fuego, sino que tienen a forma de experimentos socio-económicos, donde los tanques son agencias de calificación de la deuda, donde los países utilizan a los ciudadanos para intereses ajenos a estos, y donde, al final, la gente está muriendo y sufriendo, como en cualquier guerra.

Usted nos dice que es bueno meter a cuarenta alumnos por clase, que es bueno que haya menos profesores, menos médicos, menos atención sanitaria, y a veces pienso que simplemente usted es gilipollas, que no puede ser que actúe con maldad. Y créame, lo sigo pensando. Los malos seguramente son otros, usted no tiene la inteligencia suficiente para darse cuenta de todo eso. Sí la tiene, en cambio, para saber que todo esto puede traer revueltas sociales, agitación en la calle. Por eso va a aprobar una medida por la cual será terrorismo y condena criminal resistirse a la voluntad del Gobierno expresada en sus brazos de coerción, es decir, al policía. Como yo le estoy diciendo esto, seguramente me acusará de terrorismo por incitar a la gente a decirle a usted las verdades a la cara…”

Solo le deseo que si algún día la sociedad se rebela, salimos a la calle, tomamos los poderes públicos, proclamamos una Asamblea Constituyente, convocamos un referéndum sobre la forma de Estado, disolvemos los partidos actuales y los obligamos a refundarse en partidos que atiendan a las ideologías políticas y no a las económicas, establecemos un sistema de elecciones realmente democráticas, nos salimos de la moneda alemana (llamada también euro) y establecemos pactos bilaterales con los países importantes, invertimos en educación e investigación. Si todo eso pasa y empieza con una mecha que la sociedad enciende. Si pasa y asaltamos su palacete en la Moncloa, ojalá usted esté ya camino del exilio en Berlín. O lo va a pasar mal. Muy mal.”

En la página web oficial (Clubcultura), de José Luis Sampedro, esta noticia fue desmentida. No es primera vez que utilizan textos de un autor y se lo atribuyen a otro, reconocido por su estilo, posición ideológica y fama, para perjudicar, obtener publicidad o cualquier otro malintencionado fin. Ya pasó con Españoles, sois idiotas, supuestamente de Arturo Pérez-Reverte o Madre hay una sola, atribuida a Isabel Allende.

El responsable de la página digital escribió “El viernes 11 de mayo de 2012, en la página web Izquierda Digital, se publicó el artículo titulado “Querido señor Presidente: es usted un hijo de puta. Usted y sus ministros”, atribuyendo FALSAMENTE la autoría a José Luis Sampedro…”

“…Lamentablemente a pesar de la corrección, el texto sigue circulando atribuido a José Luis Sampedro. Por esta razón, José Luis Sampedro desea desde su página web desmentirlo y manifestar su descontento. Al mismo tiempo confía en que sus lectores y seguidores, conocedores de su estilo, no necesiten de esta nota para saber que él es cuidadoso con el estilo, el tono y el lenguaje sin sustituir argumentos por insultos.”

Dejaron aclarado el asunto, para despejar cualquier tipo de duda sobre la autoría de dicha carta.

Proyecto incompleto

Al morir Sampedro, quedaron dos textos autobiográficos en proyecto. En ellos Olga y el escritor José Luis Sampedro, cuentan las historias de sus infancias, bajo un símil “manriqueño” de los ríos, como le gustaba al escritor. El quería con esa relación, indagar cómo era posible, que pese a las diferencias de edad, de profesión, de clase y de todo, ellos habían encajado tan perfectamente como piezas de un rompecabezas.

“El río José Luis” cuenta la infancia de Sampedro en Tánger, exótica y cosmopolita, en contraposición a la que vivió en Soria, donde debido a la soledad y el aburrimiento, empezó a descubrir la lectura, con novelas de aventura. “El río Olga” muestra una historia más desolada.

Ella es hija de españoles republicanos exiliados en Francia. Vivió y sufrió la terrible deportación de su padre a Buchenwald, campo de concentración. En Checoslovaquia y Hungría, fue intérprete y también se dedicó a un programa de radio, cuando fue impuesto un telón de acero. (Ver artículo: Hitler)

Anécdotas

Este escritor, con una personalidad arrollante y a la vez dotado de gran sensibilidad, como cualquier persona, vivió momentos graciosos y otros, no tanto, que quedan para la posteridad.

Papel y sable

Hay una anécdota que pertenece a los años 50’, cuando Sampedro viajaba por los alrededores del río Tajo, buscando información para su novela “El río que nos lleva”.

Pernocta en la posada de un pequeño pueblo y al amanecer pregunta a la dueña que dónde puede hacer sus necesidades, a lo que la señora contestó, lo que él se imaginaba: que saliera al corral y buscara el sitio que le pareciera. Además, le dice: “Allí tiene usted papel y sable”, el escritor sorprendido, le pregunta para qué le serviría el sable y la señora contestó “Es que tenemos un cerdo que acomete”; “por eso”.

¿De dónde viene usted?

Durante una charla en la Fundación Juan March de Madrid, junto a su esposa Olga Lucas, a la pregunta de ésta “¿De dónde viene usted señor Sampedro?”, el escritor respondió “De otro mundo. Soy un inmigrante que no puede volver al país del que procede”. Ese país, aclaró, es un lugar, pero también un tiempo que “fue arrastrado y se hundió”, hablaba de la España de 1935.

Y continuó, “Un año más tarde se partió en dos el universo de un muchacho que había vivido sus primeros 13 años en Tánger, una ciudad internacional en la que convivían árabes, judíos, católicos, ortodoxos y gentes que no eran ni una cosa ni la otra, “un mundo que debería ser la tierra entera”.

Cantos en la Aduana

José Luis Sampedro contó que tuvo que cantar, con las notas de La casta Susana, la lista con los nombres de los puestos fronterizos de Indochina, Saigon, Hanói y otros que tuvo que aprenderse cuando trabajó en la Aduana, para saber quiénes eran los opositores. Con las risas y aplausos del público, también desveló que entre el repertorio se encontraban los puestos de Chile y estados de los Estados Unidos. (Ver artículo: Arturo Pérez Reverte)

El sonotone de Sampedro

“Conseguí un audífono de esos enormes a pilas, que había en los años sesenta. Entonces, con él en el bolsillo de la chaqueta, entraba en una cafetería donde estaban las señoras tomando su gin tonic de la tarde, me sentaba cerca, en la barra, sacaba el sonotone y lo dejaba en la mesa bien visible, y le pedía al camarero “¿ME PONE UN CAFÉ, POR FAVOR?”.

“Las señoras concluían que yo estaba como una tapia, y seguían charlando sin preocuparse por mí”. Cuenta que utilizaba ese recurso, el del sonotone, para evitar mirar y estudiar a las personas, mientras obtenía vivencias y experiencias de la gente, causando incomodidad y molestias.

Hambre de verdad

Cuentan que el profesor Sampedro, utilizaba una técnica infalible para lograr la atención de sus alumnos, cuando empezaba las clases. Hacía la siguiente pregunta a su auditorio: “¿Cuántos de ustedes han pasado hambre alguna vez?” Al ver, que tímidamente algunos levantaban sus brazos, replicaba “No, no ganas de comer, apetito, eso no. -Quiero decir hambre. Hambre de verdad”, por lo general, no quedaba ninguna mano alzada.

Cerraba con “Pues esa es una de las cosas que deben tener en cuenta. Que todas las leyes económicas que vamos a estudiar en el curso han sido creadas por personas que jamás en su vida han pasado hambre. Y ese es el origen de muchas de las cosas que pasan en el mundo hoy en día”.

Feminismo

Sampedro fue invitado cierto día a uno de los cursos de verano de la Universidad Complutense, en El Escorial, el mismo giraba sobre el feminismo. Se excusó por no asistir pero le dijo a Berzosa, que diera las gracias por invitarlo y haberlo considerado mujer.

Su bebida predilecta

Un campari, por favor

Cuenta que el escritor pidió un campari en sus últimos momentos de vida, por lo que se le concedió en un granizado, a lo que respondió “Ahora empiezo a sentirme mejor. Muchas gracias a todos”. Se durmió, muriendo al poco rato.

¿Cómo era José Luis Sampedro?

Que mejor descripción y análisis de José Luis Sampedro, que el que dio Carlos Berzosa Alonso-Martínez, catedrático de Economía Aplicada y rector de la Universidad Complutense de Madrid, entre los años 2003 y 2011, en una conferencia en Guadalajara junto a Olga Lucas, viuda de Sampedro.

Pero antes que amigo, Berzosa fue alumno de José Luis Sampedro en la Universidad Complutense de Madrid. Corrían los años 60 del siglo XIX, finales de la dictadura de Francisco Franco. Berzosa recuerda el “impacto” que producía Sampedro cuando dictaba sus clases en la universidad.

Berzosa fue su alumno en el segundo curso de la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas. “Sobresalía sobre los demás por su oratoria, su capacidad intelectual, su cultura… Era magnífico aprender deleitándose”, dijo Berzosa.

“Era “diferente” porque seducía y generaba inquietudes. Provocaba reflexionar sobre temas que no me había planteado en la vida. Era un tanto rompedor, con esquemas mentales distintos y siempre con mucho humor” aunque fuera para explicar sistemas económicos…”

“…No faltaba la crítica “irónica y elegante” al sistema basado “en la mercancía, el lucro o el lujo”, que Sampedro detestaba aunque lo hiciera con su particular manera, a través de “píldoras ingeniosas” de las que no se libraban ni el régimen franquista, ni su política económica”.

“Hablaba con cierta libertad y no era el único”. En el Centro de Estudios de Economía de Madrid, Sampedro compartía aulas con Luis Ángel Rojo, para entonces gobernador del Banco de España, con Fuentes Quintana, falangista y férreo crítico al sistema fiscal franquista, Ramón Tamames, Tierno Galván.

Era un centro plural, no se obtenían títulos pero sí muchos conocimientos. Era un lujo contar con todos esos personajes intelectuales, de renombre y experiencia.

José Luis Sampedro terminó dejando la Complutense para dar clases en el Reino Unido, debido a cuestiones políticas, el franquismo enfiló en armas contra la universidad. “Él se mostraba muy disconforme y decidió no volver”, recordó Berzosa quien ya no volvió a verlo, sino hasta años después, cuando comenzaron a estrechar su amistad. (Ver artículo: Agatha Christie)

Ecologista y feminista

Resalta que José Luis Sampedro fue “un pionero en el ecologismo y el feminismo en España, un adelantado en su época en la defensa de las mujeres y la ecología. Tenía la virtud de observar y entender cosas que otros no podían”. (Ver artículo: Coco Chanel)

Compaginaba bien su faceta de novelista con la docencia. “Hay mucha gente que piensa que empezó a escribir cuando se retiró pero no, fue escritor desde siempre”. Era un hombre muy sensible. Bromeaba llamando “víctimas” a quienes habían pasado por sus clases, tanto en la Universidad Complutense como en la Autónoma de Barcelona.

Berzosa lamentó que su profesor y amigo no fuera reconocido como merecía. “No, no ha estado suficientemente valorado. Fue dos veces propuesto al Premio Príncipe de Asturias y nunca lo consiguió a pesar de ser un intelectual muy completo. Tenía un dominio del lenguaje castellano increíble”.

El sufismo

Sampedro tenía una faceta poco conocida, pero que se dejó entrever en sus obras “Octubre, octubre” y  “La vida perenne“, segundo libro póstumo del afamado escritor. En la primera, el protagonista de la novela visita la tumba de Rumi, que era un poeta místico musulmán a quien Sampedro le profesaba gran admiración.

En la segunda, se recogen textos inéditos sobre mística, hinduísmo, taoísmo y sufismo. (Ver artículo: Bruce Lee)

“El sufismo tiene que ver con el amor en sentido amplio, con la generosidad, la caridad y la humildad. Es una filosofía de búsqueda personal y está muy lejos de los dogmas religiosos. Por eso encaja tan bien con la manera de sentir y de pensar de Sampedro”, explicó Zara Fernández, de la Asociación Cultural del Mediterráneo Occidental.

El sufismo

Credo de José Luis Sampedro

CREDO PERSONAL
Creo en la vida Madre todopoderosa
Creadora de los cielos y de la Tierra.
Creo en el Hombre, su avanzado Hijo
Concebido en ardiente evolución,
progresando a pesar de los Pilatos
e inventores de dogmas represores
para oprimir la Vida y sepultarla.
Pero la Vida siempre resucita
y el Hombre sigue en marcha hacia el mañana.
Creo en los horizontes del espíritu
Que es la energía cósmica del mundo.
Creo en la Humanidad siempre ascendente.
Creo en la Vida perdurable.

Amén. J.L.S.

(Visited 275 times, 4 visits today)

Deja un comentario