Jesse Owens: biografía, carrera, récords, memorias y más.

El nombre de Jesse Owens ha pasado a formar parte de la historia del deporte por ser un abridor de caminos para los atletas de color que vinieron después de él.

jesse-owens-1

Biografía de Jesse Owens

Siendo su nombre completo James Cleveland Owens, llego a este mundo el día 12 de septiembre de 1913, en un pueblo de Estados Unidos llamado Oakville en el estado de Alabama. Parte de esta vida el día 31 de marzo de 1980, en su natal Estados Unidos, pero en la ciudad de Tucson ubicado en el estado de Arizona.

Lo más resaltante que se puede decir de este gran hombre es que estuvo presente en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, donde se llevó no solo cuatro medallas de oro por las categorías de carrera de 100 m, 200 m, salto de longitud y la carrera de relevos 4×100 m, sino que también fue merecedor de gran fama y popularidad en el mundo.

Cuando estaba en el tope máximo de su carrera se le considero como “el mejor y más reconocido atleta de la historia”, pues no había contrincante que pudiera alcanzarlo.

Una de sus anécdotas más recordadas y ovacionadas fue lograr conseguir tres records mundiales seguidos, además de llegar a igualar un record ya establecido previamente durante la competición de la Big Ten Conference del año 1935.

Actualmente y en honor de este gran atleta, se entrega el premio Jesse Owens, siendo este el galardón más alto e importante que puede otorgar el USA Track and Field, premiando al mejor atleta de pista y campo del año. (ver artículo: Salvador Dalí)

jesse-owens-3

Primeros años

Jesse Owens nació en un pueblo llamado Oakville, perteneciente al estado de Alabama el día 12 de septiembre de 1913, siendo el ultimo hijo de Henry Cleveland Owens y Mary Emma Fitzgerald. Tenía 9 hermanos, eran en total tres mujeres y siete hombres.

De pequeño todos lo conocían como “J.C.”. Cuando contaba con solo nueve años, se mudó junto a su familia a Cleveland, Ohio al norte de Estados Unidos, esto para buscar una vida mejor y poder huir de la fuerte segregación que existían en el sur de Estados Unidos.

Durante esta época la familia no fue la única que decidió hacer sus maletas, pues este tiempo fue conocido como la Gran Migración Negra, cuando alrededor de un millón y medio de personas de color provenientes del sur, decidieron mudarse al norte del país.

jesse-owens-16

Estando el establecido en su nuevo hogar, el pequeño Jesse Owens comienza su educación escolar, y en el primer día de clases cuando el profesor pregunta su nombre, este responde «J. C.», cuya pronunciación en ingles se puede decir jay-cee.

Aunque parece una anécdota ordinaria, el pequeño tenía un acento sureño muy marcado, que hizo que el profesor entendiera Jesse. A partir de este momento, se le conocería como Jesse Owens.

Cuando creció y entro en la etapa de adolescencia se desempeñó en varios oficios luego de clases. Trabajo como repartidor de mercancías, estibador en vagones de carga y en un taller de reparación de calzado. Mientras tanto, su padre y hermano mayor estaban trabajando en una acerería.

Fue durante estos años comenzó a interesarse por las carreras de velocidad, interés que nació gracias a su entrenador en la escuela Fairmont High School, Charles Riley. De hecho, su maestro fue tan relevante en su decisión de comenzar una carrera como atleta que el mismo Jesse Owens lo considera como el responsable de su éxito personal.

Pero además de ser una piedra de apoyo para Owens, el entrenador Riley también se ganó el aprecio del joven al darle la oportunidad de hacer su entrenamiento antes de que comenzara el horario de clases, pues luego de la escuela debía ir a trabajar en el taller de calzado.

jesse-owens-11

Fue en esta institución donde conoció a la que sería su futura esposa, Minnie Ruth Solomon, a la tierna edad de 15 años, mientras que ella tenía solo 13.

Con la corta edad de 19 años y Minnie Ruth Solomon con 17, la pareja se convierte en padres de una niña, nacida en el año 1932, de nombre Gloria Owens. Para el año 1935, se casaron y más adelante tuvieron dos hijas más llamadas Marlene y Beverly Owens, en los años 1939 y 1940 respectivamente.

En el año 1933, mientras asistía a las clases en la East Technical High School en Cleveland, Jesse Owens atrajo la atención de los entrenadores y personas referentes al medio deportivo, al llegar a igualar el record mundial que existía hasta el momento en la carrera de 100 yardas, con 9.4 segundos. Además de esto pudo lograr una marca en salto de longitud de 7.56 metros mientas estaba en el campeonato nacional de secundaria celebrado en la ciudad de Chicago. (ver artículo: Elvis Presley)

Carrera en el deporte.

jesse-owens-5Jesse Owens pudo ir a la universidad de Ohio, luego de que su padre consiguiera un trabajo que le diera el dinero suficiente para pagar una parte de su educación.

Estando en esta institución, se le dio el nombre de “la bala” gracias a su gran velocidad y logro darle ocho títulos por las competiciones de la NCAA, siendo cuatro de ellas d urante el año 1935, y otras más durante 1936.

Pero a pesar de ser tan buen deportista y tener tanto éxito, su color de piel le obligaba a vivir de manera diferente a sus compañeros. Debía quedarse fuera del campus universitario en una residencia que estaba destinada a los atletas afroamericanos.

Cuando debía viajar para acompañar al equipo a las competiciones, debía seguir una serie de reglas como hacer su pedido de comida solo en el área de servicio para llevar, asistiendo luego a comedores solo para personas de color. De igual forma pasaba con los hoteles, debía alojarse en uno diferente al de sus colegas.

Incluso, la segregación y el racismo que vivió fue tan fuerte que a pesar de ser un excelente atleta y grandes logros deportivos, la universidad nunca le brindo una beca, hecho que le obligo a continuar trabajando medio tiempo para costearse su educación.

Un día que paso a la historia, por ser un día especialmente memorable, fue el día 25 de mayo del año 1935. Este día Jesse Owens tuvo una actuación memorable por 45 minutos durante las competiciones de la Big Ten Conference, desarrollándose en Ferry Field en Ann Arbor, Míchigan.

Es en esta competencia cuando Owens supero tres records mundiales y llego a igualar un cuarto.

Estos records fueron, la carrera de 100 yardas la recorrió en 9,4 segundos tiempo igual al de la marca mundial. Las otras marcas se dieron en las categorías de salto de longitud, siendo de 8,13 metros manteniéndose igual por los próximos 25 años; en la carrera de 220 yardas, 201,168 metros, obtuvo un tiempo de 20,3 segundos y en la carrera de 200 yardas con vallas bajas logro un tiempo de 22,6 segundos, marca que además fue la primera en quedar por debajo de los 23 segundos.

Según el profesor de historia deportiva Richard C. Cepreau, de la Universidad de Florida Central, el haber conseguido todos estos puntajes en un solo día es la hazaña más increíble del atletismo desde el año 1850. (ver artículo: Stephen Hawking)

Juegos olímpicos de Berlín, 1936.

En el año 1936, tuvieron lugar los Juegos Olímpicos en la ciudad de Berlín. Hitler estaba ya al mando de Alemania y tanto el como muchos miembros del gobierno, esperaban que el evento sirviera para demostrar al mundo el progreso y superioridad de la raza blanca y la Alemania Nazi.

El Führer estaba convencido de que los atletas alemanes serían capaces de dominar todas las categorías correspondiente al evento deportivo.jesse-owens-15

Este es el panorama que se presenta cuando llega Jesse Owens a las competencias en representación de Estados Unidos. Según su compañero de equipo James LuValle, quien se llevó a casa una medalla de bronce por su carrera de 400 metros, Owens fue recibido por un grupo nutrido de aficionados aunque en su mayoría eran jovencitas que gritaban Wo ist Jesse? Wo ist Jesse? (¿Dónde está Jesse?).

Cuenta además que muchas de estas fanáticas llevaban en la mano tijeras, con la intención de cortar y quedarse con un pedazo del traje de Jesse Owens. Esta situación hizo que Owens tuviera que entrar otra vez al tren y esperar por la ayuda de la policía para poder salir.

Luego de este incidente y cada vez que salía de la villa de los atletas o cualquier otro lugar, Jesse Owens debía ser escoltado por un grupo de soldados.

La fama del joven atleta llamo la atención de Adi Dassler, futuro fundador de la marca mundial Adidas. Este visito a Owens en la villa de los deportistas y lo convenció de usar las zapatillas de su empresa, llamada en primer lugar Gebrüder Dassler Schuhfabrik, convirtiéndose este hecho en el primer patrocinio para un atleta afroamericano.

Comenzaron los juegos y el día 3 de agosto Jesse Owens es merecedor de su primera medalla dorada, al ganar en la carrera de los 100 m obteniendo un tiempo de 10, 3 segundos, solo una décima de segundo menos que su compañero de estudios Ralph Metcalfe, y dos décimas de segundo menos que Tinus Osendarp representante de los Países Bajosjesse-owens-9

Al otro día, el 4 de agosto, Jesse Owens conquistaría su segunda medalla de oro en los juegos, al lograr una marca de 8.06 metros en el salto de longitud. Tiempo después Owens revelaría que para lograr este triunfo fue fundamental una recomendación técnica hecha por el atleta alemán Luz Long, competidor también de los juegos olímpicos.

El tercer día de la competencia, el 5 de agosto, obtuvo el triunfo por la carrera de los 200 metros, al lograr completarla en 20.7 segundos menos que su contrincante Mack Robinson. Llegado el 4 día de los juegos, llega también la cuarta medalla de oro para Owens al ganar junto a su equipo la carrera de relevos 4×100 metros.

Para esta carrera, el entrenador Dean Cromwell decidió reemplazar a Marty Glickman y Sam Stoller por Jesse Owens y Ralph Metcalfe, completando el grupo con Frank Wykoff y Foy Draper, quienes llegaron a imponer un nuevo record mundial de 39,8 segundos.

La hazaña de ganar cuatro medallas de oro en cuatro días, fue un hecho muy importante en la historia del deporte y no se repetiría hasta los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en el año 1984, cuando Carl Lewis ganaría las mismas medallas en los mismos eventos. (ver artículo: Jorge Eliécer Gaitán)

De regreso a Estados Unidos.

Cuando los Juegos Olímpicos llegaron a su fin, tanto Owens como sus compañeros fueron invitados para viajar a Suecia.

Inocentemente, Owens creía que al regresar a Estados Unidos podría aprovechar su fama y triunfos obtenidos para tener a su disposición las mejores ofertas de patrocinio. Pero la realidad fue otra, las autoridades deportivas del atletismo nacional se opusieron a darle apoyo y le quitaron el estatus de Amateur, lo que conllevo al fin de su carrera.

Un Owens muy molesto dijo que el mundo del atletismo se había convertido en una mentira que no tenía ningún significado para los atletas pues la Amateur Athletic Unión (AAU) se lleva todo el dinero en tu país y te persigue para llevar su pedazo de las ganancias.

Pero a pesar de todo, las ofertas de patrocinio no desaparecen. En el año 1946, Owens participo en la fundación de la West Coast Baseball Association (WCBA) al lado de Abe Saperstein. Esta era una Liga de Béisbol afroamericana donde ocupaba el cargo de vicepresidente además de ser el dueño del equipo Portland Rosebuds.jesse-owens-13

Con este equipo se iba de gira por el país, haciendo cada cierto tiempo un espectáculo en el medio de un juego doble para entretener a los espectadores. Jugaba a retar en velocidad a un caballo de carreras. Pero la WCBA solo duro 2 meses.

El campeón luchaba por trabajar como promotor deportivo y como organizador de eventos. Pero a la vez organizaba competencia de carreras de velocidad de 100 yardas, donde daba 10 o 20 yardas de ventaja a sus contrincantes para igual ganar al final; también siguió participando en espectáculos donde competía contra caballos de carreras.

Según Owens, usaba caballos que se asustaran fácilmente con el ruido de la pistola y no pudiera hacer un buen trote. Con respecto a esto, la gente decía que era degradante el hecho de que un campeón olímpico tuviera que competir con un caballo, pero como el mismo revelo, “¿qué podía hacer? Tenía cuatro medallas de oro, pero no podía comérmelas”

Para poder pagar sus cuentas tenía una lavandería y tenía un trabajo en una gasolinera, pero sus esfuerzos no fueron suficientes y cayó en bancarrota. En el 66, el gobierno lo enjuicio por evasión de impuestos.

Luego de tocar fondo, el gobierno le tiende la mano para convertirlo en embajador de buena voluntad. Cuando se retira se dedica a criar caballos de carreras. (ver artículo: Soren Kierkegaard)

jesse-owens-14

Muerte de Jesse Owens.

Sus hábitos deportistas no pudieron no fueron suficientes para mantener alejado el cáncer de pulmón que lo aquejo en diciembre de 1979, producto de fumar una caja de cigarrillos diaria.

Para la fecha, comenzó a entrar y salir frecuentemente del hospital por su enfermedad. Fue así como la vida de Jesse Owens se apagó el día 31 de marzo de 1980 en Tucson, Arizona a la edad de 66 años, mientras estaba rodeado por su esposa y demás familiares. Hoy en día sus restos descansan en el cementerio de Oak Woods en la ciudad de Chicago.

El dormitorio que uso para su estadía durante los Juegos Olímpicos se convirtió en un museo que alberga fotos de los logros obtenidos durante la competencia. Además se encuentra una carta, esta fue interceptada por la Gestapo, donde un admirador le daba como consejo no darle la mano a Adolf Hitler.

jesse-owens-12

Jesse Owens y Minnie Ruth Solomon.

Conoció desde muy joven a su novia y futura esposa Minnie Ruth Solomon, hubo un tiempo en que su gran amor se vio empañado luego de que un diario importante de la época, aprovechando su viaje a Berkeley, involucrara a Jesse en un romance ficticio con Kinsella Nickerson, hija de un acaudalado director de una compañía de seguros en Los Ángeles, con quien supuestamente estaba comprometida y a punto de casarse.

Este incidente hizo que su novia se molestara y amenazara a Owens con demandarlo por no haber cumplido con la promesa matrimonial, pues ellos estaban comprometidos.

Al regresar de su viaje, el atleta corrió a los brazos de su amada y demostrarle que estas declaraciones eran solo rumores.

Ante la tirante situación, Jesse Owens tomo la decisión de visitar al reverendo Ernest Hall, para unirlo en sagrado matrimonio con Minnie, convirtiéndola en la Sra. de Owens. Luego de la boda ella dejo su trabajo en un salo de belleza y comenzó a laborar en el Ministerio de Educación de Cleveland. (ver artículo: Marilyn Monroe)

jesse-owens-7

Jesse Owens y Hitler

Siendo figuras públicas con ideales diferentes, los personajes de Jesse Owens y Adolf Hitler han cosechado muchos rumores y versiones sobre cuál fue su actitud al encontrarse en los Juegos Olímpicos.

Se sabe que el dictador solo se dedicaba a saludar a los competidores alemanes que habían conquistado alguna medalla, para luego abandonar el estadio.

Esta actitud genero respuestas negativas de los atletas y seguidores, por lo que los oficiales encargados del comité olímpicos le recomendaron que saludara a todos los competidores sin distinción alguna o que no saludara a nadie. Hitler se aboco a la última sugerencia y no volvería a participar en la entrega de medallas.

A pesar de esta explicación, muchos historiadores señalan que Hitler pudo haber evitado el hecho de asistir a los juegos bajo el pretexto de la amenaza de lluvia, lo que además hubiese atrasado el evento.

Esta decisión pudo haberse dado antes de que llegara a participar Jesse Owens, aunque esta hipótesis no merma la idea de pensar que el dictador mostraba una real intolerancia hacia el atleta afroamericano.

Acerca de estas afirmaciones de que Hitler evitaba a propósito a Owens así como reconocerle sus triunfos y negarle el saludo, el mismo Owens dijo:

“Hitler tenía controlado su tiempo tanto para llegar al estadio como para marcharse. Sucedió que debía marcharse antes de la ceremonia de entrega de medallas de los 100 m. Pero antes de que se fuera yo me dirigí a aparecer en una transmisión televisiva y pasé cerca de donde él estaba. Él me saludó y yo le correspondí. Creo que es de mal gusto criticarle si no estás enterado de lo que realmente pasó.”

jesse-owens-10

A pesar de esta declaración, las palabras de Albert Speer le dieron fuerza a la versión del supuesto desdén del Hitler hacia Owens. Afirma Speer: “Hitler estaba «muy molesto por los triunfos del negro estadounidense. [Porque] cualquiera que tuviese ancestros procedentes de la jungla era un salvaje; su constitución física era mucho más fuerte que la de los blancos y por ello deberían haber sido excluidos de los juegos”.

En el año 2009 se le realizo una entrevista al periodista alemán Siegfried Mischner. Este aseguró que Owens llevaba en su cartera una foto donde se veía a Hitler y Owens estrechando la mano.

Jesse Owens pensaba que el trato dado por los medios de comunicación al Führer eran injustos, así que en la década de los 60 trato de convencer al periodista y a sus compañeros atletas a cambiar la versión que hasta el momento había sido muy bien aceptada por el público pero falsa.

Mischner aseguro que el mismo Owens fue quien l mostro la fotografía diciéndole que “había sido uno de sus mejores momentos”.

Según la foto Mischner dijo que había sido hecha por detrás del palco de honor por lo que no había podido ser cubierta por los medios. Afirma: “La observé, ¡Él estrechaba la mano de Hitler!”.

Sin embargo, en la Alemania posguerra la versión de que Hitler había ignorado a propósito a Owens era bien aceptada y los periodistas decidieron no revelar esta foto, pues estaban de acuerdo en que Hitler debía mantener su fama de malvado con relación al deportista.

Esta versión de Mischner no ha podido ser confirmada, y en su propia declaración al Mail Online afirma: “todos mis colegas están muertos, Owens también. Sé que es la última oportunidad de decir la verdad. [Pero] no tengo idea de dónde está la foto o si aún existe”.

En el año 2014, Eric Brown, distinguido piloto aéreo británico, fue entrevistado para realizar un documental de la BBC. En el afirma ver a Hitler cuando le daba la mano a Jesse Owens además de que lo felicitaba por sus logros obtenidos.

De igual forma, a través de un artículo publicado en The Baltimore Sun en el año 1936, se dice que Hitler le envió una foto dedicada a Jesse Owens. (ver artículo: Salvador Allende)

Partido republicano.

Estando de regreso en Estados Unidos y a pesar de sus éxitos, la vida de Jesse Owens se vio marcada por una serie de altos y bajos que compararía con su estadía en Berlín. Mientras que en Alemania podía circular libremente como cualquier persona y viajar u hospedarse en cualquier sitio, en su país debía quedarse en hoteles exclusivos de afromericanos.

Una peculiar experiencia fue en el desfile con confeti en Nueva York, realizado en la Quinta Avenida, donde él era el homenajeado. En este evento alguien le entrego una bolsa de papel que ignoro hasta que el desfile termino; cuando la abrió se encontró con la enorme cantidad de diez mil dólares en efectivo.

Su esposa declaro que Jesse Owens siempre ignoro quien le entrego este dinero y que no sabía quién podría ser tan bueno como para hacer este acto. Con toda la algarabía que había no recogió de una vez la bolsa sino que lo hizo cuando salió del coche.

jesse-owens-6

Pero en contraste con tan buena obra Jesse Owens debió usar el montacargas del Waldorf-Astoria para llegar a la fiesta hecha en su honor. Otro trago amargo, fue el hecho de que el presidente Franklin D. Roosevelt, nunca le haya hecho una invitación a visitar la Casa Blanca luego de volver de Berlín.

Al regresar de su viaje a Europa, se inscribió en el Partido Republicano, de donde recibió una contribución para ganar votos entre las personas de color en favor del candidato a las presidenciales del año 1936, Alf Landon.

Fue durante este tiempo en el que aprovecho la campaña electoral, para manifestarse con respecto a los supuestos desprecios que le hizo Hitler. Estando en Baltimore el 9 de octubre de 1936 dijo: “Algunos dicen que Hitler me despreció. Pero yo les digo que no lo hizo. No estoy diciendo nada en contra de nuestro presidente. Recuerden, no soy un político, pero también recuerden que el presidente no me envió ningún mensaje de felicitación porque, según dicen, estaba muy ocupado”

Luego de esto, el día 15 de octubre Jesse Owens repitió este hecho delante de una multitud de afroamericanos como parte de una concentración política en Kansas City, alegando que Hitler no lo ignoro, quien en realidad lo ignoro fue el que realmente me ignoro, pues ni siquiera le envió un telegrama. (ver artículo: Jane Austen)

jesse-owens-17

Jesse Owens y Lutz Long

Pocas amistades han hecho tanta mella en la opinión pública, como la entablada entre Jesse Owens y Lutz Long, pues durante los juegos olímpicos de 1936 crearon un lazo que los uniría toda la vida.

No pudieron tener vidas más diferentes, mientras Owens tuvo que trabajar desde muy pequeño por la falta de dinero de su hogar y recibir diferentes desprecios por su color de piel, Long era parte de una familia acomodada de farmacéuticos.

Cuando tenía 12 años, pudo construir en su casa su propia pista de salto de longitud, lo que le daba mayor tiempo de entrenamiento. A los 16 entro al Club Deportivo de Liepzig donde se destacó en categorías individuales y grupales.jesse-owens-2

Long además era el atleta favorito de Hitler, no solo por sus grandes habilidades atléticas, sino porque tenía todas las características de la raza aria dominante que tanto enfatizaba el dictador.

En los Juegos Olímpicos del 36, long aconsejo a Owens que hiciera su salto desde un poco más atrás de la marca para que no fuera considerado nulo. Cuando Owens gano la competencia, Long salió corriendo a abrazarlo, gesto que le valió para que Rudolf Hess, colaborador próximo de Hitler lo amenazara y le dijera que no volviera a abrazar a un negro nunca más.

Esta amistad entre los deportistas continúo luego de los juegos, pues mantenían una vasta correspondencia. Incluso cuando en el año 1943, Long fue enviado a luchar en la guerra le escribe que no cree poder sobrevivir y le pide que viaje a Alemania para conocer a su pequeño hijo, para contarle sobre la gran amistad que los unía. (ver artículo: Virginia Woolf)

Record de Jesse Owens

Jesse Owens fue merecedor de grandes reconocimientos a lo largo de su carrera a pesar de que la segregación y el racismo fuerte que se vivía en Estados Unidos para este tiempo hicieron que algunos logros no fueran premiados.

Entre los reconocimientos que recibió están:

  • Atleta del año de la Associated Press (1936).
  • Ingresado al Salón de la Fama del Atletismo de los Estados Unidos (1974).
  • Medalla Presidencial de la Libertad (1976).
  • Ingresado al Salón de la Fama del Comité Olímpico Estadounidense (1983, póstumo).
  • Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos (1990, póstumo).
  • Orden Olímpica (1976)

(Visited 1.292 times, 5 visits today)

Deja un comentario