Anton Van Leeuwenhoek: Biografía, Microscopio, y más

Anton Van Leeuwenhoek comerciante mejor conocido como el “padre de la microbiología” su fama y características radican en las observaciones y descubrimientos con microscopio cuya fabricación realizo el mismo, en la que hace importantes aportes para la historia de la biología.

Biografía e historia de Anton Van Leeuwenhoek

Para hablar de biografía de Anton van Leeuwenhoek, primero debemos comenzar por aclarar las diferentes ortografías que ha sufrido su nombre y apellido, empezando por Anton en el que siempre realizó la firma con la terminación de la letra j (Antonj) debido al tiempo verbal neerlandés. Para 1683, siguió firmando como Anton, pero con el apellido terminado en (oeck). Pero desde 1860, estuvo buscando nuevas formas de escribir su apellido, para concluir en 1685, que decide escribir como Antoni van Leeuwenhoek, que ha sido el nombre más reconocido en la historia universal. 

Este personaje era hijo de los comerciantes de cestas menonitas, (rama pacifista del movimiento cristiano). llamados Philips Teunisz Leeuwenhoek y Margriete Jaconsdr van den Berch, casados en Delft, Países Bajos el 30 de enero de 1622. (ver articulo: Tales de Mileto)

Antoni van Leeuwenhoek nació el 24 de octubre de 1632 en Delft, Países Bajos y cuando solo tenía seis años de edad tuvo que pasar por la tragedia de perder a dos de sus hermanas menores y a su padre. Para 1640, su madre vuelve a contraer matrimonio y en consecuencia fue enviado a un internado ubicado en el pueblo de Warmond, cerca de Leiden, ciudad y municipio de la provincia de Holanda meridional; y luego se fue a vivir en Benthuizen con un tío.

Cuando fallece su padrastro, Anton van Leeuwenhoek tenía solo dieciséis años de edad; desde este entonces su madre lo envía como aprendiz de tratante de telas a Ámsterdam, capital oficial de los Países Bajos. Luego de obtener el debido aprendizaje en la capital, empezó a trabajar como contable y cajero en la casa de su maestro y allí ¿Anton van Leeuwenhoek que descubrió? lo que sería su primer microscopio simple, con una lupa que era muy utilizada por los comerciantes de telas, en la que tenía la capacidad de tres veces de aumento, y la adquirió para su propio uso.

En el lugar de nacimiento, allí permaneció por el resto de su vida ejerciendo como comerciante de telas y mercería, aunque muy poco se conoce de su actividad comercial. Contrae matrimonio con Berber de Mey (Bárbara de Mey), hija también de un comerciante de telas. Tuvo cinco hijos y cuatro murieron a temprana edad.

En 1660, obtuvo el cargo de chambelán (funcionario a cargo de un hogar) del Lord Regente de Delft. Nueve años después se convierte en agrimensor, profesión relacionada con la topografía para la delimitación de superficies, medición de áreas y rectificación de límites. Luego, ejerce el cargo como inspector y controlador de vinos. Con esto se puede evidenciar que gozó de una posición económica y social próspera. (ver articulo: Diana de Gales)

A pesar de ser comerciante se dedica a realizar otros trabajos, en su correspondencia no menciona la razón por la que dejó su negocio, sin embargo, se indica que los empleos municipales le otorgaban más tiempo para dedicarlo a la microscopía, que se define como el conjunto de técnicas y métodos destinados hacer visibles aquellos objetos pequeños que se encuentren fuera del rango de resolución del ojo.

Leeuwenhoek y el descubrimiento de un mundo

En la biografía de Antón van Leeuwenhoek indica que en el año 1666, fallece su esposa, pero en 1671, se vuelve a casar esta vez con Cornelia Swalmius que también muere en 1694. Anton van Leeuwenhoek, tuvo que hacerse cargo de su hija María la única que le queda de cinco hijos. Tuvo unas finanzas bien cuidadas sin sufrir daños, que al fallecer le deja a su hija la cantidad de 90.000 guineas, que significó bastante para la época.

Las observaciones que tuvo Anton van Leeuwenhoek aportaciones hizo traer la atención y admiración de científicos contemporáneos, pero también sufriendo una serie de críticas por su falta de preparación científica. Las fuentes que se conoce sobre este tema se encuentra en las 300 cartas que redacto en el idioma neerlandés y que, en mayoría, fueron enviada a la Real Sociedad.

En unas de las cartas que escribió pedía las respuestas de sus corresponsales sobre sus observaciones y en ella se compromete a corregir sus errores, tal carta es dirige a Henry Oldenburg, teólogo y filósofo alemán que ejercía el cargo como corresponsal extranjero.

Debido a los estudios de observación que hizo Anton van Leeuwenhoek hizo que se volviera famoso e incito la visita de personas importantes para la época, entre ellas se encuentran: la reina María II de Inglaterra, Pedro el Grande o Federico I de Prusia. También valoraron su trabajo, algunos filósofos, sabios, médicos y eclesiásticos. (ver articulo: Truman Capote)

Realizo muestra de sus observaciones, particularmente a Pedro el Grande a quien le enseño la circulación sanguínea en la cola de una anguila. No todas las observaciones de este personaje se centraron meramente en la investigación de todo ser vivo, sino por el contrario también describió la pólvora antes y después de su combustión, pero también pudo ver la estructura de varios metales así como los cristales, sales, rocas y otros objetos. (ver articulo: Amado Nervo)

Van Leeuwenhoek muere a los 90 años de edad el 26 de agosto de 1723 en Delft, siendo enterrado el 31 del mismo mes en la Oude Kerk (Iglesia Vieja), de la ciudad. En el recorrido de su vida, hizo la fabricación de 500 lentes. Christiaan Huygens, astrónomo, físico y matemático neerlandés que utilizo y mejoró el microscopio de Anton van Leeuwenhoek

En memoria a su nombre ha tenido varias Eponimia que lleva su nombre y apellido, tal es el caso de un cráter de impacto que se encuentra en la cara oculta de la Luna, en lo que son localizados por mapas lunares como cráteres satelitales. Otro homenaje realizado a este comerciante es un asteroide llamado (2766 Leeuwenhoek) perteneciente al cinturón de asteroides establecido en la República Checa en el año 1982. Al principio solo llevaba el apellido y para 1990 tomó su nombre completo.

El Microscopio

A partir de una construcción simple, Anton van Leeuwenhoek microscopio es considerado como el “padre de la microbiología” por sus descripciones sobre la vida microscópica que al principio fueron recibidas con mucho recelo por algunos científicos de la época. Ya que Leeuwenhoek se convierte en la primera persona en ver bacterias.

Sin embargo, varias fuentes indican que Anton van Leeuwenhoek no fue el que inventó el microscopio, sino que se le atribuye a Zacharias Janssen (1588-1638) por la construcción de un microscopio con dos lentes; pero este solo era una lupa que en realidad solo podía encontrar unos pocos aumentos.

Robert Hooke (1635-1703), inglés contemporáneo de Leeuwenhoek en su libro de Micrographía publicado en 1665, indicaba la descripción sobre las observaciones que realizo el mismo con un microscopio compuesto de unos treinta aumentos. Aquí se conoce por primera vez la palabra célula, quiere decir que Hooke observo células en una lámina de corcho, en la que se dio cuenta que estaba formada por pequeñas cavidades poliédricas que recordaban a las celdillas de un panal.

Pero a pesar de estos microscopios anteriores el de Leeuwenhoek guardaba una diferencia. Primero porque era una pequeña lente biconvexa montada sobre una placa de latón, que se sostenía muy cerca del ojo. Sin embargo, el microscopio de Antón van Leeuwenhoek era simple, pero manejaba una alta calidad ya que podía alcanzar los 200 de aumento. (ver articulo: Henry Ford)

 

Una vez lograda la fabricación Anton van Leeuwenhoek microscopio pudo descubrir por primera vez algo que llamaría “animálculos” a los que actualmente se le conoce como protozoos y bacterias. Fue la primera persona que pudo ver los espermatozoides y los glóbulos rojos; para esto realizo dibujos de bacterias que fueron publicados en 1684, en las que se pueden reconocer varios tipos de bacterias frecuentes: bacilos, cocos, grupos de cocos, etc. (ver articulo: Enzo Ferrari)

Se conoce en la biografía de Anton van Leeuwenhoek y sus aportes a la biología que, se estimó un total de 500 ejemplares de microscopios construidos por él al momento de fallecer. Sin embargo, en la actualidad se piensa que solo hay ocho ejemplares auténticos, porque los demás son solo copias. De latón solo hay seis y de plata dos y contienen entre 68 y 266 de aumentos.

De los ocho auténticos, siete se encuentran en museos y uno en una colección privada. Para el 2009, salió a la subasta un microscopio del padre de la microbiología, original de plata que fue vendido por 321.237,50 libras. Aunque no se sabe, el lugar donde se encuentra dicho microscopio.

Anton van Leeuwenhoek y los microbios
Según aquellos historiadores y/o personas que vivieron para la época del personaje, hay informaciones sobre Leeuwenhoek en la que se dice que era delicado y celoso con sus microscopios, por lo que no compartió ni dejo que nadie lo ayudara a limpiar sus lentes, además no vendió ninguno nunca.

Sin embargo, se cree que concedió como regalo dos microscopios para la Reina María II de Inglaterra, pero nunca fueron encontrados. Para la Royal Society, dejó como legado 26 microscopios, pero unos siglos más tarde no fueron hallados debido a un probable incendio sucedido en esa época. (ver articulo: Oscar Arnulfo Romero)

“La ciencia tardó casi 200 años en volver a desarrollar una técnica equivalente”.

A pesar de la cantidad de años que han pasado, se dice que han aparecido dos microscopios más, uno de ellos está siendo estudiado ya que apareció para la venta en la galería Christie´s y el otro, su historia se debe a los lodos de la ciudad natal de Anton van Leeuwenhoek en la que algunos coleccionistas amateur encargado de buscar piezas antiguas en lodo, consiguieron un microscopio que debido a estudios realizados en el laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge, afirman que se trata de un microscopio original de Leeuwenhoek. (ver articulo: Jorge Luis Borges)

Muchas personas que deshacen de cosas que quizás no le sirven o les sobres, quizás fue el mismo Anton Van Leeuwenhoek que al botar varios microscopios para su mejora y utilización, se ha convertido en una reliquia actualmente e impulso la fiebre del oro por encontrar piezas auténticas.

Las primeras observaciones de Van Leeuwenhoek fueron presentadas por el médico y anatomista Regnier de Graaf a la Royal Society (Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural) fundada en el año 1660, en la que hace la descripción de la estructura del moho y del aguijón de la abeja. Luego de discutir sobre el trabajo realizado por Van Leeuwenhoek la Royal Society lo admite como miembro en 1680 y la Academia de las ciencias en París en 1699.

La hija del comerciante llamada María muere el 29 de mayo de 1747 y dos años después se realiza la venta de más de 350 de los microscopios de su padre y 409 lentes. 247 se encontraban completos, dos de ellos tenían dos lentes y uno tres. (ver articulo: Mussolini)

Por lo celoso que se mostró con su invención, no dejo ninguna indicación sobre la fabricación de las lentes, por lo que hizo más difícil construir algunos en la época y en consecuencia se tuvo que esperar varios siglos para mejorar la técnica. No se tiene información de cómo iluminaba los objetos observados ni su potencia. 

En cuanto a su secreto en la fabricación de dichos microscopios, la más importantes era la que utilizaba para crear las lentes; por esos durante muchos años fue muy difícil reconstruir sus técnicas de diseño. No fue sino hasta 1950, C. L. Stong usó un hilo de cristal fundido y creó con éxito algunas muestras funcionales de un microscopio del diseño de Van Leeuwenhoek.

Anton Van Leeuwenhoek - Historiador y científico

Aportaciones de Anton Van Leeuwenhoek

Anton van Leeuwenhoek aportaciones debido a la creación de un microscopio con mayor potencia que los anteriores inventados, Anton van Leeuwenhoek se convirtió en un personaje importante para la historia de la biología y microbiología por las observaciones realizadas con este instrumento. A partir de allí se puede considerar que sus aportes ayudaron mucho, para realizar estudios y mejoras posteriores a su época. (ver articulo: Mario Benedetti)

Es curioso saber que hasta de una sola gota de agua se puede estudiar aquellos microorganismos que en el se encuentran y lo importante que estos significan para el estudio de Anton van Leeuwenhoek aportes a la microbiología; mientras otros personajes centraban sus estudios en el cielo y universo, Anton val Leeuwenhoek, se interesó en algo jamás visto y de allí viene sus estudios posteriores de las bacterias y espermatozoides. Siglos después se tardaron en construir un microscopio con tal potencia ya que el comerciante no dejo instrucciones de cómo elaborarlos.

Aportaciones a la biología

Anton van Leeuwenhoek aportes a la biología fue con descubrimiento de los protozoarios se ha dado por primera vez por este comerciante ya que observo las bacterias y otros microorganismos que son parte de un sistema biológico, que solo puede verse con el microscopio.

Para 1674 pudo ver las pequeñas formas de vida que observo en las aguas de un lago cerca de su ciudad natal. En dos de sus cartas escritas en 1675 y 1676, menciona y describe lo que se denomina protozoarios, es decir, organismos microscópicos, unicelulares protoctistas que viven en ambientes húmedos o en medios acuáticos, especialmente los ciliados que se alimentan de las algas.

Leeuwenhoek aportaciones describe varios microorganismos en la que realiza detalle en la carta enviada a Henry Oldenburg en 1674, pero los científicos de la época muestran cierta desconfianza; pero para 1677 realiza otra carta donde recoge los testimonios de ocho personas entre ellos: pastores, juristas, médicos, en la que aseguran haber visto esos numerosos y variados seres vivos.

¿Anton van Leeuwenhoek que descubrió? En cuanto al descubrimiento de los espermatozoides hace su descripción en una carta enviada a la Real Sociedad en la que hace mención a los animálculos, muy numerosos en el esperma. De esta manera fue consciente de sus observaciones, en la que mostraban que en la semilla contenida en los testículos estaba al principio de la reproducción de los mamíferos, sin embargo, esta afirmación generaba choque con la tesis de los grandes sabios de la época como William Harvey o Regnier de Gaaf.

La teoría de la generación espontánea, fue una teoría que “sostenía que ciertas formas de vida surgen de manera espontánea a partir de materia orgánica, inorgánica o de una combinación de las mismas”

Antoni van Leeuwenhoek

Anton van Leeuwenhoek aportes a la biología mostró su oposición a esta teoría junto al italiano Francesco Redi y Jan Swammerdam. Hizo varias observaciones sobre los insectos y su reproducción. De esta manera para 1670 disecó piojos y pudo ver pequeñas crías en los huevos, que se puede hallar en el cuerpo de las hembras; realizo lo mismo, esta vez con pulgas y sus huevos, aunque no logró ver sus larvas. Sin embargo, más tarde, volvería a estudiar estos animales. (ver articulo: Soren Kierkegaard)

Para 1679, Van Leeuwenhoek se interesó por la presencia de un gusano en el hígado de un cordero, solo que no logro entender lo complejo del ciclo vital del animal y no lograría comprenderse hasta muchos años más tarde.

Otras de los aportes de Antón van Leeuwenhoek que dejó fue la observación de un gusano del vinagre, es vivíparo lo que afirma su oposición a la teoría de generación espontánea. Anton van Leeuwenhoek se interesó siempre en observar varios objetos en las que se encuentra en los campos de zoología, botánica, química, microbiología, física, fisiología y medicina.

Una de las principales aportaciones de Antón va Leeuwenhoek a la teoría celular fue que hizo el estudio de los glóbulos rojos tanto en animales como en seres humanos, también el riego sanguíneo y los capilares de la cola de los renacuajos, de las patas de las ranas, de la aleta caudal de las anguilas y del ala de los murciélagos. En botánica realizo el estudio de la estructura de las hojas, y la relación de diversas especies y su gusto como: café, té, jengibre, nuez moscada, pimienta y salvia.

También estudio la anatomía de diversos insectos como las abejas, moscas pequeñas, chinches, pulgas o gusanos de seda. Para 1679, Anton van Leeuwenhoek escribió una carta en la que probablemente realizo la estimación de la población máxima que podría alcanzar la tierra; basado en la densidad de población de la época en la que recogió un total de 13, 4 millones de seres humanos. (ver articulo:

Aportaciones a la microbiología

Anton van Leeuwenhoek tuvo muchas diferencias con otros cultos de la época como por ejemplo Galileo Galilei que su interés se centró en estudiar los cielos y así comprender el universo. Sin embargo, este comerciante se enfocó por querer conocer lo que se encontraba en el interior del planeta, es decir, ver lo invisible; logrando deducir por medio de sus observaciones que el planeta está rodeado por pequeñas representaciones de vida.

Anton van Leeuwenhoek aportes a la microbiología con los microscopios creados en su época se hacía imposible ver con más detalle y calidad esas pequeñas vidas que necesitaba observar. Recordando que realizo la invención de este instrumento más simples, pero con mayor aumento para lograr el estudio de estas diminutas bacterias. De esta manera, se convierte en un maravilloso cazador de microbios al elaborar tal herramienta que le permitió la observación de dichos microorganismos.

Anton van Leeuwenhoek descubrimientos: La razón a que se le atribuye como el “Padre de la microbiología” es porque pudo descubrir los protozoos, las bacterias, la vacuola de la célula y los espermatozoides a lo que denominó como animálculos. A pesar de no ser la persona que descubrió el microscopio, su fascinación por el procesamiento del vidrio le permitió la creación de un adecuado equipo de observación para aquella persona que no era científico, biólogo ni zoólogo sino un simple comerciante curioso interesado en descubrir la vida en pequeños tamaños. (Ver articulo: Whitney Houston)

Leeuwenhoek aportaciones comenzando con solo una gota de agua pudo ver el universo de las bacterias y los protozoos. A partir de esto era tanta su curiosidad que empezó a observar cualquier cosa diminuta debajo sus lentes y para tener pruebas de lo descubierto contrato a un ilustrador para respaldar y/o justificar las revelaciones realizados por su persona.

Por esta razón, comienza su acercamiento con la Royal Society por medio del médico Regnier de Graaf que realizaba la explicación de los microscopios de alta potencia creados por el holandés. Sin embargo, algunos representantes de dicha asociación no querían revisar tales hallazgos ya que lo consideraban como un simple analfabeto comerciante de telas, sin oportunidad de realizar tales descubrimientos.

Para 1677, Anton van Leeuwenhoek fue nominado para participar en la academia británica, después de haberse tardado tres años en reconocer su trabajo.

Teoría celular

La teoría celular forma parte de un conjunto de ideas que tiene como finalidad explicar algún determinado fenómeno. Asimismo, la teoría celular expone como es la estructura y funcionamiento de aquellos materiales básicos donde se dan los procesos de la vida. En cuanto a los hallazgos de dicha teoría, se encuentran los siguientes:

 

  • Antes de Anton van Leeuwenhoek teoría celular, Marcello Malpighi en 1661 realiza el esquema completo de la sangre por haber descubierto los capilares que unen las arteriolas con las pequeñas venas que se encuentran en todo ser vivo.
  • Para Robert Hooke en 1665, fue la primera persona en descubrir con el microscopio algo que llamó “Células” y también realizo la observación de los tejidos vegetales.
  • Anton van Leeuwenhoek descubrimientos anteriores, también se encuentra este humilde comerciante que como se ha dicho anteriormente, que descubrió células vivientes que no se había visto jamás en toda la historia de la humanidad. Tales son: los glóbulos rojos, Fibras Musculares, Protozoarios y también varias bacterias del sarro de los dientes.

De esta forma, por medio de las observaciones de personajes en el siglo XVII como indicio de tal teoría se logró algunos principios fundamentales para la biología, llegando a la conclusión de una de las principales aportaciones de Antón va Leeuwenhoek a la teoría celular fue: primero, que todos los organismos vivos, están formados por células; segundo, toda reacción química de un organismo vivo posee células; tercero, que las células están formadas por otras células y cuarto, las células tienen información hereditaria de cada organismo.

Quizás, Anton van Leeuwenhoek teoría celular no se dio cuenta para la época la importancia que guardaba el descubrimiento de los microorganismos, pues su interés no era la popularidad ni notoriedad de dichos descubrimientos, sino que se volvió aficionado a la observación de pequeños organismos, demostrando su conocimiento e inteligencia.

Aunque pudo haberse inspirado en la obra de Robert Hooke llamada Micrographía, lo que se puede afirmar en estos momentos es que se convirtió en uno de los más grandes de las ciencias y particularmente en la microbiología, logrando descubrir los denominados animálculos, tratados anteriormente en este artículo, dejando un gran legado para aquellos científicos posteriores que muy bien supieron aprovechar.

Algunos historiadores sostienen que los estudios y aportes de Antón van Leeuwenhoek que realizó  sobre la invención del microscopio más potente y la observación de microorganismos se debió solo al deseo de curiosidad y por conocer algunas cosas misteriosas que eran inaccesibles para la mayoría; esta es la razón que expone Julius von Sachs al afirmar que los estudios de este comerciante tuvo que ver con la curiosidad pura que existía en el por conocer algo más allá del universo.

Sin embargo, este historiador reconoce la gran potencia que poseía las lentes creadas por el neerlandés Anton Van Leeuwenhoek. Otros aseguran que el comerciante holandés trabajaba de forma indisciplinada, pero los trabajos realizados actualmente demuestran que los ejecutaba con mucha conciencia y realizaba el registro de una manera muy meticulosa, empleando su capacidad para establecer procedimientos experimentales con todo conocimiento racional para su época.

A partir de 1877 se le hace un reconocimiento cada diez años a biografía de Anton van Leeuwenhoek y sus aportes a la biología, por lo que la Real Academia Neerlandesa de las Artes y las Ciencias le otorga una medalla (Medalla Leeuwenhoek) por la contribución más significativa para la microbiología para su época e incluso para la época precedente.

(Visited 9.326 times, 1 visits today)

Deja un comentario