Matahari: biografía, significado, carrera, muerte y más

Matahari, fue una bailarina holandesa que escapó de una vida provinciana para convertirse en la mujer más fatal de su tiempo. Pero esto sólo por la condición de su época, pues en nuestra contemporaneidad no habría sido tan juzgada como lo fue en su vida. Hoy día es reconocida como símbolo de determinación y lucha.  Su fin es visto como una gran pérdida por el mundo

Matahari-1

Biografía de Matahari 

Conforme pasa el tiempo los personajes de la historia van transformándose, algunos adquieren fama e importancia a pesar de en vida haber sido despreciados y asesinados. Este es el caso de la enigmática Matahari, una bailarina  exótica en tiempos de guerra.  (Ver Albert Einstein)

A continuación, nos enfrentaremos a una figura que tras su muerte es considerada un hito del espionaje, y a su vez un icono de mujer fatal, Matahari.

Hoy día, Matahari  es la inspiración para cuentos, novelas y películas, pero la realidad es que su vida no fue color de rosa. La belleza que poseía, y su talento, le costaron un sinnúmero de tragedias, manipulaciones políticas y la muerte.

Mathari, o más bien, Margarethe Geertruida Zelle, su nombre oficial, nació en los Países Bajos en el año 1876 y murió en Francia en el año 1917. Fue una bailarina y cortesana, que practicaba danzas brahamánicas y orientales, por lo que triunfó en Europa por un tiempo. Sin embargo, tuvo un final atroz. Fue espía de los alemanes durante la I Guerra Mundial, hecho que la llevó a ser fusilada.

Matahari y su familia

Sus padres fueron Adam Zelle y Antje van der Meulen. Tuvo una familia adinerada a pesar de que el sustento de la casa, su padre, era sombrerero. Y es que éste se dedicaba además del negocio de lo sombreros, a  los negocios especulativos  en Oriente. Esto  los llevó a la quiebra muchos años después del nacimiento de Matahari.

Vale mencionar que la madre murió cuando Matahari aún era una niña, razón de que el padre la enviara a un internado.  De allí, se desligó de su padre ya que aquel volvió a contraer matrimonio. Esto llevó a Matahari a buscar subsistir por su propia cuenta. Se escapó del internado y trató de conseguir trabajo a través de los anuncios en periódicos. Pero esto no le resultó sino pasado un tiempo cuando leyó un anuncio que cambiaría su vida.

Matrimonio de Matahari

Un coronel de las Indias Orientales estaba buscando esposa, Rudolf Mac Leod. Esta era la solución a la necesidad de la chica, contraer  ese matrimonio. Por tal esperanza se puso en contacto con el coronel a través de una serie de cartas que terminaron en un rápido romance de niños, aunque no lo fueran ambos.

Y es que ese coronel era veinte años mayor que ella. Esto llevó a Margarethe a adaptarse a una vida de mujercita.

En las cartas que intercambiaban se notaba esa inocencia y  la falta de experiencia de la joven.  ésta preguntaba sobre cómo debía vestir, qué actos indecentes cometer y cosas así. Cautivando  rápidamente al coronel con aquellos encantos de chiquilla inexperta.

En el año 1895, Matahari y el coronel Mc Leod contrajeron matrimonio en Ámsterdam, el cual fue consumado rápidamente dando como resultado a dos hermosos hijos, un niño y una niña. A partir de estos nacimientos, empezaron a suceder las tragedias para Matahari. Norman John, el hijo mayor de la pareja, falleció a la dad de tres años. Se dice que la criada fue la responsable de la muerte del niño, esto por una venganza que llevaba a cabo en contra del coronel.

Matahari-2

Vida trágica y mujer fatal

No obstante, Rudolf, culpó a Matahari por no pasar tiempo con los niños, lo que llevó a la pronta separación de la pareja. Obviamente la custodia de la niña la obtuvo Matahari.  Sin embargo, tiempo más tarde se le removieron esos derechos alegando que llevaba  una vida  muy agitad y fatal.

Y es que estando en Europa, luego de haber estado en una isla oriental, Java, se sintió desamparada y arruinada económicamente. Este hecho la llevó a buscar trabajos de modelo. No obstante vale decir  que en cada uno fracasó rápidamente. Fue por eso que se dedicó a los bailes exóticos, explotando así  su enorme belleza oriental heredada de su madre.

Así pues,  a Matahari se le acusó de todo, sin embargo cruel había sido el esposo, pues éste  aprovechando la libertad sexual de la isla de Java, se acostaba con jovencitas, contagiando así de sífilis a su esposa e hijos. (Ver: Teresa de Calcuta)

Si desean conocer más sobre la biografía de Matahari, aquí un pequeño documental

Los inicios de Matahari la bailarina

Matahari llevaba una larga melena negra, brazos níveos y largos, y un cuerpo esbelto de muñeca. Su físico hacía que todas las miradas se dirigieran a ella.

Sobre ese potencial femenino aprendió en la isla de Java, mientras estaba casada con Rudolf. Allí a través de la danza oriental supo mover sus caderas, seducir con su mirada y comprender que su cuerpo era magia para los hombres.

Matahari-3

Aprendió a bailar al ritmo de una atmosfera soleada, a mover sus manos y su cuerpo como si fuese una serpiente hipnotizante. Aprovechando ese talento decidió mostrarse en París mediante una vida falsa.

Matahari Inventó que era una princesa hindú, llamando la atención del público con semejante título.  Sin embargo, eso no fue lo que más  los asombró, sino el hecho de empezar  a bailar delante de multitudes totalmente desnuda.

Bailarina exitosa

Su pasión por la danza y el mar, llevaron a Matahari a ser comparada con Isadora Dunca.  “Nací a la orilla del mar. Mi primera idea del movimiento y de la danza me ha venido seguramente del ritmo de las olas…” I. D.

Sus movimientos la llevaron al medio de la palestra, sin embargo al pasar los años, la vejez  se hacía notar en su cuerpo. Tuvo que acostarse con los militares más finos para así poder llevar la vida de lujos  a la que estaba acostumbrada desde niña. Esa cercanía con los militares más reconocidos la logró a través de su fama como bailarina, pero también, y en su mayoría, apoyada en el título falso de princesa.

Aquí una muestra de los bailes exóticos de Matahari. Recreación por parte de la serie de televisión Matahari

La danza como pantalla

Es de destacar que Matahari cubría un dolor muy fuerte a través de la danza. Sufrió ataques psicológicos y físicos por parte del esposo,  además de ser alejada de su hija. La danza para Matahari era un consuelo, lo que le subía la autoestima. La danza  se había convertido en el aliento de vida.

Su hija nunca la aceptó, esto a pesar de que Matahari la buscaba. Acudía a la escuela de la joven esperando que el algún  momento pudiesen comunicarse, abrazarse o escaparse juntas, pero nunca ocurrió. Su vida de bailarina sólo era una pantalla,  era su fortaleza, pues en el fondo su corazón sufría. Esta historia es repetida entre muchas de las jóvenes bailarinas de cabaret, como también de las mujeres más poderosas. ¿Un refugió al dolor? Quizá.

Sobre la hija de Matahari, se sabe que murió a muy corta edad por una extraña enfermedad.

 

Significado de Mata-Hari  

Matahari es el apodo con el que se le reconoce a Margarethe Geertruida Zelle, la bailarina exótica de cabaret y espía durante la I Guerra Mundial, con fama internacional.

El nombre de Matahatari proviene del malayo; es la conjunción de las palabras Mata y Hari. Mata significa ojo y Hari mañana, por lo que la traducción literal sería ojo del mañana (Mata-Hari). Sin embargo en malayo Matahari se le denomina al sol.

Una nota sobre esto, malayo es relativo a la región de Malaya, península del sudeste de Asia.

Matahari-6

Ahora bien, teniendo esto en cuenta Matahari se nombró así por el poder seductor del sol, por ser una joya, y por sobre todo, por la atmosfera seductora en medio del sol, serpertiandose de lado a lado.

En este sentido, y tomando la vida de Matahari en cuenta, ser una matahari significa ser una diosa divina, una vampiresa devora hombres, una mujer que hace lo posible por sobrevivir.

Muchos comentan que por las actividades de Matahari, se podría decir que matahari significa ser mujer de mala vida, una mujer fatal y ambiciosa.

Sin embargo, nosotros analizando la vida de dicha mujer, sin tomar en cuenta las discriminaciones sociales, Matahari podría ser símbolo de una mujer valiente y decidida frente a las desdichas.

Matahari-7

Matahari espía  

Con el estallido de la I Guerra Mundial, el mundo entró en conmoción. La vida normal no se podía llevar, todo era oscuridad y silencio, por lo que no se podía girar en torno a una vida de espectáculos como normalmente se hacía.

Sin embargo, Matahari no tomó previsiones sobre esto y derrochó su dinero, endeudándose hasta más no poder. Esto la llevó a abrir un nuevo camino en su vida: la prostituta espía –cosa que muchas prostitutas hicieron para la época-.Y es que su promiscuidad y ambición no la dejaban llevar una vida normal a pesar de querer encontrar el amor de su hija.

Como ya los espectáculos no podían llevarse a cabo, buscó a través de sus dotes sexuales que los hombres más adinerados y poderosos se acostaran con ella, de modo que pudiera sobrevivir. Esta creía que su exotismo y movimientos podrían hacer que cualquier hombre quisiera estar entre sus sábanas y piernas.

Matahari-8

Sin embargo, los hombres, que en su mayoría eran militares, ministros y empresarios, ya no sólo la buscaban por placer, sino porque sabían que esta mujer tenía contacto con hombres inmiscuidos en la guerra.

En este sentido, Matahari era solicitada para sacar información a los hombres que pasaban por su cama. Con respecto a esto, hay quienes dicen que fue fiel a un solo bando. No obstante otros piensan que la ambición la hizo jugar como doble espía porque pensó que nadie la descubriría.

Matahari doble espía

La historia como espía inicia así:

En el año que inició la I Guerra Mundial (1914), Matahri se contacta con Eugene Kraemer, cónsul alemán en Ámsterdam y jefe dela inteligencia alemana. Esto para que le ayudará con unas deudas a cambio de información de los franceses.

El trabajo consistía en acostarse con sus hombres acostumbrados y  sacar información para cambiarla por una suma importante de dinero.  De allí, Matahari se convirtió en el agente H-21 de las fuerzas prusianas.

Matahari-9

Sin embargo, se dice que negó al ser atrapada por los franceses el haber sido espía al servicio de los alemanes. Matahari confesó haberle mentido a Kraemer. Dijo que sólo había tomado el dinero que  se le ofrecía ya que lo necesitaba, que su lealtad estaba con Francia.

Antes de eso, Matahari conoció en París al capitán Georges Ladoux, oficial del contraespionaje francés. Éste le pidió que trabajara para ellos, de manera que pudiesen obtener información sobre las fuerzas prusianas. Sin embargo, dicho hombre estaba convencido de que la mujer servía a las fuerzas alemanas.

Se dice que ese trato por parte de los franceses fue una trampa hacia Matahari. Pues Ladoux tenía la fuerte creencia de que ella era una espía al servicio de los alemanes. Contratarla como espía les servía para investigarla y encontrarla en plena traición a la nación y a los aliados.

¿Espía por amor?

No obstante, Matahari no veía esas posibilidades, ella  creyó tener el control de todo; como también una oportunidad. Pues la relación que mantuvo con los franceses, y en especial con Ladoux, le sirvió para conseguir una visa.

La visa le permitiría movilizarse por todo el  territorio en guerra. Esto le servía para su trabajo y para poder comunicarse con uno de los hombres que llegó a amar, el oficial Vadim Maslov.

Lo cierto sobre esto, es que durante la guerra se mantuvo cruzando territorios para estar entre su amor y distintos soldados importantes de lado y lado. De esa manera  podía obtener información sobre la guerra, pero también ser utilizada por los soldados a los que ella admiraba, ya que  le pedían información.

Aunque esto se dio hasta que el 13 de febrero de 1917, las autoridades francesas llegaron a su habitación de hotel en París. Esto para detenerla acusándola de ser doble agente para los alemanes, como también de haber sido la responsable de la muerte de varios soldados franceses a causa de acusaciones.

Ese día para librarse de aquello apareció desnuda, bailando como siempre, pero los soldados se resistieron ante tal acto.

Otras figuras históricas románticas (ver William Shakespeare)

Juicio de Matahari  

Matahari fue sometida a juicio en Francia  el 24 de julio de 1917. Se le acusaba de ser una agente entrenada en los Países Bajos. De ser pagada por los alemanes, recopilar información entre los soldados aliados con los que mantenía relación y llevársela a los alemanes. Es decir, traición a los aliados franceses.

En el juicio al que se llevó a Matahari, ésta negó haber sido espía alemana. Mantuvo la posición en la que decía haberle jugado sucio a los alemanes, que nunca traicionaría a Francia y a los aliados. Para defenderse dijo: es verdad que soy una ramera, pero una traidora jamás.

Pruebas insuficientes

Aun así, fue declarada culpable por espionaje y traición a Francia. Las pruebas sobre aquellas acusaciones eran debatibles, pues las hipótesis eran demasiado rebuscadas. En un juicio actual las pruebas que allí se ofrecían no bastarían. Y es que las pruebas  no tenían la consistencia necesaria para declararla culpable, o peor aún, llevarla a juicio.

Con respecto a eso se debe señalar, que parecía que los franceses querían hacerla desaparecer como fuese. Esto quizá por conocer información valiosa o porque los aliados no mostraban adelanto alguno durante la guerra. Lo que creaba un ambiente tenso entre las personas que veían morir a diario a jóvenes soldados.

De manera que, encontrar a un culpable y ejecutarlo sería un elemento de distracción  y de satisfacción ante la población desesperada. Sin embargo, de ser así, eso deja muy malparado a aquellos generales y soldados franceses, pues Matahari habría sido entonces un torpe juguete.

Matahari-10

Condena de Matahari

Existe una visión en la que se debe señalar  que lo ocurrido fue un descuido muy grande por parte de la bailarina exótica; esta no cuidó ni pensó lo que podría pasar, no visualizó los posibles escenarios, sólo se dejó llevar por el dinero y el deseo, creía que era un juego.

Claro que, no sabemos en qué condiciones se dieron aquellos acuerdos entre ambos bandos y Matahari. Pudo ser amenazada, humillada y mucho más por los franceses como también por los alemanes.

Lo cierto es que fue declarada culpable, con pena de fusilamiento. Fue mandada a llevar a la prisión parisina de Saint-Lazare.

La mañana del 15 de octubre de 1917, Matahari, una mujer de 41 años, con un abrigo largo y sombrero que le cubría la cara, vestida para el espectáculo,  salió en un carro militar de color gris de la prisión de Saint-Lazare. Se dirigía al Pelotón de fusilamiento en Vincennes, llegando a Chateau, a las afueras de París.

Se sabe que el pelotón estuvo conformado por 12 soldados; había un poste donde debía ser amarrada, naturaleza y depresión en los acompañantes.

Matahari-11

¿Quiénes se despidieron de Matahari?

Estuvieron presentes a la hora del fusilamiento, además de los soldados, el médico que le atendía la sífilis y una amiga, una monja que había logrado volverse su confidente.

Sobre esta monja, se dice que se echó a  llorar al enterarse del trágico final de Matahari. Se ocupó de que los últimos momentos de la bailarina acusada de espía fueran bonitos. Cubrió el piso de la cárcel en la que se encontraba Matahari con trapos y otros, esto para que al despertar su última mañana, no fuera atormentada con el molesto ruido de las botas militares.

Como agradecimiento a esta monja, Matahari le regaló uno de sus trajes, un abrigo que la monja nunca se quitó, pues era el único recuerdo material que le quedaba de ella, era su amiga en un traje.

Muerte de Matahari

A la hora de fusilarla se comenta que quienes estaban presentes, y los que debían fusilarla, se tuvieron que tapar  los ojos  para no sentir pena y abortar la misión, pues era una pena dañar a una mujer tan bella y que parecía no había hecho más que tratar de subsistir.

A Matahari también se le ordenó vendarse los ojos, sin embargo esta se resistió. Decidió esperar la muerte de manera diga, viéndola llegar, viendo como cada tiro iba dirigido hacia su cuerpo. Antes de los disparos lanzó unos besos a los que tanto había amado y admirado, los militares.

Se dice que fueron cuatro los tiros que lograron dar con su cuerpo. Uno en la pierna, otros en el pecho y el de deseo, en la sien. Estos acabaron por derribar a la pobre mujer, a la cual nadie reclamo.Matahari-14

Matahari como un símbolo de mujer

Su cuerpo fue disecado, fue llevado a una facultad de medicina para las clases de anatomía de los estudiantes; su fin se dibujó como si se tratase de un indigente, de alguien despreciable. Y pues, quizá así fue.

Ella rompió con todos los parámetros de su época, fue cuestionada y criticada, sin embargo, es un símbolo de poder femenino, de decisión y de lucha.

Hoy día existen novelas, películas, series, las cuales comentan y aprecian la vida de  Matahari. Le dan un lugar importante a esta mujer, no sólo de libertina, ambiciosa y falsa, sino como ejemplo de vida, de sueños y perseverancia. Entienden también todo lo que pasó en su vida, las desgracias y desdichas.

Es tan popular y cruel su historia que organizaciones actuales han presentado nuevas pruebas para limpiar el nombre de Matahari de manera oficial. Y es que lo que se presentó en su contra, y lo que se dijo de ella, no guardaba relación con lo que realmente fue esta mujer.

No obstante, ninguna de las pruebas ha sido aceptada, pero se sabe que muchas no tienen consistencia, eso ya es de reconocimiento internacional.matahari-16

Exposiciones sobre Matahari

Sobre Matahari se han realizado exposiciones que glorifican y honran su nombre. Mostrando pedacitos de su vida, de su felicidad, y por sobre todo, a esa chiquilla de provincia que logró conquistar a Rudolf. Una de ella es la expuesta en la ciudad de Leeuwarden,  ciudad natal de Matahari, en el Museo de Frisia.

Hay broches, soneros de sus pequeños hijos, recortes de fotos de ella como bailarina de cabaret, postales de viajes y un conjunto epistolar que relata la manera en que se reinventó en varias ocasiones esta mujer.

Además de ello, se encuentran las carpetas sobre su arresto tras ser acusada de espía para los alemanes.

Existe un film dirigido por George Fitzmaurice basado en la vida de Magerethe Zelle, Matahari. Es protagonizado por la famosa y talentosa actriz Greta Garbo.

A través de dicho film se puede echar un vistazo más de cerca a la vida de la bailarina que tantas dudas y estupor genera.

Matahari-12

Contexto

Para finalizar recordemos qué fue la I Guerra Mundial, de manera que comprendamos la magnitud del asunto.

Fue una confrontación bélica de alcance internacional. Las grandes potencias, conocidas como los Aliados: Gran Bretaña, Francia, Serbia y la Rusia Imperial, a las que más tarde se unieron Italia, Grecia, Portugal, Rumania y Estados Unidos. Contra las potencias centrales  de Alemania y Austria-Hungría, a las que más tarde se incorporaron la Turquía Otomana y Bulgaria.

Fue iniciada en el año 1914 con la muerte del archiduque Francisco Fernando, heredero al trono del imperio austro-húngaro. Sin embargo esto fue sólo una excusa de los países involucrados para poder obtener territorios y así suministros.

Hungría culpó a Serbia de lo ocurrido, por lo que ambos países buscaron ayuda en diferentes países para detonar la guerra.

Hubo trincheras, ataques con gas, metralletas, artillería pesada, ejércitos enormes y millones de soldados y civiles muertos. La vida por esos tiempos no se pudo continuar con normalidad. Todos temían lo que podía pasar con sus vidas, por eso evitaban salir de sus hogares. (Ver Francisco Franco)

No obstante, todos estaban involucrados de una u otra manera. Había espías por todos lados notificando de lo que cada enemigo haría, para así adelantarse en movimientos.

Cualquiera podía ser reclutado, la niñera, el joven librero, la abuelita, entre otros. Había que mantener las vidas.

A pesar del mal panorama, la guerra terminó el 11 de noviembre de 1918. Los Aliados lograron obtener mucha ayuda, lo que deja desprovista a Alemania de fuerzas, por lo que deciden negociar un armisticio. No obstante, la guerra los dejó sin territorios. Por otro lado, la guerra acabó con los imperios austro-húngaros y otomanos.

Honor a Matahari

Como vemos, un poco más de tiempo le hubiese salvado la vida a la bailarina exótica que vivió mil y un aventuras para terminar de la peor manera, en un pelotón de fusilamiento. Para finalizar recordemos, y tomemos de ejemplo a Matahari. No importan las trabas que existan, siempre hay que mirar al mundo de frente, buscar a la familia a toda coysa y amar, amar la vida como sea.

Matahari-13

Ejemplo de lucha, Matahari. Larga vida a su recuerdo, a sus actos y a las injusticias que se le cometieron, para que así algún día exista justicia para todas y todos. (Ver Mahatma Gandhi)

Un film  para mejor muestra de la vida de Matahari

(Visited 956 times, 1 visits today)
Categorías Artístas

Deja un comentario